Bolsonaro presenta a los inversores un Brasil más abierto al mundo

Bajará los impuestos y facilitará la entrad de inversores

Apuesta por reducir el papel de la Administración

Foro Davos
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pronuncia un discurso durante la jornada inaugural del 49º Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en el cargo desde hace unas semanas, ha atraído hoy el foco de todas las cámaras en la ciudad suiza de Davos. Su discurso, en el que presentó “el nuevo Brasil que está construyendo”, más abierto al mundo, fue uno de los más relevantes de la primera jornada del Foro Económico Mundial, que se celebra esta semana.

“Brasil os necesita y la comunidad empresarial necesita a Brasil”, afirmó Bolsonaro antes de presentar a los inversores las medidas que implementará durante su mandato para aumentar el atractivo del país.

“Vamos a reducir la carga tributaria y a simplificar facilitar las normas de quien quiera producir y ser empresario e invertir y generar empleo. Vamos a trabajar por la estabilidad macroeconómica, respetando contratos, privatizando y equilibrando las cuentas publicas”, explicó el presidente brasileño. Y subrayó que su Gobierno quiere “reducir la participación del Estado a través de una reforma en la presidencia”.

Bolsonaro también se refirió a la lucha contra la corrupción y el blanqueo de capital que impulsará el Ministerio de Justicia y Seguridad por medio de un cambio en la legislación. Y explicó que aumentará la inversión en seguridad para atraer visitantes al país.

La apertura comercial de Brasil es uno de los principales compromisos de su Gobierno, según afirmó, y su equipo económico tiene como meta para el final de la legislatura la inclusión de Brasil en el ranking de los 50 mejores países en los que hacer negocios. Para ello, quieren “integrar” al país en el mundo “incorporando las mejores prácticas internacionales”.

En este impulso a las relaciones, Bolsonaro considera esencial incrementar los contactos con el resto de países sudamericanos para que Sudamérica “sea un continente fuerte. Y aunque durante su discurso, subrayó en varias ocasiones que quiere dejar de lado las cuestiones ideológicas, finalmente no puedo evitarlo. “No queremos una América bolivariana como existía antes en Brasil con otros Gobiernos”, afirmó. Y puntualizó que poco a poco van a ser elegidos nuevos líderes políticos de centro y centro derecha en la región. “La izquierda no va a prevalecer en la región lo cual es muy positivo desde mi punto de vista no solo para América del Sur, sino para todo el mundo”, subrayó.

Normas