Seis tipos de préstamo diseñados para atender las necesidades del autónomo

El abanico de opciones para profesionales que necesitan financiación es más amplio que antes de la crisis.

préstamos autónomos

En los últimos años, la oferta de préstamos para autónomos ha crecido notablemente. Aunque la salida de la crisis económica es uno de los factores, la principal razón de este hecho es la creación de nuevas empresas de capital privado, que ofrecen sus productos financieros a través de Internet. Se conocen como entidades fintech. Este avance ha generado una mayor competencia en el sector, que deriva en una mayor oferta, que ha sido recopilada por el comparador HelpMyCash. En un comunicado en su página web, analiza las diferentes opciones que tiene el autónomo para conseguir un préstamo para su actividad. Son las siguientes.

1. Préstamos dirigidos a autónomos y pymes

Si necesitas una cantidad fija de dinero para impulsar un proyecto empresarial podremos contratar uno de los numerosos préstamos que existen para pymes y profesionales por cuenta propia. Los bancos son los principales promotores de esto, incluso algunas instituciones públicas.

La principal ventaja es que este tipo de préstamos tiene un interés más bajo que el de los préstamos personales para consumo, además de que el plazo para devolver el dinero es más largo; situándose la media en 15 años.

2. Líneas de crédito para pymes y autónomos

Especialmente pensados para conceder financiación a este colectivo. De manera mensual se renovaría la línea de crédito hasta el máximo concedido, teniendo que pagar los intereses que se generarán sobre el dinero que hayamos gastado durante el mes anterior.

Podrás obtener un máximo de 100.000 euros a devolver en un año y con un interés entre el 5% y el 10% TAE, por lo general.

3. Mini créditos al instante

Son una tendencia notable en este mercado. Estos préstamos de rápida solicitud y concesión te permitirán obtener pequeñas cantidades de dinero, menos de 1.200 euros, para que puedas usarlos y devolver ese dinero en un plazo de 30 días.

No obstante, hay algunas compañías que han ampliado ese plazo de amortización hasta los tres meses. Para poder acceder a este tipo de créditos deberás contar con ingresos regulares y suficientes.

4. Préstamos personales para proyectos particulares

Si lo que quieres es afrontar un proyecto de tu vida privada esta opción te permitirá recurrir a un préstamo sin nómina. Las empresas dirigen este producto a autónomos, pensionistas o personas que no tengan nómina. Eso sí, los ingresos deberán ser regulares, oficiales y suficientes para la entidad,

5. Préstamos P2P

Se distingue de otros créditos para autónomos en que se conceden exclusivamente a través de las llamadas plataformas de crowdlending, sin intervención bancaria ni de entidades financieras. Aquí se encuentran profesionales con profesionales que necesitan financiación para su negocio o para sus proyectos e inversiones independientes.

Aquí es la plataforma la que realizará un análisis del perfil y la que otorgará un nivel de riesgo determinado. Los inversores revisarán las condiciones y decidirán si finalmente invierten o no.

6. Préstamos con garantía hipotecaria

Con estos productos podrás obtener hasta el 40% del valor de tu vivienda o inmueble, una cantidad que sirve para lanzar nuevos proyectos. Estos préstamos con garantía hipotecaria no exigen que justifiques ingresos, ya que el inmueble es el bien que prestas como aval.

Normas