La ley italiana de la pasta hunde el precio del trigo en Canadá

La norma que obliga a identificar el cereal extranjero ha provocado una caída de las importaciones

Espigas de trigo en una imagen de archivo.
Espigas de trigo en una imagen de archivo. Reuters

En el establecimiento rural de Gerrid Gust en Saskatchewan, las condiciones meteorológicas favorables de este año le permitieron obtener una importante cosecha de trigo duro con alto contenido de proteína, la mejor de los últimos años. Pero el cereal que se usa para elaborar espaguetis no alcanza la prima de precios habitual. Queda almacenado debido a las restricciones a las pastas impuestas por Italia, el mayor consumidor del mundo, y a dietas populares que evitan los carbohidratos.

“Tenemos gran cantidad de trigo duro de alta calidad en los contenedores”, unos 80.000 búshels, dijo Gust, de 42 años, en una entrevista telefónica. Las 1.200 hectáreas que cultiva en Davidson, Saskatchewan, quizá estén ociosas el año que viene si el mercado no mejora. “No tiene sentido tratar de cultivar más cantidad de algo que el mundo no necesita”, señaló.

Las exportaciones canadienses de trigo duro cayeron un 22% en la temporada que comenzó el 1 de agosto después que Italia implementó normas de país de origen para las pastas, restringiendo los envíos de trigo provenientes del país norteamericano. Los precios del cereal también se desplomaron al nivel más bajo en por lo menos tres años debido a que la demanda se redujo por la moda de las dietas bajas en hidratos de carbono y libres de gluten, dijo Neil Townsend, analista sénior de FarmLink de Winnipeg, en una entrevista telefónica.

“Es una situación difícil para los productores de trigo duro”, declaró en entrevista telefónica Cam Dahl, presidente de Cereals Canada, que tiene su sede en Winnipeg, Manitoba. “No vemos que se esté moviendo mucho trigo duro”.

Parte de los cultivos de Canadá se han visto afectados por condiciones meteorológicas adversas en esta temporada. A la sequía que agostó sectores de las Praderas, le siguieron lluvias y nevadas que paralizaron las cosechas. La mayor parte del trigo duro del país se cosechó antes del tiempo húmedo, dijo Dahl, y eso deja a los agricultores con una cosecha estimada de 5,7 millones de toneladas, un 15% más que en 2017.

Etiquetado de las pastas

Italia dictó nuevas normas para las etiquetas de las pastas de venta en el país que identifican el trigo proveniente del exterior, medida que en la práctica hizo caer las importaciones. Los otros destinos de exportación de Canadá, incluido Estados Unidos, tuvieron sus propias cosechas abundantes, lo que debilitó la demanda, dijo Townsend de FarmLink.

La producción mundial de trigo duro de 2018 podría crecer un 1,3% a 37,5 millones de toneladas debido al crecimiento en América del Norte, de acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura de Canadá. El país exportó 663.200 toneladas desde el 1 de agosto, fecha en que comienza su campaña agrícola, por debajo de las 855.400 toneladas de igual periodo del año pasado, según muestran las cifras de la Comisión Canadiense de Granos.

Los precios del trigo duro cayeron un 20% hasta 212,35 dólares canadienses por tonelada este año, el nivel más bajo desde por lo menos 2015, de acuerdo con los datos de Farmers Advanced Risk Management Co.

Normas