El comité de empresa de Ford Europa teme que la compañía reduzca salarios

La automovilística anunció que quiere volver a ser rentable en 2019

La firma tiene una fábrica en Valencia que da trabajo a 7.800 personas

Imagen por dentro de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.
Imagen por dentro de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia. EFE

El Comité de Empresa Europeo de Ford (FEWC) ha hecho público este martes un comunicado en el que expresa su temor porque a corto plazo, la dirección de la compañía "ataque" los salarios de los trabajadores en el viejo continente, como una de las primeras medidas para reducir costes y lograr su objetivo de "volver a ser rentable a partir de 2019".

La multinacional estadounidense, que cuenta con una fábrica en España, ubicada en Almussafes, (Valencia), avanzaba el pasado 9 de octubre a los comités de empresa europeos en una reunión en Colonia (Alemania), que se avecinaban "decisiones duras" con vistas a reducir costes y que revisaría "planta por planta" para dejar de invertir allá donde no fuera rentable, una decisión que podría repercutir en la producción, el empleo e incluso en el número de instalaciones, alertaban los sindicatos.

En este contexto, el secretario general de UGT en Ford Almussafes, Carlos Faubel, ha manifestado en declaraciones a Europa Press, que los sindicatos son "conscientes de que caminamos hacia dificultades". "Sabemos que vamos a tener que soportar mucha presión por parte de la dirección europea", ha advertido.

La factoría valenciana cuenta con 7.800 trabajadores repartidos en cuatro turnos que producen 1.800 vehículos diarios. Faubel confía que tiene garantizada una "producción estable" por lo menos "hasta final de año" y su plantilla está "dimensionada para esa producción". Además, ha defendido que es "una de las fábricas de mayor volumen de producción en el conjunto de Europa y de las que mejor funcionan de cualquier marca", capaz de hacer cinco vehículos diferentes con un diversas versiones cada uno.

No obstante, "si se retiraran modelos o cambiara mucho la producción, estaríamos hablando de que vamos hacia problemas porque además estamos hablando de una plantilla que en un 99% somos fijos", ha remarcado.

Así, los planes de la multinacional estadounidense han caído como una "sorpresa inesperada" y han causado "cierta intranquilidad" entre los trabajadores. Y es que, en los últimos años, la planta valenciana "ha crecido mucho" y ha lanzado vehículos nuevos, pero "ahora parece que Ford ha tomado una decisión que camina en un sentido totalmente contrario al de los últimos cuatro años", ha lamentado Faubel.

"Perdiendo la paciencia"

En el comunicado conjunto del Comité de Empresa Europeo de Ford (FEWC) difundido este martes, los sindicatos lamentan que las declaraciones del presidente de Ford Europa, Steven Armstrong, en el encuentro que se celebró en Colonia el pasado 9 de octubre, fueron "escuetas". Básicamente, añaden, "la alta dirección de Dearbon está extremadamente insatisfecha con las pérdidas en Europa y está perdiendo la paciencia".

Según recuerda el FEWC, la dirección les trasladó su intención de crear "una estructura de gestión más efectiva, mejoras en los procesos y un modelo de negocio limitado a las áreas comerciales rentables" para "conseguir que Ford sea rentable a nivel mundial". Su objetivo, precisan, es que "Ford Europa debe volver a ser rentable a partir de 2019" y a medio plazo debe alcanzarse un beneficio antes de intereses e impuestos (BAII) del 6-8% de las ventas.

Para el FEWC esto es "un intento de enfrentar entre sí a las compañeras y compañeros de los distintos centros de trabajo, y como siempre, resolver el problema de la rentabilidad a expensas de los trabajadores".

Desde el Comité reconocen que "Ford Europa se encuentra en una grave crisis, que actualmente no es rentable, y que se necesitan con urgencia cambios en la estructura de costes. Pero Ford no debe culparnos a los trabajadores por los numerosos errores cometidos por la alta dirección a lo largo de todos estos años, que nos han llevado a este desequilibrio financiero", puntualizan.

Normas