Autónomo: en esto debes fijarte si estás pensando pedir un préstamo

¿Cómo minimizar riesgos? ¿Cómo ahorrar en costes de financiación? ¿Cuánto pedir? Analizando ciertos aspectos es posible tener la mejor respuesta a estas cuestiones.

autónomos préstamos

Las entidades bancarias suelen ser muy reacias a conceder un préstamo a los profesionales autónomos. Y si lo hacen, les imponen unas condiciones mucho más duras que a un asalariado. La ausencia de una nómina o de otros ingresos regulares se convierte en el principal obstáculo con el que se encuentran los trabajadores de este colectivo a la hora de pedir un préstamo.

Para ayudar a minimizar riesgos, analizamos una serie de consejos que han sido recopilados en Padigital, el portal de Páginas Amarillas sobre Soluciones Digitales. Estas son las cuestiones que un autónomo debe tener en cuenta:

- Ajusta la cantidad. Puede que las entidades bancarias te ofrezcan más dinero del que realmente necesitas para desarrollar tu proyecto. Esto suele encarecer bastante el producto financiero que estás comprando. Si no lo necesitas, ajusta al máximo.

- Línea de crédito. A veces se acepta esta propuesta de más dinero porque se quiere dejar abierta la opción de realizar reformas en el negocio o para cubrir necesidades imprevistas. Para esto lo más recomendable es pedir una línea de crédito para autónomos y pymes. Están diseñadas para la financiación de este tipo de cosas, y se renueva mensualmente hasta llegar a una cifra máxima previamente pactada con el banco.

- Fíjate en la TAE. Según informan desde el portal de Páginas Amarillas sobre Soluciones Digitales, Un crédito puede venir con muchos productos asociados que pueden acabar saliéndote muy caros, Para evitarlo, debes fijarte en la TAE (Tasa Anual Equivalente), una tasa que da cuenta del coste total del préstamo, incluyendo comisiones, intereses y otros gastos. “Una opción para evitar costes añadidos es buscar préstamos cuyas condiciones o productos añadidos no nos cuesten dinero, como domiciliar los pagos de autónomos, el pago de los recibos o los impuestos en el mismo banco”, señalan.

- Comisión de cancelación. Para pagar menos por el préstamo lo recomendable es cancelarlo tan pronto como los ingresos nos lo permitan, ya que las condiciones, como hemos explicado, siempre serán menos favorables para los autónomos. Eso sí, antes de cancelar total o parcialmente tu préstamo deberás asegurarte de que no te vayan a cobrar ningún tipo de comisión.

La alternativa

En el caso de que no te concedan préstamos o no te atrevas a asumir las condiciones que te ofrecen, existe la opción de los microcréditos, préstamos de cantidades de dinero más pequeñas.

Estos microcréditos te permiten acceder a financiación sin necesidad de aval, ya que su concesión viene determinada en función de la viabilidad del proyecto y la confianza depositada en él. Aunque acceder a ellos puede resultar más sencillo, el coste de financiación también es superior, y están especialmente indicados para pequeñas cantidades de dinero.

Normas