La nueva vida de la Formación Profesional

Salvador Lorenzo, de Repsol, es el embajador de la Semana Europea de la FP en España

La modalidad dual toma impulso tras el decreto de 2012

Salvador Lorenzo, embajador de la Semana Europea de la Formación Profesional.
Salvador Lorenzo, embajador de la Semana Europea de la Formación Profesional.

Arrastra la pesada losa del descrédito desde mucho tiempo atrás, en los que quedaba grabado en el subconsciente de las jóvenes generaciones que si no vales para los estudios la salida es la Formación Profesional. Nada más lejos de la realidad y en cualquier caso, una inmerecida fama que en los últimos años la Formación Profesional se va sacudiendo con la fuerza de los hechos –es una vía directa hacia el empleo– e iniciativas de empresas e instituciones en favor de la empleabilidad.

Una de estas iniciativas es la Semana Europea de la Formación Profesional que organiza la UE y que cumple ahora su tercera edición. Este año se celebra de forma institucional en Viena (Austria ostenta la presidencia rotatoria) del 5 al 9 de noviembre, si bien, desde septiembre y hasta finales de año se desarrollan actos y jornadas en toda la UE que sirven para divulgar las bondades de la FP. Para ello se ha creado una red europea de embajadores de la FP con la que la Comisión Europea suma a destacadas personalidades del mundo de la formación.

En España, el cargo de embajador lo ostenta este año Salvador Lorenzo, vocal de la comisión de formación de la Cámara de España y gerente de integración profesional de Repsol. “Es un cargo honorífico que se ocupa desde septiembre y hasta final de año, pero especialmente durante la Semana Europea de la FP, de participar en actos, jornadas, para divulgar y prestigiar la FP en general y de la FP dual en particular, porque son los modelos de mayor éxito de inserción profesional”, explica el propio Salvador Lorenzo.

En España hay 160 modalidades de titulaciones de FP, que representan la mitad que en Alemania y un tercio de las de Suiza

Lorenzo reconoce que en los últimos años la FP ha ganado en conocimiento gracias a iniciativas como esta y otras de la sociedad civil, como las de la Cámara de España, la Alianza por la Formación Dual o el Círculo de Empresarios, entre otras, “que son una manera de prestigiar la FP y demostrar que es una vía válida para la inserción laboral y para paliar el desempleo juvenil”. El correlato de todo esto es que “han aumentado las plazas de FP y han aumentado los alumnos, aunque, como venimos de un desprestigio histórico, todavía está por debajo de otras opciones. Pero va creciendo”.

Modelo dual

El punto de inflexión se dio en España con el real decreto sobre formación dual (Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre), apunta Lorenzo. “Antes del modelo dual, teníamos alumnos del ciclo de Química Industrial que para acabar hacían lo que se llama FCT (formación en centros de trabajo). Realizaban un curso específico en Repsol de Operador de Planta Química. Después del real decreto, lo que conseguimos es que el alumno anticipe su práctica en la empresa, de forma que cuando acabe ya está habilitado para poder ser empleado”.

Y de esta forma se evitan casos de sobrecualificación, de alumnos que hacen prácticas en una empresa por debajo de su titulación. “Ha sido una transición”, subraya el embajador de la Semana de la FP. “En Repsol hemos pasado de tener un solo título a tener ya más de diez”, recalca.

El despegue de la FP requiere, según Lorenzo, de la conjunción de tres impulsos. Por parte de la Administración, “que ya lo está haciendo”. Por parte de la orientación a las familias, “que son las que tienen que ayudar a que los chicos y chicas decidan elegir una carrera profesional que no termina en la FP, sino que comienza, porque que tú hagas FP no significa que no hagas luego una carrera profesional, universitaria, con máster o lo que consideres”, razona el gerente de inserción laboral de Repsol. Y finalmente las empresas, “sin las cuales no hay FP, ayudando a decidir los títulos, porque saben cómo evolucionan las nuevas competencias de índole transversal, y aportando expertos que son los tutores para formar a los alumnos de forma complementaria”.

Frente a otras propuestas formativas, Lorenzo remarca que la empleabilidad de la FP es muy buena, con cifras de inserción del 80% para arriba y en plazos muy cortos. Unos números que la FP dual mejora, aunque reconoce que este modelo va despacio si nos comparamos con otros países, como Alemania o Suiza, “porque hay que dualizar los programas”. En España hay 160 modalidades de titulaciones de Formación Profesional, que representan la mitad que en Alemania y un tercio de las de Suiza, hace notar Lorenzo.

Y aunque la mayoría de los alumnos de FP son jóvenes, esta formación también está sirviendo como vía de reinserción en el empleo “para personas prejubiladas, gente que se ha quedado en paro por diversas razones o universitarios que tras una formación académica espléndida ven que al final no tienen experiencia laboral”, reconoce Lorenzo. Porque, como enfatiza, “la Formación Profesional te permite un contacto directo con el mundo laboral, pasas directamente del aula al puesto de trabajo”.

Apuesta dual

Salvador Lorenzo, gerente de integración profesional de Repsol, señala que la apuesta de la petrolera por la FP dual la realiza “como responsabilidad social, por reputación y compromiso con la sociedad, porque además es una actitud corresponsable con el sistema educativo. No podemos contentarnos con que el sistema forme y luego nosotros contratemos”.

Desde la aprobación del real decreto sobre FP dual, Repsol ha puesto en marcha programas de formación dual en sus complejos industriales de Cartagena, Puertollano, A Coruña y Tarragona; en Somorrostro (Bizkaia) y Gajano (Cantabria); y en la Comunidad de Madrid (Campus, sede de la compañía; el Centro de Tecnología Repsol y el Centro Superior de Formación, en Móstoles; y Sistemas de Información).

En total, desde 2012 hasta 2017 han realizado sus prácticas en los centros antes citados casi 400 alumnos de los ciclos formativos de grado superior de Química Industrial; Fabricación Mecánica; Laboratorio; Mecatrónica; Administración y Finanzas; Administración de Sistemas Informáticos en Red; Automoción; Sistemas de Comunicación Digital; Automatización y Robótica, y Mantenimiento Equipos Dinámicos e Instrumentación.

Normas