Banca

La Reserva Federal investiga el papel de Deutsche Bank en la trama de blanqueo del Danske

La entidad alemana pudo realizar transacciones con filial en Estonia de Danske Bank

Oficina de Danske Bank
Oficina de Danske Bank

La Reserva Federal ha abierto una investigación sobre el papel de Deutsche Bank en transacciones por valor de 150.000 millones realizadas desde la filial estonia de Danske Bank entre 2007 y 2015 y que supuestamente está involucrada en un caso de blanqueo de dinero, según han indicado fuentes cercanas a la investigación.

Danske, que utiliza otros bancos como Deutsche Bank para mover dinero al exterior, ha admitido que gran parte de los aproximadamente 230.000 millones de dólares (unos 200.000 millones de euros) que salieron de la entidad puedo tener origen oscuro. 

La regulación de Estados Unidos exige que los bancos que operan en el país que analicen las operaciones de los clientes y sus transacciones para detectar posibles operaciones de blanqueo y alerta a las autoridades ante operaciones sospechosas. La Fed requiere a los bancos que cuenten con sistemas adecuados de detección para intentar dar la voz de alarma.

Una portavoz de Deutsche Bank declinó hacer comentarios el intercambio de información con los reguladores, y un portavoz de la Fed dijo que no se hacen públicas las investigaciones confidenciales.

El caso salió a la  luz después de que un informante (ex trabajador del banco danés) apuntara que un gran banco europeo ayudó a tramitar pagos por valor de 150.000 millones de euros hechas a través de la filial estonia de Danske Bank entre 2007 y 2015.  "Diría que unos 150.000 millones de euros fueron a este banco (el gran banco europeo) en Estados Unidos", afirmó el británico Howard Wilkinson, es responsable de operativa bursátil en el banco. 

Aunque aún no hay pruebas de qué entidad europea se refería, todas las sospechas apuntan al Deutche Bank. El consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, dijo la semana pasada que ha iniciado otra investigación interna sobre el papel de la entidad alemana como banco asociado de Danske, aunque dijo que no de momento no se ha encontrado ninguna evidencia de irregularidades. El banco alemán había revisado previamente sus acciones en el caso, aseguró previamente Sewing en un evento en Berlín. El directivo ha instado a los medios a no "prejuzgar" al banco o a sus empleados, y defiende su inocencia a menos que se demuestre su culpabilidad.

El Departamento de Justicia de EE UU y otras autoridades penales de otros países han puesto en marcha investigaciones sobre el negocio del Danske en Estonia, entre acusaciones de que esa entidad estonia se convirtió en un centro para el lavado de dinero desde la antigua Unión Soviética. La filial estonia del banco danés se vio obligada por el regulador nacional a dotar fondos extra por 1.500 millones para reforzar su capital para hacer frente a los costes ante posibles sanciones por este caso.

Supuestamente,  Danske fijó alianzas aprovechando la presencia global de Deutsche Bank, Bank of Americay JPMorgan Chase para que llevaran a cabo las conversiones de monedas extranjeras en dólares estadounidenses en nombre de sus clientes desde 2007 a 2015. Bloomberg señaló en noviembre que el Departamento de Justicia de EE UU ha contactado con Deutsche Bank ya que se le considera la entidad que llevó a cabo la mayor parte de esas operaciones bajo investigación.

 

 

 

 


Normas