Quiénes son los grandes fondos que controlan tres billones en inmuebles

Las 100 mayores gestoras suman otros 350.000 millones en inmuebles en el último año

En cinco años han duplicado su cartera de propiedades

Real estate pulsa en la foto

Los 100 mayores fondos inmobiliarios del mundo, entre los que no hay ninguno de origen español, siguen engordando. En los últimos 12 meses sumaron 350.000 millones de euros en valor de inmuebles a su ya gigantesca cartera de tres billones de forma global.

En cinco años, estas grandes gestoras han doblado el valor de sus activos, según un informe hasta junio dado a conocer ayer por IPE Real Assets, publicación británica especializada en inversiones inmobiliarias de los grandes fondos.

Las diez mayores de estas gestoras de fondos controlan alrededor de un tercio de todo el volumen de esas inversiones. Se trata de firmas que reciben dinero de fondos de pensiones, aseguradoras y otros inversores para destinarlos a compras inmobiliarias.

La mayor de estas gestoras, por sexto año consecutivo, es la canadiense Brookfield, con 143.000 millones en propiedades bajo gestión en el mundo, fundamentalmente en Canadá y EE UU. La firma estadounidense PGIM se mantiene también en segunda posición, en esta caso con 111.500 millones.

Al tercer lugar asciende The Blackstone Group, con una cartera de 102.500 millones. Precisamente este fondo es uno de los más activos en el mercado español, con grandes compras como la cartera ligada al ladrillo de Popular (5.100 millones), la adquisición de Hispania (2.000 millones), la socimi Testa (valorada en 1.900 millones) y otros portfolios bancarios de Sabadell o Catalunya Caixa, entre otras operaciones.

Como justificación para el incremento de volumen manejado por estas 100 gestoras se encuentra las absorciones de otras de menor tamaño y, sobre todo, el enorme flujo de capital que se destina al inmobiliario como inversión con mayor rentabilidad a otras alternativas en un contexto de tipos de interés reducidos.

Entre las 10 grandes (ver gráfico) priman las firmas de EE UU, a excepción de Brookfield y las gestoras del banco suizo UBS y de la aseguradora francesa Axa.

Respecto al destino geográfico de los recursos, de los tres billones de euros invertidos en edificios, el 46% van al continente americano, el 41% a Europa y el 13% a Asia-Pacífico.

En el caso europeo, la gestora con más inversiones en el viejo continente es Axa AM, por delante de Swiss Life, de la escocesa Aberdeen y de Credit Suisse.

El informe de IPE Real Assets también destaca cuáles son los mayores fondos por tipo de activos adquiridos. En el caso de retail (tiendas y centros comerciales), Brookfield repite como el mayor, con propiedades por 41.700 millones. Le sigue TH Real Estate, el brazo inversor del fondo de pensiones de profesores TIAA, de Estados Unidos), que en España, por ejemplo, controla el 50% de Madrid Xanadú, Islazul o la marca The Style Outlets.

En logística, el mayor es el americano Prologis, especializado en este segmento, con 38.300 millones en activos. Le sigue Goodman y la china Global Logistic Properties, que también son especialistas en este tipo de naves industriales.

En el caso de las oficinas, Hines es la mayor, con 77.100 millones, seguida de Brookfield y Tishman. En hoteles, destaca CapitaLand (Singapur), con 16.900 millones, y Starwood. Por último, en residencial, la mayor es PGIM (la firma inmobiliaria de la aseguradora Prudential Financial), con 30.400 millones y UBS.

Normas