Bankia logra un beneficio de 703 millones en 2018, un 39,2% más

Entre septiembre y diciembre sufre pérdidas de 40 millones tras una provisión extraordinaria por venta de carteras

Un hombre utiliza una cajero de Bankia
Un hombre utiliza una cajero de Bankia REUTERS

Bankia cerró el ejercicio 2018 con un beneficio atribuido de 703 millones de euros lo que supone una mejora del 39,4% respecto al ejercicio anterior.  El resultado incluye en el cuarto trimestre una provisión extraordinaria de 85 millones por la venta de carteras al fondo el fondo Lone Star, a quien vendió en diciembre 3.100 millones de euros en inmuebles y créditos dudosos. Sin ese efecto, el resultado habría ascendido a 788 millones de euros, en línea con los 785 millones que, de media, esperaban los analistas de Bloomberg. 

Precisamente por la provisión extraordinaria de 85 millones, la entidad registró números rojos en el cuarto trimestre, que ascendieron a 40 millones de euros.

La entidad explica que la cuenta de resultados del ejercicio viene marcada por la fusión de Bankia y BMN, que ha implicado cierre de oficinas y la reestructuración de la plantilla, que se cerró en noviembre con la salida de 2.000 empleados. La cifra total de trabajadores pasa de 17.575 en diciembre de 2017 a 15.924 en diciembre de 2018. Los resultados de BMN solo se integraron a partir del mes de diciembre de 2017. 

Aumento del 5% en el dividendo

La entidad propondrá a la junta general de accionistas para su aprobación un dividendo de 11,576 céntimos por acción, que supone un incremento del 5% respecto al último dividendo repartido. En total supone un desembolso de 357 millones de euros. El nivel de pay-out (porcentaje de dividendo sobre beneficio) se incrementaría hasta el 50,3%.

Más allá de la integración, la operativa del banco "siguió presionada por el entorno de tipos de interés extraordinariamente bajos". En ese contexto, Bankia centró la gestión en "acelerar la reducción de activos problemáticos" y la obtención de "sinergias tras la fusión con BMN". El objetivo es, explica el equipo gestor, anticipar gran parte de los ahorros de costes contemplados en su plan estratégico.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado en un comunicado que el año 2018 ha sido, desde el punto de vista estratégico, “muy importante"  porque la integración de BMN en un "tiempo récord" y eso abre "enormes posibilidades de cara al futuro”. Según Goirigolzarri, la fusión “nos ha proporcionado ya un incremento de nuestra base de clientela”.

El margen de intereses del ejercicio alcanzó los 2.049 millones de euros, con un crecimiento anual del 4,1%. Sin embargo,  si se hubiera incluido la totalidad de los resultados de BMN en 2017, el margen de intereses habría caído un 9,6% debido al menor rendimiento de la renta fija y a la marcha de la cartera hipotecaria en el primer semestre del año.

Las comisiones netas crecen hasta los 1.065 millones de euros acumulados al cierre de 2018,con un aumento anual del 23,3%. 

El margen bruto del grupo se sitúa en 3.368 millones de euros en 2018, lo que representa un crecimiento interanual del 9,9%. Si se hubiera incluido todo el resultado de BMN en 2017, la comparación hubiera arrojado una caída del 6,5%.

Debido a la integración de BMN, los gastos de explotación suben un 18,3% hasta totalizar 1.870 millones. Sin embargo, si se consideran todos los gastos de BMN correspondientes a 12 meses, los gastos se reducirían un 4,3% gracias a la aceleración de sinergias tras la fusión.

En cuanto a las medidas de solvencia, al entidad ha cerrado el ejercicio con una ratio de capital CET1 fully loaded del 12,51%, que recoge el efecto de la venta de carteras de activos improductivos y la operación de reorganización de bancaseguros. Bajo la métrica phase in, que es la exigida desde un punto de vista regulatorio, la ratio de capital CET1 se sitúa en el 13,80%

Normas