¿Qué pasará esta semana en la Bolsa? Seis claves para no perderse

Las conversaciones entre EE UU y China centrarán la atención de los inversores

Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York.
Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York. EFE

El viernes las Bolsas dejaron atrás el mal inicio de año y se dejaron llevar por la euforia. Una alegría a la que contribuyó de manera sostenida EE UU. Primero el buen dato de empleo de la primera economía del mundo y horas después las declaraciones del presidente de la Fed afirmando que seguirá muy de cerca la sensibilidad del mercado dieron rienda suelta a las compras. Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, confía en que Bolsas haya descontado ya los peores augurios y sostiene que a finales de diciembre, en concreto, el 24 la renta variable marcó un punto de inflexión. La próxima semana será un buen momento para comprobar si esta tesis se confirma o por el contrario los inversores deben ir preparándose para un nuevo año de caídas.

Política comercial

Esta semana el protagonismo volverá recaer en las relaciones comerciales entre China y EE UU. El lunes 7 y martes 8 una delegación estadounidense viajará al gigante asiático para comenzar a negociar. No se espera que de esta reunión salga un acuerdo definitivo, pero sí que las relaciones entre ambas potencias se reconduzcan con un enfoque más constructivo que destructivo. El lunes la incertidumbre reinará en el mercado y se espera que los inversores empiecen a mover ficha ya el martes, en función de las declaraciones e informaciones que se vayan conociendo.

La semana pasada China anunció nuevas medidas de estímulo económico que van desde la rebaja de impuestos al recorte de las comisiones bancarias. El objetivo de esto es impulsar el crecimiento. Es decir, como señala Forcada el país está tomando medidas concretas para mitigar los efectos de la guerra comercial.

Brexit

Concluido el periodo navideño, el Parlamento británico retoma el miércoles el debate del acuerdo alcanzado entre la primera ministra británica, Theresa May, y la UE. Según la encuesta elabora por YouGov solo el 22% de los ciudadanos cree que ratificar el pacto es el mejor camino para el país. May ha advertido que si fracasa el acuerdo del Brexit, Reino Unido entra en un territorio inexplorado. El problema es que a tres meses escasos para que se haga efectiva la salida de la UE no existe una solución al conflicto. Todas las opciones están sobre la mesa y si a algo temen los inversores es a la incertidumbre. Cualquier dato o declaración al respecto será mirado con lupa por el mercado.

Datos macro

A lo largo de la semana la agenda macroeconómica se prevé intensa. Pero por encima de todo destacan dos referencias: la producción alemana (martes) y el dato de inflación en EE UU (viernes). En un momento en el que los temores de recesión crecen día a día, cualquier dato que incumpla negativamente las previsiones acelera las pérdidas. Forcada cree que a pesar de la extrema sensibilidad del mercado en las últimas semanas, no existen razones para el pesimismo. La macroeconomía sigue funcionando y aunque afloje debe interpretarse como un síntoma de normalización pero no recesión.

El dato de inflación de EE UU se conocerá justo una semana después de que Jerome Powell, presidente de la Fed, haya mostrado su compromiso de retirar el pie del acelerador en el proceso de subida de tipos. Antes de tocar las tasas, el banco central de EE UU analizará en profundidad la información conocida para evitar tener que dar marcha atrás. En este inicio de año, el mercado ha empezado a descontar que en 2019 no habrá subida de los tipos.

Materias primas

Después de la corrección experimentada por el Brent desde los máximos de 86 euros que marcó en octubre, en este inicio de año el petróleo ha comenzado con fuerzas renovadas. En solo tres sesiones se anota un 6%, hasta los 57 euros. El consenso de los analistas establece como objetivo para los próximos 12 meses los 60/65 dólares por barril.

Activos refugio

La inestabilidad vivida el jueves en el mercado tras el profit warning de Apple provocó una huida de los inversores hacia los activos refugio. El bono alemán, que marcó ese día mínimo de noviembre de 2016, y el yen fueron los dos activos más favorecidos. Los expertos no descartan futuras revaloraciones especialmente si las negociaciones entre EE UU y China fracasan.

Dividendos

El 2 de enero Endesa fue la encargada de dar el pistoletazo de salida al pago de dividendos en 2019 con la entrega de 0,7 euros por acción. Dos días después fue el turno de Cie que abonó 0,31 euros por título con cargo a los resultados de 2018. Esta semana Red Eléctrica (8 de enero) y Zardoya (10 de enero) tomarán el relevo con el reparto de 0,27 euros y 0,08 euros, respectivamente.

Normas