El FMI alerta de un nuevo récord en el endeudamiento mundial: 157 billones

La deuda pública y privada ha crecido un 60% desde los niveles de 2007

Lagarde avanza una posible rebaja de las previsiones mundiales por la guerra comercial

Deuda mundial
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La economía mundial nunca ha estado tan endeudada. De acuerdo con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda pública y privada ha marcado un nuevo récord histórico, al alcanzar los 182 billones de dólares (157 billones de euros). Esta cantidad supone un 60% más del nivel que había en 2007. "Este alto endeudamiento puede amplificar las presiones en los mercados financieros", ha advertido la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en un discurso previo al inicio de la asamblea anual del organismo internacional.

Los altos niveles de endeudamiento tanto público como privado se explican, en buena medida, por las políticas de tipos cero iniciadas por los grandes bancos centrales. Los bajos costes de financiación han animado a muchos países y compañías a endeudarse en los últimos años.

"Ya hay economías emergentes y desarrolladas que están empezando a notar el impacto que supone la normalización de las políticas monetarias en los grandes países", ha explicado Lagarde. "El proceso podría ser aún más difícil si se acelera de golpe. Esto puede provocar correcciones en los mercados, cambios bruscos en los tipos de cambio de divisas y un mayor debilitamiento de los flujos de capital".

De acuerdo con un informe elaborado por el Fondo, hay 31 países (con una deuda agregada de más de 100 billones de dólares) en los que la deuda duplica su producto interior bruto (PIB). "Mejorar la gestión de las cuentas públicas podría generar unos ingresos extra anuales de cerca del 3%, lo cual es significativo", ha apuntado Lagarde.

Para la máxima responsable del FMI, es fundamental que los Gobiernos creen mecanismos para que cuando llegue la próxima crisis estén más preparados. 

"Los bancos centrales han estado inyectando cantidades ingentes de dinero en los mercados financieros, lo que ha generado precios absurdos. Cuando se normalicen, la inestabilidad financiera se puede ver seriamente afectada", explica Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners. "Me preocupa que empresas malas se hayan endeudado a precios ridículamente bajos. Hay que pensar que el índice high yield europeo está al 2-3%. Esto puede ser el origen de una crisis de crédito", apunta el experto.

La cara positiva de los bajos tipos de interés es que muchas empresas y familias han visto reducirse significativamente sus gastos financieros. Con los tipos cero, el euríbor se ha desplomado y la carga hipotecaria se ha reducido. La aseguradora alemana Allianz calcula que España ha sido el país que más se ha beneficiado de la política monetaria del BCE, y que los hogares y las compañías españolas habrían ahorrado 140.000 millones de euros por los bajos tipos. 

Lagarde avanzó además que el crecimiento mundial está en su nivel se mantiene en su nivel más elevado desde 2011 y que la tasa de desempleo está cayendo en la mayoría de los países. Sin embargo, avanzó, el escenario “está comenzando a cambiar”. Detalló que algunos riesgos han empezado a materializarse, como la adopción de barreras comerciales o la presión del mercado financiero a algunos de los países emergentes.

Eso sí, en su discurso deja entrever que la institución  podría rebajar la próxima semana sus estimaciones sobre la economía mundial para este año por efecto de la crisis arancelaria. Así, ha asegurado que la previsión de crecimiento mundial se ha vuelto "menos clara" que cuando en julio avanzaron que el PIB mundial crecería un 3,9% este año y el próximo.

"Si las actuales disputas comerciales sufren una escalada, podrían provocar un shock económico en un mayor número de economías emergentes y en desarrollo", ha avanzado.

Normas