Valentina Suárez-Zuloaga: “Queremos que España sea conocida más allá del ‘fast fashion”

Dirige una tienda online multimarca de productos ‘made in Spain’

moda

Rodeada de cuadros y con un pequeño set de fotografía por si hace falta algún detalle de última hora, la directora y cofundadora de Es Fascinante, Valentina Suárez-Zuloaga (Madrid, 1993), se ha propuesto crear la tienda online de referencia para la moda lenta española desde un pequeño despacho dentro de las oficinas de la empresa familiar.

Estudió Sociología y Comunicación en la Goldsmiths University (Londres, Reino Unido) y trabajó para Estée Lauder y Stella McCartney, pero fue coordinar la integración de Temperley London en la plataforma de lujo multimarca Farfetch lo que le hizo interesarse por la presencia online de las marcas españolas. “Empecé a investigar y vi que la calidad de las webs no era muy óptima. El mundo online no ponía a los creadores, que estaban haciendo cosas fascinantes, en el lugar que se merecían”, explica. La emprendedora reivindica la importancia de la sociología y comenta que en su experiencia profesional en Reino Unido aprendió “lo bien que se venden las marcas, lo orgullosas que están de ser inglesas y lo mucho que apuestan por el ecommerce”. En lo relativo a España, insiste en que en “el país con más número de smartphones por habitante, solo falta que haya unas buenas plataformas para que crezca el comercio electrónico”.

Para dirigir el proyecto, cuya inversión inicial no ha llegado a los 8.000 euros, la empresaria prefiere estar en su despacho, frente a dos pantallas, leyendo la actualidad. “Había una persona en Stella McCartney que era el alma de la compañía y tenía siempre las noticias puestas. Creo que estar al corriente de lo que sucede te da una ventaja competitiva brutal”, relata.

Las marcas que se incluyen en Es Fascinante deben confeccionarse en España o por una persona española, compartir los valores de moda lenta y sostenibilidad de la plataforma y, sobre todo, contar con un toque especial. “Nuestros artículos tienen que poder dialogar con las obras de arte, porque así los consideramos. Me veo como la comisaria de una galería haciendo la selección de productos”, asegura. Que las prendas no respondan a modas pasajeras, sino que estén hechas para durar varios años, es otro de sus requisitos.

“Queremos que España sea conocida más allá del fast fashion y de los grandes grupos”, insiste la emprendedora, quien argumenta que la moda lenta puede ser para casi todo el mundo. Considera que se debe reflexionar, reducir el número de unidades que se compra y apostar por productos que vayan a durar más tiempo, lo que también los convierte en más sostenibles. Una filosofía que comparte con los otros cinco empleados que también forman parte de Es Fascinante. “Más que vender un bolso, queremos impulsar un movimiento”, concluye.

Normas