El imposible acceso a la vivienda de los jóvenes madrileños

Más de un tercio tendría que pedir una hipoteca superior al 80%

Uno de cada seis necesitaría destinar entre el 30% y el 50% de sus ingresos

Viviendas en Madrid
Viviendas en Madrid

Los jóvenes se están viendo excluidos del mercado de la vivienda. Es una frase que se viene repitiendo desde hace algún tiempo pero ello no le resta valor. Las subidas disparadas de los precios en Madrid (de 6,7% en el último año), añadidas a un mercado de trabajo precario y a sueldos bajos, retrasa la emancipación de los madrileños y frustra sus proyectos vitales y de futuro. 

Para hacer frente a la compra de una vivienda en Madrid, más de un tercio (36%) de los jóvenes tendría que pedir una hipoteca superior al 80% del valor de la casa. Eso significa que, en la práctica, un tercio de las personas entre 25 y 35 años que viven en la capital no podría adquirir una vivienda en propiedad, ya que ese 80% supera los topes que suelen manejar las entidades bancarias para conceder préstamos hipotecarios. Estos son algunos de los datos que se desprenden de un informe publicado este martes por Planner Exhibitions y ST Sociedad de Tasación, elaborado a partir de encuestas a los visitantes del último salón inmobiliario, SIMA.

"Una pareja de entre 25 y 35 años que se plantee comprar una vivienda en Madrid, o cuenta con un apoyo económico familiar importantísimo, o es prácticamente imposible que pueda hacerlo", así es como ha valorado el panorama el consejero delegado de ST, Juan Fernández Aceituno.

Además, otro 53% de los jóvenes tendría que solicitar una hipoteca de entre el 50% y el 80% del importe, 10 puntos más que hace tan solo un año. Solo un 7% tendría que pedir financiación por menos de la mitad del valor de la vivienda. Sin importar la edad, el 54% compradores que necesitaría una financiación de entre el 50% y el 80%, lo que, según el informe, desvela que la capacidad presupuestaria para acceder a la vivienda está tocando techo.  

Aparte de necesitar mayor financiación, la cantidad de renta disponible dedicada a amortizar una hipoteca es cada vez mayor. El 64% de los jóvenes tendría que destinar entre el 30% y el 50% de sus ingresos al pago de la cuota, 11 puntos más que hace un año, y muy por encima de lo que se considera sostenible, situado en un tercio del salario. Solo uno de cada tres (31%) tendría que dedicar un esfuerzo económico inferior, ocho puntos menos que en 2017.

Si no se diferencia por tramos de edad, el 56% de los compradores tendría que hacer un esfuerzo de entre el 30% y el 50% de su sueldo, un porcentaje inferior al de los jóvenes pero seis puntos más que el año anterior. "Nos situamos en niveles no demasiados sostenibles, por decirlo de manera muy suave", ha señalado el director general de Planner Exhibitions, Eloy Bohúa.

Los jóvenes quieren volar del nido pero no pueden: el 46% hubiera preferido independizarse antes, y es que según Eurostat, los españoles lo hacen con 29,3 años, tres años por encima que la media europea, situada en 26. "Aunque que quisieran, no podrían porque los salarios no están creciendo, ni mucho menos, al mismo ritmo que los precios de la vivienda", destaca el consejero delegado de ST. 

En Madrid, la principal razón que frena el poder independizarse es precisamente los altos precios de las casas, por delante de la inestabilidad laboral, y en menor medida, del hecho de tener salarios bajos.

¿Cómo atajar el problema de las subidas de precios en Madrid?

Según Juan Fernández Aceituno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, las noticias que se suceden de las alzas, especialmente en Madrid y Barcelona, no son solo "una noticia pésima" para la sociedad en su conjunto, sino también para el propio sector. "Se reducen las compraventas y las oportunidades para los más jóvenes. El mercado debe entender que la variable que debería observarse y cuidarse es el número de transacciones en lugar de las subidas de precios", ha indicado. 

Fernández Aceituno también ha opinado medidas como las subvenciones o los topes al precio del alquiler, algo que baraja el Gobierno, pueden tener el efecto contrario al perseguido: que se encarezca todavía más el mercado y se fomente la economía sumergida. "Nos hacemos trampas si pensamos que los beneficios fiscales, o los topes van a dar respuesta al problema. El que vende sabe que el que compra tiene una ayuda y subirá los precios, y el que alquila exigirá una parte en A y otra en B", ha alertado.

Sí ha visto con buenos ojos en cambio, las medidas encaminadas a reducir el número de casas vacías: "Hay que intentar que todo el mundo que no utilice una casa tenga incentivos para ponerla en alquiler o en venta. Cuanta más oferta haya en el mercado, más bajarán los precios. Y para conseguirlo hay que dar seguridad jurídica al arrendador", ha sentenciado.  

En España, el precio subió en agosto un 3,3%

A escala nacional, el precio de la vivienda se encareció en agosto un 3,3 % interanual hasta los 1.265 euros de media el metro cuadrado, debido tanto al aumento del precio de las viviendas unifamiliares (3,7%) como al de los pisos (3,2%), según la estadística publicada este martes por el Consejo General del Notariado.

Ese mes, la compraventa de viviendas creció un 9,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta las 31.046 operaciones. Por tipo de vivienda, la venta de pisos se incrementó un 9,3%. De ellos, los de segunda mano crecieron un 9,4%, y los de obra nueva un 14,3%.

Por su parte, las hipotecas aumentaron un 17% interanual, hasta los 14.933 nuevos préstamos y la cuantía media experimentó un incremento del 1,3%, hasta los 124.593 euros. El porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 48,1% y en este tipo de compras con financiación la cuantía del préstamo supuso de media el 77,9%.

Normas