Alcoa se adjudica 21 millones del incentivo eléctrico para sus tres fábricas

Al grupo de aluminio se le asignan 10 bloques de 40 MW en la última subasta de este tipo que se celebrará en España

Trabajadores de Alcoa en Avilés se manifiestan contra el cierre de la planta
Trabajadores de Alcoa en Avilés se manifiestan contra el cierre de la planta

En la subasta del incentivo en la factura de la luz de la gran industria que el operador del sistema, REE, ha celebrado entre el lunes y el martes, las tres plantas de Alcoa se han adjudicado 10 de los 21 bloques de 40 MW interrumpibles, a un precio medio de 105.429 euros MW y año. Teniendo en cuenta que la asignación para dichos bloques es de 44,28 millones de euros, según la información a la que ha tenido acceso Cinco Días, al grupo de aluminio le corresponden unos 21 millones de euros. A la subasta, para el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de junio, se han presentado 130 industrias.

 Entre esos grandes bloques, y los 244 de 5 MW (estos se han asignado a un precio medio de 61.357 euros / MW y año), el coste del llamado servicio de interrumpibilidad (que paga el consumidor en su recibo de la luz) será de algo más de 186 millones de euros en términos anuales. Muy por debajo de los 500 millones y 300 millones de las dos últimas subastas, ya que en la nueva puja el precio de las ofertas ha descendido en un 40%, en el caso de los bloques de 40 MW y en un 5% en los de 5 MW.

Alcoa anunció en noviembre su intención de cerrar sus plantas de La Coruña y Avilés, para las que ya ha activado un ERE, que afectará a casi 700 trabajadores, y dejar en funcionamiento la de San Ciprián (Lugo). Pese a la advertencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de que si persistía en su plan de cierre no se le permitiría participar en la subasta de interrumpibilidad del primer semestre de 2019, finalmente, se le ha dejado pujar.

El ministerio no ha querido entorpecer una posible operación de compra de las plantas en peligro de cierre por las que supuestamente se ha interesado algún inversor. Por el contrario, contar con este incentivo en la factura energética, facilitaría la transacción. Este ha sido el argumento de los responsables de la compañía, si bien, no faltan sospechas de que en realidad Alcoa prefiere el cierre de sus dos fábricas antes que cederlas a un competidor.

En la subasta de interrumpibilidad, el grupo de aluminio había optado a 17 bloques de 40 MW (9 para Lugo y cuatro, respectivamente, para La Coruña y Avilés), pero se tiene que conformar con los 10 bloques citados (400 MW), que repartirá en la misma proporción entre sus instalaciones.

Los 21 bloques de 40 MW suman 840 MW y se han adjudicado a un precio un 40% inferior al del mismo producto de la subasta anterior. Además de Alcoa, los grandes bloques estos se han repartido entre Asturiana de Zinc (4); Arcelor Gijón (3); Celsa (2) y Grupo Ferroatlántica y Acerinox, con uno, cada una.

Esta subasta será la última de este tipo que se celebre en España, que está bajo la lupa de las autoridades de competencia de la UE. A cambio, elaborará un estatuto del consumidor electrointensivo al que se compensará su factura siempre que aplique medidas de eficiencia.

 

Ley de Cambio Climático antes de fin de año

El presidente del Gobierno, pedro Sánchez, aseguró ayer en el Congreso que el Consejo de Ministros aprobará antes de fin de año un proyecto del Ley de Cambio Climático, que se tramitará después en el Parlamento. El mes pasado se lanzó a modo de consulta un anteproyecto de ley.

No obstante, la intención del Ejecutivo es aprobar en un real decreto ley las medidas más urgentes que de la transición energética, que no pueden esperar a dicho trámite.

También antes de fin de año, se remitirá a Bruselas el Plan Nacional de Energía y Clima (PNEC) con medidas muy concretas que deben ser avaladas por la UE.

Normas