El desastre de CreditSuisse en Mozambique es, en el mejor de los casos, vergonzoso

Tres ex banqueros fueron arrestados el jueves en EE UU por de haber ayudado a organizar sobornos en préstamos de 1.750 millones de euros

Un pescador en su barco en Maputo (Mozambique).
Un pescador en su barco en Maputo (Mozambique). REUTERS

Tres ex banqueros fueron arrestados el jueves en EE UU por de haber ayudado a organizar sobornos en préstamos de 1.750 millones de euros en Mozambique. El mes pasado, el director general Tidjane Thiam dijo que Credit Suisse había resuelto todos los litigios importantes, que le habían costado miles de millones en multas económicas. El arresto de sus antiguos empleados en Londres no cambia eso, ya que el banco no ha sido acusado de mala conducta. Sin embargo, la historia destaca los laxos controles que tenía cuando dos directores y un vicepresidente supuestamente ayudaron a facilitar 175 millones de euros en sobornos, a cómplices y a funcionarios del Gobierno de Mozambique.

Los fiscales afirman que los tres banqueros hicieron todo lo posible para engañar a los controladores internos, utilizando cuentas personales de correo electrónico y nombres en clave como “Tío”.

El mal olor de los préstamos, que incluían un “bono atunero” de 744 millones de euros para financiar una flota de barcos pesqueros en 2013, ha marcado a Mozambique, Credit Suisse y el coprestamista Bank VTB de Rusia durante años y fue una de las razones por las que el FMI se negó a ayudar al país africano cuando incumplió la devolución de sus créditos en 2016, desencadenando una crisis económica.

Una cuestión pendiente son los 38 millones de euros en honorarios que la acusación afirma que Credit Suisse recibió del préstamo inicial de 325 millones de euros. El banco no ha dicho si tiene la intención de pagar este o cualquier otro producto al gobierno mozambiqueño. Credit Suisse está tratando de ayudar a reestructurar la deuda, lo que significa que el banco probablemente se enfrentará a titulares más incómodos.

Las acciones de Credit Suisse apenas se movieron el viernes, lo que sugiere que los inversores son optimistas sobre las consecuencias financieras para el banco. Si el daño se limita a la vergüenza, Thiam tendrá un motivo de alivio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Belén Juárez, es responsabilidad de CincoDías

Normas