Hacienda elevará el gravamen del ahorro del 23% al 27% para rentas de más de 140.000 euros

El ministerio recaudará más con esta medida que con los dos nuevos tramos de IRPF

El Gobierno y Podemos tratarán de cerrar hoy un principio de acuerdo sobre los Presupuestos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno planea elevar el gravamen de las rentas sobre el ahorro para las rentas superiores a los 140.000 euros. En concreto, la presión fiscal subirá del 23% al 27% para el rendimiento del capital de quienes perciban rentas superiores a esa cifra.

Esta medida, avanzada ayer por RNE y confirmada por fuentes de la negociación abierta entre el Ejecutivo y Unidos Podemos, supondrá una recaudación mayor que la que arrojará el incremento del tipo marginal para las rentas altas que el Gobierno también prevé impulsar.

En concreto, tal y como adelantó este diario, Hacienda estudia crear dos nuevos tramos de IRPF, uno a partir de los 140.000 euros y otro a partir de los 300.000 euros, para elevar progresivamente hasta cuatro puntos el tipo marginal.

Actualmente, el tipo máximo se aplica a las rentas de más de 60.000 euros, gravadas con un marginal del 45% general, que llega al 48% en las comunidades autónomas con el tipo regional más alto, como Cataluña y Andalucía. Si la reforma prospera, el tipo máximo llegará al 52% para quien perciba más de 300.000 euros anuales.

Del lado de la fiscalidad el ahorro, actualmente se grava al 19% por los primeros 6.000 euros, al 21% para los 44.000 siguientes y al 23% a partir de los de 50.000 euros de beneficio logrado sobre el ahorro en acciones, depósitos u otros instrumentos de capital.

El PSOE estimó en su día que subir cuatro puntos la presión fiscal sobre rentas superiores a 150.000 euros arrojaría una recaudación adicional de unos 400 millones de euros mientras que elevar el tipo sobre el ahorro de las rentas altas aportaría unos 1.500 millones.

La recaudación que el Gobierno lograría con la reforma que ahora tiene sobre la mesa está por ver, si bien las cifras serán algo más bajas, dado que el aumento de cuatro puntos solo se aplicará a partir de los 300.000 euros.

La medida fiscal forma parte del paquete de reforma de impuestos que el Gobierno viene negociando con Unidos Podemos, su principal socio parlamentario, y que esperan que frague en un pacto a lo largo del día de hoy.

El acuerdo urge porque el Consejo de Ministros debe acordar mañana las líneas maestras del programa presupuestario de 2019 que debe remitir el lunes a Bruselas. Hasta ahora, Hacienda ha venido preparando dos borradores, uno con la senda fiscal heredada del Ejecutivo de Mariano Rajoy, y otra con 6.000 millones más de margen que el Gobierno de Pedro Sánchez trató con Bruselas pero que sigue pendiente de aprobación en el Parlamento.

Normas