Sentencia del Supremo

Grandes aerolíneas aplican en España las cláusulas “abusivas” anuladas a Iberia

Latam, Air France, British Airways, Lufthansa, Avianca o Emirates tienen política de ‘no show’

Air Europa suavizó sus condiciones tras ser sancionada

Un grupo de pasajeros hace cola para facturar el equipaje en la terminal 4 de Madrid-Barajas.
Un grupo de pasajeros hace cola para facturar el equipaje en la terminal 4 de Madrid-Barajas.

Iberia está de reformas. La firma del holding IAG va a hacer cambios en su modelo de gestión de ingresos, política comercial y en sus sistemas para adaptarse a la sentencia del Tribunal Supremo que, según se desveló el martes, ha anulado tres cláusulas del contrato entre la aerolínea y sus viajeros por considerarlas abusivas. Las modificaciones se conocerán, con práctica seguridad, antes de final de año.

Entre esas reglas figura la política de No Show, extendida entre grandes compañías que operan en España y para la que los expertos aprecian ya una corta esperanza de vida. Y es que el Alto Tribunal puede crear jurisprudencia, aun existiendo una sola sentencia, si hay visos de que se genere una doctrina estable. Antes del Supremo, ha habido fallos de tribunales mercantiles (Bilbao, Las Palmas, Madrid o Palma de Mallorca) contra esta cláusula abusiva.

La norma, incluida entre los derechos y obligaciones adjuntos al título de viaje, dicta que el consumidor que adquiere un paquete con reserva de ida y vuelta pierde el billete de regreso, o se le cobra un recargo, si no toma el primero de los vuelos.

Igual que la OCU con Iberia, la organización de consumidores Test Achats llevó el pasado mes de septiembre a Air France y KLM ante un tribunal mercantil de Bruselas por el 'No Show'

De igual modo que Iberia ha perdido una batalla judicial de siete años con la OCU, la organización de consumidores Test Achats llevó el pasado mes de septiembre a Air France y KLM ante un tribunal mercantil de Bruselas por la aplicación de penalizaciones por la no presentación. En este caso, la asociación se queja del cobro de suplementos de 125 euros en vuelos de corta distancia y hasta 3.000 euros en viajes de largo radio si el pasajero que no se subió al avión de ida, y no presentó justificación por alguno de los supuestos que contemplan las compañías, y pretende subirse al de vuelta.

Otra de las grandes europeas, British Airways, avisa a sus pasajeros en las condiciones de compra que los paquetes de vuelos combinados dejan de ser válidos si se interrumpe la secuencia prevista, pero deja una ventana abierta para que el afectado pueda avisar de cualquier cambio en el plan de viaje y negociar con la empresa.

Las aerolíneas del grupo Lufthansa también están entre las que llegan a penalizar a quien no se presenta en la puerta de embarque en un vuelo de ida. Entre ellas, Brussels Airlines relajó la cláusula de No Show permitiendo a los clientes conservar la reserva de vuelta en caso de que avisen en un plazo de 24 horas desde el primer embarque.

Así se adaptó Air Europa

Grandes aerolíneas aplican en España las cláusulas “abusivas” anuladas a Iberia

Multa. La dirección General de Consumo del Govern Balear sancionó hace dos años con 120.000 euros a Iberia, Iberia Express, Air Berlín y Air Europa por aplicar la cláusula de no presentación.

Rebaja. Tras esa sanción y sentencias adversas, Air Europa atenuó su política de No Show. Ahora advierte que el hecho de que el primer segmento del viaje no sea utilizado “puede traducirse en un aumento del precio”. Y añade un ruego: “Si el pasajero no utiliza un vuelo de ida, Air Europa agradecerá que se le informe sobre si va, o no, a utilizar el vuelo de regreso o sus reservas sucesivas para una mejor gestión de sus plazas”.

Sin cancelaciones. En caso de que el cliente no comunique que faltará en el vuelo de ida, “no habrá consecuencia alguna sobre la reserva del pasajero”.

Con importantes operaciones en España, las sudamericanas Latam y Avianca, y la dubaití Emirates, también se blindan ante la picaresca de comprar billetes de ida y vuelta cuyos descuentos los hacen más ventajosos que la reserva de un único vuelo. “Los tramos que componen el itinerario deberán volarse en el orden consecutivo indicado”, cita Latam, “el transportista, sujeto a las condiciones previstas en la legislación aplicable, podrá negar el embarque a un pasajero que no cumpla con el orden del itinerario o si el pasajero no ha volado alguno de los tramos indicados en su pasaje”. Avianca, por su parte, se reserva el derecho de cancelar “como consecuencia de la no presentación del pasajero en uno de los trayectos reservados”.

Y en Emirates rige un articulado similar, pero añade que “no cancelaremos sus reservas no utilizadas si nos avisa de su intención de no usar alguna parte de su reserva antes del cierre de facturación para el vuelo pertinente”.

Se trata de matizaciones que buscan esquivar posteriores reclamaciones y evitar los calificativos de abusivas o severas sobre las cláusulas de los billetes.

Distintas fuentes consultadas afirman que la política de No Show no suele ser contemplada por las aerolíneas de bajo coste, entre las que Ryanair, Vueling y Easyjet cuentan con notable cuota de mercado en España, siendo generalizadas en las que operan viajes de larga distancia.

 

Normas