Entrevista

Erik Barmack: “Netflix planea hacer entre 9 y 12 producciones en España al año”

El vicepresidente de Contenidos Originales Internacionales defiende que no hay burbuja en las plataformas

Asegura que Netflix supone una revolución frente al modelo de televisión tradicional, pero "no por ello una debe canibalizar a la otra"

Erik Barmack, vicepresidente de Contenidos Originales Internacionales de Netflix.
Erik Barmack, vicepresidente de Contenidos Originales Internacionales de Netflix.

Netflix eleva su apuesta por España. Su vicepresidente de Contenidos Originales Internacionales, Erik Barmack, ha anunciado que durante 2019 abrirán en Madrid una oficina que complementará el hub de producción que estrenarán antes de fin de año en el país. Es la cuarta oficina europea de la firma tras la de Ámsterdam, su principal base de operaciones, la de Londres y la de París. El directivo sostiene que no hay burbuja en torno a las plataformas de streaming y defiende su modelo de producción distribuida: “La mejor opción para contentar a la audiencia es volverte más y más internacional”. 

Netflix anunció en julio que abría en Madrid su primera sede de producción en Europa. ¿Por qué han elegido España y qué inversión supone para la compañía?

No hemos anunciado detalles sobre la inversión, pero la razón que nos ha llevado a crear este hub es porque queremos llevar a cabo más y más producciones españolas, como inversión local, pero también global. Las chicas del cable, La casa de papel y otras producciones como Gran Hotel o Velvet han viajado por todo el mundo, y han demostrado que en España se pueden producir series y películas que capten una audiencia global.

¿Se han marcado un número de producciones para llevar a cabo en España?

No estamos seguros de ese dato aún, pero en Tres Cantos tendremos gente que nos ayudará con la creatividad, la producción y mucho más. Estamos construyendo un equipo que nos ayude con todas las producciones y tenemos varios miles de metros cuadrados donde podremos grabar los contenidos. Nuestro deseo es producir un número de series por año en España de entre 9 y 12.

¿Cuándo estará operativo el centro de Madrid y con cuántas personas contará?

Estará operativo a final de este año, pero aún no hemos definido cuánta gente estará trabajando allí. Sí habrá personal dedicado a distintos departamentos: creativo, de finanzas, administración, así que será un número bastante elevado. Además, vamos a abrir una oficina en Madrid, de cara a dar soporte al centro de producción, que será independiente del mismo, lo cual implicará muchos más puestos de trabajo. Esta oficina respaldará nuestro crecimiento en la región y trasladaremos hasta Madrid a algunos de nuestros empleados de Ámsterdam. Aún no tenemos fecha de apertura de la oficina, que será similar en naturaleza a la de París, pero será a lo largo de 2019.

Netflix ha apostado por producir de una manera muy descentralizada, lo que le permite operar como si fuera varias empresas. ¿Por qué este modelo? ¿Lo necesita por su política de crecimiento basada en el contenido propio y con marcado carácter local?

En el antiguo modelo de producir televisión, los contenidos se creaban en Los Ángeles y se distribuían en diferentes formatos. Estaba bien si lo que se quería era ver dos o tres series por noche que estuvieran hechos por americanos. Pero, lo que hemos visto es que ahora casi la mitad de nuestros suscriptores vienen de fuera de EE UU, y lo que buscan no es exactamente eso. Netflix responde a una demanda de los usuarios, de poder disfrutar de sus contenidos favoritos donde, cuando y como quieran. Nuestro servicio es global; no tenemos slots de televisión, sino un catálogo que se puede ver en cualquier parte del mundo, con miles de posibles elecciones, y donde muchos usuarios están eligiendo contenidos que no son estadounidenses.

¿Y el modelo de Netflix y el de la televisión tradicional pueden convivir o habrá canibalización?

