Motor

Nissan pospone la elección del nuevo presidente tras la expulsión de Ghosn

Renault propone una junta de accionistas de la firma nipona para informar sobre el caso

El ex presidente de Nissan,  Carlos Ghosn
El ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn AP

El Consejo de Administración de Nissan decidió hoy posponer la decisión de nombrar a un nuevo presidente, tras el despido del presidente, Carlos Ghosn el mes pasadoa raíz de su arresto por haber supuestamente ocultado a las autoridades pagos multimillonarios. La directiva del fabricante automovilístico nipón tenía previsto elegir en el consejo de administración de hoy (el primero tras la salida del ejecutivo brasileño) a un nuevo máximo responsable, pero ha preferido esperar hasta contar con las recomendaciones que elaborará un panel de externos, según explicó hoy el director general de Nissan, Hiroto Saikawa, en rueda de prensa.

"Hemos decidido continuar las discusiones (sobre la elección del presidente)", dijo Saikawa, quien añadió que la junta directiva no se ha fijado "ningún plazo concreto" para elegir a un nuevo máximo responsable. Saikawa ocupa actualmente la dirección de la empresa de forma interina, y era considerado el principal favorito para suceder a Ghosn. Éste fue arrestado el 19 de noviembre en Japón por supuesto fraude y evasión fiscal. El ex primer directivo de Nissan fue acusado oficialmente por un tribunal de Tokio la semana pasada y permanece detenido. El fabricante de automóviles japonés también fue acusado por su papel en el escándalo.

Nissan está controlada en un 43,4% por Renault. Aunque es casi un 60% mayor que el grupo francés por ventas, la japonesa mantiene solo una participación recíproca del 15% sin derecho a voto. Ghosn, no obstante, sigue siendo el presidente ejecutivo de Renault, primer accionista de Nissan, después de que el Consejo de Administración de la empresa francesa decidiera mantenerlo en el cargo al no haber encontrado por ahora irregularidades relacionadas con su remuneración en dicha compañía

En este contexto, Renault había pedido a Nissan que organice lo antes posible una junta de accionistas para debatir de forma transparente la situación de Ghosn y su posible impacto en la empresa francesa, según publicaron los medios del país europeo.

Al ser preguntado por ello, Saikawa dijo que Nissan "está preparado" para informar a Renault sobre las "malas conductas" que llevaron a la detención de Ghosn tras una investigación interna realizada por la empresa, y afirmó que ambos socios "deben tener un entendimiento común sobre lo sucedido".

Asimismo, destacó que la designación del panel de expertos externos "permitirá mejorar la gobernanza de la empresa y evitar que vuelvan a repetirse estos graves actos".

Ese mismo comité, formado por la expiloto nipona Keiko Ihara, el antiguo alto cargo ministerial japonés Masazaku Toyoda y el exejecutivo de Renault Jean-Baptiste Duzan, tendrá también como tarea proponer los nombres de los candidatos a ocupar la presidencia del Consejo de Administración.

"Queremos asegurar suficiente independencia y objetividad", dijo Saikawa, quien añadió que la directiva de Nissan "escuchará lo que Renault tenga que decir" aunque decidirá sobre su presidencia "después de tomarse el tiempo suficiente y teniendo en cuenta razones convincentes".

EL CEO de la empresa con sede en Yokohama (sur de Tokio) también apuntó a después de marzo, una vez que el panel de expertos presente sus recomendaciones, como "mejor escenario" para tomar la decisión sobre su nuevo presidente. La caída de Ghosn ha desatado una lucha de poder dentro del conglomerado formado por Nissan, Renault y Mitsubishi, al producirse en un momento en que Nissan buscaba un mayor equilibrio de fuerzas dentro de la alianza mientras que Renault aspiraba aparentemente a aumentar su peso.

Renault, empresa con participación mayoritaria del Estado francés, cuenta con un 43 % de las acciones de Nissan, mientras que el fabricante nipón tiene un 15 por ciento del primero y es principal accionista de Mitsubishi.

Ghosn se encuentra bajo arresto provisional en Tokio desde el pasado 19 de noviembre y permanecerá en esa situación al menos hasta el próximo día 20, después de que la fiscalía presentara una acusación formal en su contra y emitiera otra orden de detención por supuestas infracciones fiscales adicionales.

.

 

 

 

 

Normas