Goirigolzarri sobre las escuchas de BBVA: “Ni conocimos ni participamos en nada”

El directivo señala que el escándalo es "una enorme sorpresa" para él y para el consejero delegado del banco nacionalizado, José Sevilla

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa en la presenta los resultados de la entidad de 2018.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa en la presenta los resultados de la entidad de 2018.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se ha desmarcado por completo del escándalo de las escuchas del excomisario José Manuel Villarejo encargadas por BBVA. "Es una enorme sorpresa tanto para mi, como para el consejero delegado, José Sevilla", explicó el banquero, quien también dijo contestar en boca del número dos de Bankia, que también trabajó en BBVA en la etapa en la que presuntamente se llevaron a cabo más de 15.000 escuchas entre los años 2004 y 2005. Además, y ante la insistencia de las preguntas de los periodistas Goirigolzarri contestó: "Nunca he sospechado que nadie me estuviera grabando ni lo sospecho ahora".

Así lo ha señalado durante la presentación anual de resultados de la entidad  Goirigolzarri, quien recordó que había trabajado en BBVA más de 30 años, de los que ocho fue consejero delegado con Francisco González de presidente.

Goirigolzarri ha destacado el "extraordinario cariño" que le tiene a BBVA y ha mostrado su deseo de ser "muy prudente" en sus declaraciones. "Solo quiero lo mejor para BBVA y el equipo de BBVA", ha asegurado.

"Todo lo que está saliendo en los medios representa una enorme sorpresa para nosotros, porque nunca supimos nada de ello. Ni conocimos ni participamos en nada de lo que se está recogiendo en los medios", ha explicado Gorigolzarri, quien ha reconocido que el escándalo no es bueno para la reputación del sector.

El número uno de Bankia admitió que el "sector tiene que hacer una reflexión seria" sobre su imagen y tiene que "tratar de explicar a la sociedad que somos útiles", algo en lo que coincide todo el sector. Que mejore la imagen pasa, a su juicio, por que "la sociedad sienta que le sirves", lo que obliga a trabajar en todas las direcciones, "en la ética y la estética", "mejorar prácticas y escuchar mejor que quiere la sociedad". 

Las dos patronales del sector, AEB y CECA, han iniciado la búsqueda de una agencia de comunicación (como ya adelantó este periódico) que ayude al sector a mejorar su imagen. Goirigolzarri considera esta iniciativa muy positiva, ya que con ella se pretende mejorar la percepción que sobre la banca tiene la sociedad.

Preguntado por si están "preocupados" por las conclusiones que puedan salir tras la investigación encargada por BBVA, fue tajante al contestar "no. Nosotros no estamos preocupados, estamos a lo nuestro, que es servir valor a nuestros clientes y generarlo para nuestros accionistas". Además, ha descartado emprender acciones legales contra la entidad con la información que tiene por el momento.

El presidente de Bankia no ha querido entrar a valorar a Francisco González, quien fue su jefe durante más de ocho años. "Nunca hablo de personas y no voy a hacer una excepción", ha apostillado Goirigolzarri, quien además se ha mostrado "absolutamente convencido" de que el equipo de BBVA "está investigando la situación con la máxima diligencia posible. Sobre la investigación del BBVA, "estoy convencido de que el equipo de BBVA lo hará con diligencia y profundidad".

La respuesta de Goirigolzarri sobre Francisco González, al no querer defenderlo, contrasta con la respuesta del jueves pasado de la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, quien preguntada por la gestión del veterano banquero gallego dijo que había sido "un banquero modélico" y "ha llevado las riendas de BBVA de manera impecable (...).Ahí están los resultados", añadió la directiva.

Se acusa al BBVA de Francisco González de utilizar a la firma de Villarejo para tener acceso en tiempo real a las llamadas telefónicas que se cruzaron en plena operación de asalto al banco de los principales promotores de la maniobra, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián.

También se le ha acusado de haber espiado a decenas de personas, empresas e incluso medios de comunicación que habrían tenido una participación secundaria en esa ofensiva. El presunto cerebro de la operación Tándem llegó a facilitar a directivos de BBVA el detalle de hasta 15.000 contactos telefónicos.

Normas