Santander apoya los Presupuestos Generales del Estado que prepara el Gobierno

El consejero delegado del banco asegura que si "hay un mercado que ha funcionado bien es el hipotecario".

Pide que "todos sepamos a lo que atenernos", banca, clientes, y abogados, en relación al impuesto hipotecario.

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, durante una rueda de prensa para presenta sus resultados del tercer trimestre del respectivo banco.
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, durante una rueda de prensa para presenta sus resultados del tercer trimestre del respectivo banco.

Los resultados de Banco Santander han gustado al mercado. Eso es al menos lo que se desprende de la subida que experimentaron ayer sus títulos al cerrar a 4,20 euros, con un alza del 2,11%. El mercado parece que cada día hace más distinción entre los resultados de BBVA y los de su más directo rival Santander. El principal banco español obtuvo un beneficio en los nueve primeros meses del año de 5.742 millones de euros, un 13% más que 12 meses antes. Sin tener en cuenta los tipos de cambio o el impacto negativo de 169 millones de euros de Argentina por su hiperinflación, la mejora del beneficio habría sido del 28%.

Como desde hace tiempo, la mejora de las ganancias en Brasil ha sido el principal muelle impulsor del beneficio del grupo, pese a las dudas que tenía el mercado sobre el crecimiento de este país. Brasil registró un beneficio de 1.942 millones, con un aumento del 2,1% (del 23,9% sin efectos del tipo de cambio). El gigante latinoamericano suma el 26% de los resultados del grupo, y difícilmente se le podrá quitar la corona del mercado más importante para Santander, como reconoció ayer su consejero delegado, José Antonio Álvarez.

El ejecutivo explicó que pese al radical cambio de Gobierno en Brasil, al ganar las elecciones el ultraderechista Jair Bolsonaro, Álvarez afirmó “seguimos optimistas en este país”.

El país que sigue perdiendo peso en el grupo es Reino Unido, mercado en el que obtuvo un beneficio de 1.077 millones de euros, con una caída del 10,4%. España y México, sin embargo, vuelven a ganar influencia, y compensan el debilitamiento del mercado británico. España gana 1.026 millones, un 27% más. El beneficio ordinario es de 1.306 millones brutos o antes de gastos de reestructuración del negocio retail con clientes, al que la financiera Santander Consumer agrega otros 184 millones y la división inmobiliaria resta 187 millones, es decir, 1.303 millones de euros, un 22% más.

La entidad destaca la “buena dinámica comercial durante los primeros nueve meses”, con impulso de los segmentos de pymes y consumo. Su peso en los beneficios se eleva al 17%. Hay que recordar que en estos resultados se incluyen las ganancias de Popular, cuya integración se produjo en septiembre, aunque todavía queda la de su red, que se llevará a cabo en unos cinco a siete meses.

El plan estratégico proyecta aflorar sinergias por la operación en un plazo de tres años en unos 170-180 millones de euros anuales, y según indicó este año ya se percibirán.

Pese a la integración de Popular, que le ha permitido al grupo mejorar en todos sus márgenes, España no volverá a ser el principal mercado del grupo, según explicó José Antonio Álvarez, hasta finales de año aún consejero delegado del grupo. México aporta 554 millones al beneficio, con un alza del 4,1%, un 7% del total; Chile supone 461 millones, y mejora el 4,9%. Estados Unidos suma 460 millones, un 36,5% más, y comienza también a mejorar su aportación al grupo.

La presidenta del grupo, Ana Botín, señaló en un comunicado que “Brasil, México y España mantienen las tendencias positivas de los últimos trimestres, y Reino Unido muestra una mejoría en los datos intertrimestrales en un entorno que continua siendo complicado”.

Álvarez descartó ayer que el banco vaya a realizar una posible ampliación como se lleva rumoreando desde hace tiempo entre los analistas. “Definitivamente no”, dijo, para añadir que “si hay una operación (para comprar), no sé”. La ratio de capital del grupo CET1 fully loaded aumentó hasta el 11,11% a final de septiembre, con un incremento en el trimestre de 31 puntos básicos gracias a la fuerte generación orgánica de capital. El objetivo para este año es del 11%. Su rentabilidad también está por encima de sus previsiones, al elevar su ROTE al 11,7%, frente al 11,5% que se fijó como objetivo.

Impuesto AJD

En cuanto a la polémica sobre el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD), Álvarez lanzó los mismos mensajes que sus colegas días anteriores. No entiende que se pueda imponer la retroactividad a este impuesto, tras el fallo del Tribunal Supremo del 18 de octubre, ahora en debate, y que ha provocado que sea la banca la que tenga que pagar a futuro esta tasa. José Antonio Álvarez, fue tajante “no veo ninguna razón” para aplicar retroactividad en el impuesto de las hipotecas. Nos hemos limitado a cumplir la ley. Nosotros no hemos cobrado el impuesto y no podemos devolver algo que no hemos cobrado”, declaró. Para añadir que lo que le gustaría es que lo antes posible “todos sepamos a lo que atenernos”, banca, clientes, y abogados.

El directivo explicó que si finalmente el Supremo decide que es la banca la que debe pagar este impuesto, Santander cumplirá la ley. Aunque advirtió que esto supondrá un aumento de costes de las hipotecas. Y cuando hay riesgo, esto afecta a la capacidad de hacer negocio tanto en precio como en volumen. Alertó: “Si hay un mercado que ha funcionado bien es el hipotecario, donde las hipotecas españolas son las más baratas de Europa”.

Cuenta 1,2,3

Sobre el gran tijeretazo que ha dado el banco hace unas semanas a la rentabilidad de su producto estrella, la Cuenta 1,2,3, y con la que pretendían captar clientes y vincular a los que ya tenía, Álvarez señaló que la entidad no se plantea “de ninguna manera” un cambio en su estrategia de captación de clientes, y defendió que pese a los cambios en las condiciones, la cuenta “sigue funcionando bien”.

Sobre el relevo en la cúpula del banco, con el nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado, y Álvarez presidente de España y vicepresidente ejecutivo del consejo, el directivo aseguró que estos cambios no suponen un cambio de rumbo del grupo. “Iniciamos una etapa distinta donde estaré más ligado a la estrategia global. Si se fuera a hacer un cambio de estrategia, yo hubiera salido del banco”, afirmó.

Presupuestos 

José Antonio Álvarez defendió los Presupuestos Generales del Estado que está preparando el Gobierno para el año que viene. “Van en la buena senda. En la medida en que sigan con la seda de consolidación fiscal y reducción del volumen de deuda sobre PIB, si van en esa dirección, que creo que sí, me parece que van en una buena senda”, subrayó.

Su positiva opinión se suma a la manifestada la pasada semana por el presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, quien respaldó el borrador presupuestario remitido por el Gobierno a Bruselas al considerar que hay que “hacer efectivas las propuestas del plan para que de verdad se estimule el crecimiento de la economía.

Hay que recordar que Santander amenazó con tomar alguna medida si finalmente el Gobierno imponía una tasa a la banca, iniciativa que al final el Ejecutivo no ha desarrollado. Los Presupuestos del próximo año contemplan una reducción del déficit público hasta el 1,8% del PIB, frente al porcentaje del 2,7% en que cerrará este año, de acuerdo con las estimaciones del Gobierno, que también contemplan una caída de la deuda pública hasta el 95,5 del PIB en 2019 desde el 97% de este año.

Normas
Entra en El País para participar