Netflix supone una revolución respecto al modelo de televisión tradicional, pero no por ello una debe canibalizar a la otra, sino que precisamente el modelo brinda la posibilidad de elección al usuario. Sobre este punto se construye nuestro modelo, porque la clave está en que los buenos contenidos para televisión pueden venir de cualquier parte, de España, de Francia, de Alemania, como es el caso de Dark, o Dinamarca, con The Rain. Y estos contenidos pueden viajar alrededor del mundo. De esta forma, no producimos contenidos importantes solo para España, sino que son importantes para Brasil, para Francia o para Alemania, entre otros. Estamos entrando en una época donde creemos que una revolución total está sucediendo en televisión, y queremos ser parte de ella. Queremos ser parte de la creación de este sistema de entretenimiento global, y esto es lo que buscamos hacer con nuestro modelo.

Disney y otras plataformas están eliminando contenido en Netflix para impulsar sus servicios. ¿Les está llevando esto a acelerar la producción de contenido original?

No. En nuestro caso, siempre mantenemos un equilibrio entre los contenidos originales y los licenciados y co-producciones. Tenemos un elevado número de producciones donde colaboramos, por ejemplo, con la BBC en Reino Unido o, en España, con Antena 3, con quien tenemos una relación muy sana. Somos tan activos con nuestras producciones originales porque creemos que muchos de los contenidos que nuestra audiencia demanda no se pueden encontrar en el mercado actual. Por ejemplo, una de las razones por las que firmamos el acuerdo global con Álex Pina, es porque sus programas están conectando con la audiencia de forma única.

¿Cómo se decide en Netflix el presupuesto para, por ejemplo, series españolas?

No compartimos detalles sobre presupuestos, pero se marcan según el tipo de producción, si es solo local o si detectamos que puede ser global. En España, hay un mercado de contenido local, pero esperamos generar contenidos cada vez más internacionales.

El big data y el machine leargning permiten a Netflix conocer muy bien los gustos de su audiencia. ¿Qué peso tienen los datos a la hora de producir? ¿Influyen mucho en los creadores?

No usamos los datos para tomar este tipo de decisiones de contenido. Lo que sí hacemos es estimar qué audiencia potencial puede tener un título, viendo ejemplos de producciones similares, pero eso no determina si el contenido es bueno o malo. Las recomendaciones personalizadas sí nos dan la oportunidad de presentar el contenido de forma diferente a cada uno. Por ejemplo, con Élite habrá mucha gente que vea la serie porque aparecen en su imagen caras conocidas de La casa de papel, y otros porque les ha gustado en función de sus preferencias.

Tanto contenido original está disparando los costes de Netflix. ¿La apuesta es sostenible con la llegada de los beneficios?

Sí, por supuesto. Tenemos 130 millones de suscriptores que pagan una cuota mensual. Pero debemos invertir sabiamente; convertir la inversión en contenidos que la gente quiera. Y la pregunta es cómo de agresivos queremos ser en este tipo de inversiones, y la respuesta es que planeamos hacer muchas series por año de habla no inglesa pero que distribuiremos alrededor del mundo. La mejor opción para contentar a la audiencia es volverte más y más internacional. La inversión en contenidos locales y europeos es buena; cometeremos errores, pero aprenderemos un montón. Es lo que hay que hacer.

¿Se plantea Netflix lanzar una versión gratuita o más barata, pero con publicidad, para acelerar en la captación de clientes?

No. No tenemos intención de incluir publicidad en nuestra plataforma.

Netflix, Amazon Vídeo, Apple, Youtube, HBO, Rakuten... ¿estamos ante una burbuja en torno a las plataformas de streaming?

No lo creemos. Ocurre que paralelamente a este crecimiento en la oferta de contenido, hay una audiencia cada vez mayor, ávida de nuevos temas y formatos [Netflix prepara series interactivas con diferentes desenlaces, según Bloomberg y empezarán por Black Mirror]. Somos conscientes del auge de estas nuevas ofertas de entretenimiento, pero estamos muy centrados en nuestro modelo y estrategia, apostando por una fuerte inversión en contenido originales y producciones en todo el mundo.

Normas