Análisis del sistema de autónomos para acceder a una pensión digna

Los autónomos deberán aumentarse la base de cotización antes de cumplir los 47 años para percibir una mejor pensión en el futuro

autónomos pensiones jubilación

El cobro de las pensiones es una de las mayores preocupaciones de los españoles en general y de los autónomos en particular. Muchos trabajadores por cuenta propia se preguntan qué pensión les quedará a ellos cuando decidan jubilarse. A continuación vamos a analizar las claves del actual sistema de cotización de los autónomos. En función de las decisiones que tomemos, podremos disminuir las enormes diferencias de pensión de jubilación con los asalariados, que superan en la actualidad los 510 euros cada mes, como certifica un estudio de UATAE publicado esta misma semana. 

Decisiones claves: cuánto cotizar y durante cuánto tiempo

El autónomo tiene que considerar dos parámetros, sobre los que tiene control. Cuánto aportar a su jubilación y durante cuánto tiempo hacerlo. Para responder a la primera pregunta, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el autónomo puede elegir, libremente, cuánto cotizar a la Seguridad Social. Dicha elección cuenta con limitaciones especiales a partir de los 47 años. En la actualidad, la base máxima al cumplir esa edad queda limitada. Obligatoriamente, el autónomo tendrá que cotizar, como máximo, 2.052 euros mensuales, si su base de cotización fue inferior a 2.023,5 con anterioridad.

Así lo recuerda Jose Ramón Fernández de la Cigoña, Licenciado en Empresariales, MBA y Director Financiero, que ha analizado el sistema de autónomos para el portal Sage.com. Es por eso que este experto da un primer consejo: cotizar todo lo que se pueda antes de cumplir los 47 años. Cuestión que ahora es más sencilla, puesto que la Seguridad Social permite hasta cuatro cambios de cuota al año. De este modo, el trabajador por cuenta propia puede tomar mejores decisiones y modificar sus aportaciones a la Seguridad Social con mayor flexibilidad.

Este es el principal factor que achaca Fernández a las bajas pensiones de los autónomos. Como aseguran diferentes informes oficiales, un gran porcentaje de estos profesionales cotiza por el mínimo. Esto nos da liquidez durante el ejercicio de la profesión. Sin embargo, nos resta ingresos en el futuro, en lo que a cobrar una mayor pensión se refiere.

En conclusión, con respecto a cuánto cotizar el especialista concluye que lo más recomendable es, en primer lugar, cotizar por encima del mínimo antes de los 47 años. Y, en segundo lugar, recuerda la existencia de los planes de pensiones privados, como una opción de ahorro interesante para completar la pensión pública. Un producto que, en el caso del autónomo, cuenta además con ventajas fiscales.

"Se caracterizan por reducir directamente la base imponible de la declaración de la renta, se difiere el pago del impuesto de la renta hasta el momento de su rescate y por permitir la desgravación de la base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o bien hasta el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas", recuerda Fernández de la Cigoña.

El tiempo, la otra clave del sistema de autónomos

Cuando se realiza un análisis de este elemento para el cálculo de las pensiones, se tienen muy en cuenta los años mínimos necesarios para acceder al 100% de la jubilación. Sin embargo, se deja de lado un factor fundamental: los años que realmente computan para el cálculo de las pensiones.

El autónomo que se jubile ahora debe tener en cuenta que su pensión se calculará en base a lo cotizado en los últimos 21 años. Cuestión que, a partir de 2022, se ampliará a 25 años.Este sería el primer parámetro a tener en cuenta, a la hora de valorar la configuración de nuestra pensión de jubilación.

Por otro lado, para que un autónomo pueda acceder al 100% de la pensión, si se jubila hoy día, debe haber cotizado 36 años y seis meses. Sin embargo, el experto recuerda que estos requisitos se irán endureciendo próximamente. Por ejemplo, el autónomo que prevea su jubilación en 2027 necesitará tener 67 años y haber cotizado un mínimo de 37.

Esto puede obligar a los autónomos a postergar la jubilación, en el caso de que no cuenten con esos periodos. La situación es tal que Fernández de la Cigoña recuerda que existen trabajadores que se dan de alta de autónomos, a pesar de tener pocos ingresos, con el único objetivo de sumar nuevas aportaciones a la Seguridad Social que le permitan llegar a ese 100% de cobro de la pensión.

Normas