Las tarjetas de crédito que devuelven dinero en cada compra

La OCU aconseja contratar los plásticos no emitidos por bancos

El ahorro de un cliente medio puede superar los 130 euros anuales

tarjetas credito pulsa en la foto

El número de tarjetas de crédito y débito en España suma más de 82 millones. Cada ciudadano toca a 1,8 plásticos. La cantidad de tarjetas se ha disparado un 80% en 18 años, según los datos del Banco de España, que revela también que el importe de las transacciones de pago, no de retiradas de efectivo en cajeros, se ha multiplicado por tres en este periodo. El año pasado se movieron 135.246 millones de euros.

El dinero en efectivo está casi proscrito, con un límite de 2.500 euros por operación y la previsión de que esta cantidad se reducirá a 1.000 euros en el corto plazo. El anterior Gobierno anunció la medida en 2016 con la intención de que entrara en vigor en enero de 2017, pero no llegó a aprobarse. El actual Ejecutivo ha introducido ese umbral en el borrador de la norma de medidas de prevención y lucha contra el fraude en las transacciones en las que intervenga un empresario.

Las tarjetas dan trazabilidad a las operaciones de cara a la Agencia Tributaria y suponen ingresos para la entidad financiera que las emite, pese a que desde 2014 las comisiones que se cargan al establecimiento están limitadas por ley. Del 0,75% en el caso de las tarjetas de crédito, y los 0,30 euros en las de débito se pasó al 0,3% en tarjetas de crédito y a un 0,2% en las de débito. Los bancos también se benefician al limitar el uso de los cajeros automáticos, un coste para ellos y que desde 2015 comenzaron a repercutir de manera explícita.

Los clientes sacan partido de la comodidad de uso, ampliada ahora con la funcionalidad del contactless, que permite el pago automático sin necesidad de contacto para transacciones inferiores a 20 euros. En estas operaciones no es necesario, al menos por defecto, introducir ni siquiera el número secreto. Los bancos clásicos suelen ofrecer este producto a sus clientes más fieles sin coste, tanto las tarjetas de débito, que implican un cargo instantáneo, como las de crédito, que permiten aplazar los pagos, en la mayor parte de los casos pagando un tipo de interés.

También existen tarjetas de fidelización (affinity, en la jerga) que permiten al cliente recibir un incentivo por su uso. No solo descuentos puntuales o por compras en determinados establecimientos. También las hay que devuelven una parte del importe de todas las compras realizadas con ellas, incluso las que no se efectúan en el establecimiento que patrocina la tarjeta.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja contratar una tarjeta affinity, asociada a la marca de un establecimiento, salvo que no haya más remedio que emplear la que ofrece el banco, porque, por ejemplo, modifique las condiciones de las hipotecas.

Entre las tarjetas analizadas por la OCU aparecen cinco que reintegran al usuario una parte del importe gastado (véase gráfico). La fórmula más habitual es que se entregue en dinero o un equivalente al efectivo canjeable en el establecimiento. "La más indicada dependerá de los comercios que el cliente visite o de la enseña de su gasolinera", apunta la organización. La OCU advierte también de que es recomendable comprobar si la tarjeta se emite por defecto con la opción de pago por aplazado, pues los intereses pueden superar el 20% anual.

Máximo ahorro

La Carrefour Pass devuelve el 1% por defecto en cualquier establecimiento siempre que las compras superen los 300 euros trimestrales. La cantidad máxima al año que se puede obtener así es de 120 euros, pero han de sumarse los descuentos en las gasolineras, la correduría de seguros y la agencia de viajes propiedad del grupo de distribución francés. En estos casos, la devolución llega al 5%. La tarjeta devuelve el dinero en cheques trimestrales que son canjeables en Carrefour.

La tarjeta Cepsa WiZink devuelve el 1% en cualquier compra, por puntos que se pueden canjear por carburante o productos Cepsa. Pagar en las gasolineras con ella permite obtener un 3%, ampliable a un 6% en caso de que los pagos fuera de Cepsa alcancen los 300 euros mensuales.

La Visa BP Bankintercard es la homóloga a la de Cepsa emitida por la división de tarjetas del banco que dirige María Dolores Dancausa, aunque las devoluciones son inferiores por regla general. La ventaja en este caso es que la cuantía devuelta no tiene por qué utilizarse en los establecimientos de BP: "El importe de la devolución se abona en la tarjeta el mes siguiente a la liquidación".

Otras dos tarjetas que devuelven el 1% de las compras son la de Club Vips BBVA y la Decathlon Alsolia. La primera reembolsa el importe en puntos canjeables en la cadena de restaurantes. La segunda permite canjear ese porcentaje en tiendas de la cadena deportiva.

Para clientes que gastan 5.000 euros al año, la mitad en alimentación y 100 euros al mes en carburante, las cinco tarjetas analizadas permiten ahorros anuales de 134 euros (Carrefour Pass), 110 euros (Cepsa WiZink), 71 (Visa BP Bankintercard) y 50 (Club Vips BBVA y Decathlon Alsolia), según la OCU.

Cómo sacar efectivo sin pagar nunca ninguna comisión

Excepciones. La OCU recuerda que de manera general solo es posible extraer dinero sin comisiones de un cajero utilizando la tarjeta de débito asociada a la cuenta y siempre y cuando se trate de los cajeros del propio banco o de los de otras entidades con los que nuestro banco tenga acuerdos. Una excepción es la tarjeta de débito de banca móvil de Bnext, gratuita y que admite hasta tres extracciones al mes sin comisiones en cualquier parte de España.

Cambio de divisa. La comisión por cambio de divisa fuera de la zona euro puede ascender hasta el 3% del importe de la operación, que se aplica tanto en las compras como en la extracción en cajeros. Si se saca dinero, hay que apuntar un coste extra de entre el 4% y el 5% de la cantidad. No obstante, hay tres tarjetas que no cobran nada: las de débito de Bnext, Ferratumbank y Revolut. En algunos casos, con limitaciones. La OCU también apunta la tarjeta de débito NX de Abanca, aunque solo pueden contratarla los menores de 36 años. La tarjeta de crédito Cepsa WiZink en las compras no cobra comisiones por cambio de divisa, aunque sí por sacar dinero.

Normas