Cuatro tecnológicas lanzan un proyecto para formar a 10.000 programadores

KeepCoding, Accenture, Indra y el grupo Robert Walters presentan Acelera España

Apuestan por el modelo de ‘bootcamp’ y becarán a profesionales y estudiantes

Cuatro tecnológicas lanzan un proyecto para formar a 10.000 programadores
Getty Images

Según las estimaciones de la Asociación Española para la Digitalización (DigitalEs), durante los próximos cuatro años se crearán solo en España más de un millón de empleos dentro de la rama de las STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés). A pesar de esto, a día de hoy, el 25% de las empresas tiene dificultades para encontrar a los perfiles que necesita, y según un reciente informe de Adecco, el 10% de las vacantes queda sin cubrir a la par que el 20% de las compañías se ve obligado a redefinir sus requisitos y criterios de búsqueda.

En este contexto, el acelerador de carrera KeepCoding especializado en programación, junto a Accenture, Indra, Robert Walters y Walters People, ha lanzado esta mañana el proyecto Acelera España, un movimiento que “busca resetear el perfil de los profesionales y acelerar el desarrollo tecnológico del país con la inclusión de nuevos talentos tecnológicos”, explica Adriana Botelho, consejera delegada y cofundadora de KeepCoding. El objetivo de la iniciativa, prosiguió, es “reconvertir el paradigma de la empleabilidad en el país a favor del talento tecnológico mediante el fomento de perfiles profesionales tech y desarrolladores, con una alta demanda en el mercado laboral”. Y es que, el hecho de que las organizaciones no siempre consigan encontrar a los perfiles necesarios, sugiere que “estamos en un contexto en el que la crisis no es del empleo, sino que es de visión y de habilidades”.

Así, para lograr el objetivo, el movimiento concederá 10.000 becas de introducción a la programación, y además formará a 1.000 nuevos programadores júnior mediante el desarrollo de cursos y bootcamps [formación breve e intensiva], respaldados por las empresas colaboradoras.

Desde Accenture, uno de los socios principales, enfatizan en la necesidad urgente de que el sistema formativo español se actualice. “La tecnología ha adelantado a la sociedad, y nos da cosas que todavía no somos capaces de asumir. Las empresas demandan un perfil full stack [que atiende toda la cadena de valor] y eso no se crea en escuelas, se madura probablemente en bootcamps y quizá en másteres, pero no es fácil crearlos”, añade Antonio de la Prieta, director de tecnología de Accenture. Esa brecha entre la oferta y la demanda de este tipo de profesionales la conocen muy bien en la consultora de búsqueda y selección especializada de perfiles profesionales Robert Walters. “Es necesario balancearla con urgencia, porque a nosotros nos piden estos perfiles y, en muchas ocasiones, tenemos que arrancarlos de una empresa para llevarlos a otra. Hay una desigualdad en el mercado muy difícil de gestionar”, afirma Alberto Muñoz, director de la división de IT & Digital de Robert Walters.

Precisamente por eso, prosigue Alexandre Coffin, director de Walters People, son necesarios los proyectos formativos más directos, enfocados directamente a las necesidades del mercado. “En España tenemos una titulitis enorme con el máster y la carrera, y en este sector vemos que luego la utilidad no es tan grande. Con la formación del bootcamp, todo es diferente, el ritmo y las competencias son más concretas”.

En este caso, las grandes tecnológicas se han decidido por apostar por la programación debido a que, sin duda, “va a ser uno de los perfiles más demandados de los siguientes años”, dice De la Prieta. Y es que, apunta Fernando Rodríguez, cofundador de KeppCoding, programar es el arte de solucionar problemas de forma eficiente. “Es una habilidad transversal que estará presente en todas las industrias y que ayuda a casi todas las facetas del trabajo y a todos los perfiles”.

Las compañías también apuestan por el modelo formativo del bootcamp debido a la rápida adaptación que tiene a cualquier cambio del mercado. “Identificamos por dónde vienen los vientos para saber cuáles son las tendencias del sector y qué está por venir”, añade Adriana Botelho. A diferencia de los centros formativos tradicionales, aseguró, podemos saber casi con seguridad cuáles van a ser los perfiles que las empresas van a demandar a corto y medio plazo y prepararlos para ello”.

Normas