Hay que digitalizar la edificación

A pesar de la recuperación del sector, son necesarios unos pilares que aumenten la competitividad

Hay que digitalizar la edificación
Pixabay

Desde hace un par de años nos encontramos en una tímida senda de recuperación del sector de la edificación, pero debemos cimentar éste incipiente crecimiento con unos pilares que ayuden a mejorar la competitividad del sector: la transformación de la edificación pasa inevitablemente por la digitalización, la industrialización y la mejora de la experiencia de usuario en todas las etapas. Desde el diseño y la ejecución, hasta la biodinámica y el mantenimiento futuro de esos edificios, todo tiene que formar parte de este renacimiento, dónde la sostenibilidad, la innovación de materiales, la domótica y la eficiencia energética juegan un papel muy importante.

Si aunamos esfuerzos y alianzas a favor de esta nueva edificación, junto a la rehabilitación, puede volver a desempeñar un papel fundamental en España como motor de crecimiento económico sostenido en el tiempo. El sector está viviendo en el presente una catarsis que viene marcada por una profunda convicción por la digitalización. Si algo nos ha demostrado esta nueva era digital es que no podemos llegar a convertirnos en un modelo industrial si no estamos vinculados al cien por cien a la tecnología. La edificación debe transformarse de arriba a abajo para convertirse en la punta de lanza de la economía.

Todas las decisiones de la cadena de valor deben estar soportadas tecnológicamente, ya estamos viendo cambios en este sentido. Un claro ejemplo de ello es la implementación del BIM (Building Information Modeling) en las estrategias de edificación. Hasta hace no mucho, apenas se escuchaba hablar del BIM en el sector de la construcción, hoy ya es una práctica bastante generalizada. Ya no tiene sentido estar diseñando promociones sin el soporte del BIM, el cual te facilita una gestión más sencilla y eficaz dada la centralización de la información relacionada, pruebas y simulaciones en tiempo real, además de una considerable reducción de tiempo y costes invertidos.

El sector de la edificación y el hábitat debe pivotar sobre la tecnología y esto va a comportar cambios significativamente positivos en un futuro próximo. El paso a la digitalización requiere un altísimo nivel de excelencia, una información de calidad exhaustiva que permita una gestión y una toma de decisión en tiempo real. Llegará un periodo no muy lejano en el que no se podrá comprar suelo sin contar con el soporte del big data; no podremos vender vivienda sin hacer uso de la realidad virtual para que el cliente pueda tomar su decisión de compra; próximamente se podrán comprar viviendas online y dejaremos de ver casetas inmobiliarias tradicionales que no cuenten con soportes tecnológicos y que podrán ser sustituidas por visitas virtuales de potenciales compradores. 

Solo podremos convertir esto en una realidad con una profunda transformación cultural del sector, al cual implica un trabajo colaborativo de toda la cadena de valor. La industria está dando pasos en este sentido, prueba de ello es Rebuild, la plataforma de innovación enfocada en dinamizar el sector de la edificación con el mayor congreso de arquitectura avanzada que se ha celebrado en España, dónde se dará confluencia a la innovación de materiales, el diseño de proyectos basados en la sostenibilidad y la biodinámica, y por supuesto la digitalización en toda la cadena de valor. Es el momento de subirse al carro de la transformación, con el convencimiento de que quién no aproveche esta oportunidad dejará de ser empleable y no sobrevivirá al cambio.

Ante las expectativas de aceleración en materia de innovación, se hace necesario contar con profesionales capacitados para adaptarse a la realidad actual y a las necesidades específicas del sector de la construcción. Hasta hace un par de años, cualquier industria, cualquier fábrica, contaba con más tecnología implementada de la que disponía la edificación, que es todavía tremendamente manual.

Necesitamos profesionales con formación actualizada a las nuevas tendencias en el sector, es decir, digitalización y construcción 4.0, construcción sostenible e industrializada, con el apoyo de soluciones tecnológicas como el cloud en la edificación, la realidad aumentada o la simulación. Pero también con el conocimiento de los nuevos materiales y la importancia de la eficiencia energética para edificios de consumo casi nulo. Los nuevos requerimientos del sector exigen equipos de profesionales que sean sino nativos, convencidos tecnológicos.

El sector de la edificación está dedicando sus mayores esfuerzos en adaptarse a este nuevo modelo productivo, liderar la transformación digital en este campo para seguir siendo competitivos. Queda mucho por hacer, todavía no podemos hablar de una recuperación completa del sector, pero esa visión transformadora es la que nos debe guiar en los siguientes pasos.

Juan Velayos es presidente de Rebuild y consejero delegado de Neinor Homes

Normas