El ballet nacional celebra su 40º aniversario

Antonio Najarro se despide del Teatro de la Zarzuela con una serie de galas especiales en forma de homenaje

danza

El Ballet Nacional de España (BNE) celebra su 40º aniversario este mes con una serie de espectáculos llenos de magia. Desde el sábado 8 de diciembre al próximo día 22, el Teatro de la Zarzuela (Madrid) se vestirá de gala para acoger el homenaje que el director del cuerpo de baile, Antonio Najarro, ha preparado en honor a sus cuatro décadas de historia. El precio de las entradas oscila entre los 14 y los 40 euros y ya están agotadas para los primeros días.

Con este espectáculo, el coreógrafo madrileño ha querido evocar la esencia de todos los antiguos directores de la institución, incluyendo las piezas más emblemáticas de varios artistas que han marcado la evolución de la danza española. Creadores de varias generaciones, como Antonio Gades, Antonio Ruiz Soler, Victoria Eugenia (Betty), José Antonio Ruiz, Pilar López, Juanjo Linares, Alberto Lorca o Manuel Liñán, darán vida a una gala conmemorativa que aportará una visión global de todos los estilos de la danza española y su evolución a lo largo de estos 40 años de vida de la compañía. “Las transformaciones del BNE han estado muy ligadas a la persona que lo ha dirigido en cada momento. A mí me pilló muy joven, con 35 años, pero soy una persona a la que no le importa arriesgar”, comenta Najarro, quien se muestra orgulloso de haber repuesto el 50% de la programación y contar con una cantera de una calidad excelente.

Como parte del homenaje, el responsable de la compañía se ha preocupado de que cada una de las piezas que configuran el espectáculo hayan sido presentadas por todas las direcciones que han pasado por el BNE. “Somos una agrupación muy polifacética que puede hacer cualquier tipo de danza”, defiende el coreógrafo, que finalizará su contrato el año que viene y realizará de esta manera su última función como director del cuerpo nacional de baile en el Teatro de la Zarzuela.

El espectáculo comenzará con una muestra del vestuario histórico del BNE, una parte fundamental para la danza, y continuará con Eritaña, una pieza de la escuela bolera del coreógrafo Antonio Ruiz Soler. Puerta de Tierra y Zapateado de Sarasate, ambas de Soler; el segundo movimiento del Concierto de Aranjuez, de Pilar López; un extracto de Fuenteovejuna, de Antonio Gades; otro de La leyenda, de José Antonio Ruiz, y el ballet Galicia, de Juanjo Linares, completan la primera parte de la gala. Por su parte, Ritmos, de Alberto Lorca; la reposición de Danza IX, en homenaje a la coreógrafa Victoria Eugenia; la obra de nueva creación El baile, del ballet Sorolla, del propio Najarro, y el estreno de Ícaro dan forma a la segunda parte.

El responsable del BNE asegura que la compañía se encuentra en un muy buen momento, ya que es apreciada tanto en España como internacionalmente. “Acabamos de volver de una gira por Asia y la gente estaba entusiasmada”, comenta. No obstante, el experto también reivindica la importancia de intensificar la comunicación sobre esta disciplina. “Afortunadamente, contamos con un público muy bueno que llena todas las representaciones, pero para venir hasta aquí, hace falta un interés previo. Los que conocen la danza nos valoran muchísimo, pero lo que no se conoce no se puede apreciar”, defiende Najarro.

Para ello, la educación juega un papel fundamental, y el director del BNE reclama que “al igual que hay espectáculos sobre el cine y la música, los haya también de danza”. Una formación que, según el experto, debería comenzar a edad temprana; por eso considera vital inculcar estos valores también a los niños. Un ejemplo es el videojuego de descarga gratuita Bailando un tesoro, que lanzaron este año, o las funciones familiares, de 60 minutos de duración, que se celebrarán los sábados 15 y 22 de diciembre en el marco de las galas especiales con motivo del 40º aniversario.

Normas