María Martínez: “Las cremas deberían hacerte sentir mejor y no peor”

La emprendedora aboga por desdramatizar el sector de la cosmética

La empresa cumple seis años y espera facturar dos millones de euros este año

Laconicum

El laconicum era la habitación que los romanos dedicaban a la sauna, a descansar y a cuidarse. Desde 2012, Laconicum también es la tienda online de cosmética independiente fundada por María Martínez (Madrid, 1979) y su socia, Anabel Vázquez. En su lugar de trabajo, ha tenido que prescindir de la sauna, pero se ha rodeado de libretas de tamaño A5, “cada vez que viajo, compro una nueva y no me da tiempo a estrenarlas”. Además, a pesar de dirigir una tienda online, insiste en que “todas las ideas importantes están en una libreta”.

También en un cuaderno, en el bar librería Tipos Infames (Madrid), comenzó a tomar forma Laconicum. Así, las reuniones itinerantes en las diferentes piscinas y cafeterías de la capital acabaron asentándose y dando paso a un despacho de blanco inmaculado en el barrio de Chamberí. Trabaja en una mesa limpia de objetos que estorban con alguna orquídea de acompañamiento, y compartida con las otras siete personas que conforman la compañía. Un proyecto en el que invirtieron 3.000 euros cada socia, que recuperaron al tercer mes, y con el que prevén alcanzar los dos millones de euros de facturación este año.

Antes de Laconicum, Martínez había trabajado en consultoría y en empresas ligadas a internet. De hecho, ganó un Webby Award, conocido como el Óscar de internet, por I wanna go there, una página web de viajes para que los turistas compartieran información y secretos más allá de las guías. Pero cuando comenzó a idear un nuevo proyecto, tuvo claro que tendría que aunar sus tres grandes pasiones: viajar, internet y la cosmética. Ahora recorre todo el mundo en busca de productos que están esperando a ser descubiertos en el mercado español.

Sin embargo, Laconicum es mucho más que una tienda online, en su manifiesto reivindican una nueva forma de acercarse a la cosmética. “Creo que hay muchas marcas que apelan al miedo y a argumentos catastrofistas de todo lo que te puede pasar si no usas sus productos, pero nosotras huimos totalmente de eso”, critica Martínez, que pretende desdramatizar este sector. La emprendedora, que asegura que la cosmética está viviendo un momento de excelente crecimiento, observa también un cambio en las tendencias: “Al público le gusta jugar, quiere probar cosas nuevas todo el tiempo y no tiene miedo a equivocarse”. En este sentido, también reivindica que la cosmética está para disfrutarse. “No somos antinada, los productos deberían hacerte sentir mejor y no peor”, reivindica al tiempo que reconoce que aunque las cremas puedan mejorar el aspecto de la piel, no harán que nada desaparezca. Ni quieren. Por ejemplo, “la celulitis es un fenómeno democrático”, recuerda el manifiesto de la empresa. 

Normas