León, cita en la capital gastronómica 2018 antes de que llegue el frío

Tiene uno de los cascos históricos más bonitos del país

Lidera el ranking de las ciudades con más bares de España

León
Calle peatonal en el centro de la ciudad. Getty Images

Cruce de caminos, gentes y culturas, León es una de las joyas arquitectónicas del patrimonio histórico español, con uno de los cascos antiguos más bellos del país. Su origen se remonta a un campamento militar de la legión romana allá por el siglo I a. C. Hoy, la ciudad sigue siendo parada obligada de dos rutas ancestrales: la de la Plata en su camino hacia Gijón, donde concluye, y la Jacobea hacia Santiago de Compostela.

El Barrio Húmedo es la esencia de León, la parte más transitada y conocida de su casco histórico. Y también parece que fue donde empezó todo, porque aquí se instalaron las barracas de la población civil que abastecía de productos al campamento romano durante el nacimiento de la ciudad y empezó a desarrollarse la almendra central. Desde entonces, han ido pasando distintas culturas que han dejado su impronta: romanos, cristianos, judíos, musulmanes…

Y más de 2.000 años después sigue siendo el centro, el lugar más visitado por turistas y leoneses. Situado a la derecha de la calle Ancha y la catedral, es la zona de León con la mayor concentración de bares, tabernas, restaurantes, pubs…

Podría decirse que el casco antiguo es un monumento en sí mismo, un conjunto de calles y plazas donde se percibe la historia de León y donde, además, se puede degustar su espléndida gastronomía. Los nombres de algunas de sus calles reflejan los oficios que le dieron vida en el pasado: Carnicerías, Plata, Platerías, Azabachería, Zapaterías.

León posee una gran variedad de plazas en las que sentarse a descansar y a observar su belleza. Como hace siglos, todos las semanas, los miércoles y sábados, tiene lugar el mercado en la plaza Mayor, en pleno Barrio Húmedo, donde se venden productos de la tierra: verduras, castañas, manzanas, miel, panes, quesos, embutidos varios…

Esta típica plaza castellana del siglo XVII, muy bien conservada, fue conocida en algún momento como plaza del Pan, por la cantidad de panaderías y hornos repartidos en sus alrededores. También se utilizaba y se sigue utilizando para usos lúdicos, como las fiestas de San Juan o los carnavales, y es paso obligado de algunas procesiones de Semana Santa.

Sigue siendo parada obligada de dos rutas ancestrales: la de la Plata hacia Gijón y la Jacobea hacia Santiago de Compostela

La plaza del Grano o plaza de Santa María del Camino es uno de los lugares más pintorescos de León; conserva un empedrado característico de la época medieval y algunas casas con soportales que datan del siglo XVI. En el centro de la plaza se halla una fuente de 1769 con dos niños que representan la confluencia de los dos ríos de la ciudad: el Bernesga y el Torío.

La plaza del Grano es parada obligada de los peregrinos jacobeos, ya que forma parte del Camino de Santiago francés. Muchos piensan que es la más bonita de León, por su aspecto y por la tranquilidad que se respira en ella.

Otra plaza emblemática es la de San Marcos, con algunos edificios sobresalientes, como el hostal de San Marcos, un excelente representante del Renacimiento español. Una remodelación la libró del tráfico rodado, dando lugar a un formidable espacio coronado de pequeñas fuentes y zonas ajardinadas.

Catedral de León
La catedral gótica de León.

Y, además, está la catedral, el monumento más visitado. Se trata de un edificio gótico de estilo francés construido en el siglo XIII sobre las ruinas de unos baños de origen romano, con pórticos tallados, preciosas vidrieras y rosetones, uno de los más antiguos coros de España y esculturas de gran belleza, como la Virgen de la Esperanza, y que son solo una pequeña parte de los tesoros que esconde esta impresionante catedral. Lo más llamativo del exterior es su fachada occidental con sus dos torres góticas de 65 y 68 metros. Son diferentes, debido a que se construyeron en siglos distintos.

Capital gastronómica

Ir de tapas en esta ciudad es una delicia: son buenas, gratis con la consumición y una obligación para cualquier tabernero. Y como es una tradición, los bares se han ido poco a poco especializando y la gente elige un establecimiento u otro para tomar sus tapas favoritas. León es la capital gastronómica 2018. El otoño es un buen momento para disfrutar de su patrimonio y de su excelente gastronomía, antes de pasar el testigo a Almería y de que el intenso frío y la nieve se apoderen de sus calles.

Arte moderno

Musac
Museo de arte contemporáneo (Musac). Getty Images

Musac. El propio edificio es una de sus señas de identidad. El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac), dedicado al arte de los siglos XX y XXI, posee una colección donde se encuentran representadas las nuevas tendencias artísticas, tanto a nivel nacional como internacional. Está ubicado en un moderno y colorido edificio de una sola planta, obra de los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Moreno Mansilla, que obtuvo el reconocimiento internacional cuando recibió, en 2007, el Premio Mies van der Rohe de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea. Se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad y es obligado visitarlo.

Gaudí en León. En la plaza de San Marcelo hay dos edificios sobresalientes. Uno es la Casa Botines, obra de Gaudí. Construida entre 1892 y 1893, fue un capricho de unos comerciantes de tejidos que querían un edificio de postín para su tienda y sus residencias. El otro edificio es el Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación, que esta influyente familia encargó a mediados del siglo XVI al arquitecto renacentista Rodrigo Gil de Hontañón. El patio es una maravilla.

Normas