Procare Health, el laboratorio especializado en la salud de la mujer

La farmacéutica catalana ofrece medicamentos a base de ingredientes naturales, nueva tendencia en el mercado

La empresa, en plena expansión, prepara su desembarco en EE UU de la mano de Papilocare, su producto estrella

Procare Health
Parte de los productos que comercializa Procare Health.

Un laboratorio enfocado exclusivamente en la salud y el bienestar de la mujer, que ofrece tratamientos de ginecología, artrosis y osteoporosis, pero a base de ingredientes naturales –extractos de plantas, hierbas y hongos–, no hormonales, la gran novedad en el momento de su constitución.

Su fundador y consejero delegado, el químico francés Yann Gaslain, buscaba con Procare Health naturally woman, un abordaje distinto, más innovador, para hacer frente a la menopausia, las infecciones vaginales, la disfunción femenina o el virus del papiloma humano, esta última su principal ocupación terapéutica.

Las mujeres han dejado de consumir fármacos hormonales por miedo a sus efectos adversos

Yann Gaslain, CEO de procare health

“Entre 2007 y 2010 se publicaron un montón de estudios epidemiológicos sobre los efectos adversos de las hormonas, como el riesgo de padecer cáncer o enfermedades cardiovasculares. La mujer, por miedo y el peligro que representan, ha dejado de consumir estos fármacos”, recuerda Gaslain, con más de 10 años en España.

Así surge la idea de esta farmacéutica, creada en 2012, en el año más duro de la crisis, y con un fuerte componente de inversión en I+D, actividad a la que dedica el 20% de sus ventas, cercanas a cuatro millones de euros en 2017.

El equipo, capital de la empresa, que ha hecho posible el éxito de Procare Health.
El equipo, capital de la empresa, que ha hecho posible el éxito de Procare Health.

Aunque su nacimiento estuvo más bien vinculado con el cierre en 2009 de la división de salud de la multinacional Procter & Gamble en España –y su posterior venta a la irlandesa Warner Chilcott–, de la que el francés era su máximo ejecutivo.“Cuando fuimos a registrar la compañía –este proyecto se nutrió de excolaboradores de P&G, muchos de los cuales son hoy socios de la firma–, el notario me dijo que no entendía que un francés abriera una nueva empresa en España cuando él se dedicaba a cerrarlas cada día. Me asusté un poco, pero seguí adelante”, cuenta ahora con una sonrisa en la cara.

Contra el papiloma

Papilocare es el producto estrella de este laboratorio. Se trata de un gel vaginal lanzado en 2016 para prevenir y tratar las lesiones cervicales ocasionadas por el virus del papiloma humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual frecuente, causante del cáncer de cuello de útero, y a la que Procare ha dedicado sus mayores esfuerzos de investigación. Su principio activo es el hongo chino Coriolus versicolor, aunque la formulación también incluye bioecolia, aloe vera y Azadirachta indica. 

“No es preventivo, como la vacuna, que sigue siendo muy necesaria para prevenir su aparición. Pero, una vez adquirido, lo que permite Papilocare es normalizar la citología, ayuda a negativizar la carga viral y facilita al propio organismo su defensa, según han demostrado varios estudios clínicos”, aclara, tras afirmar que “hasta la fecha no había tratamientos para este tipo de lesiones. Pese a que es un fármaco libre de venta en farmacias (20-25 euros la terapia de seis meses), la empresa aconseja consultar al ginecólogo.

Virus del papiloma humano.
Virus del papiloma humano.

Completan su catálogo Palomacare (con ácido hialurónico y centella asiática, para la reparación e hidratación de la mucosa vaginal, 15-20 euros), Hidracare (solo para la sequedad vaginal, con ácido hialurónico y bioecolia, 10-12 euros) y Libicare (recién lanzado, 25-30 euros, que eleva el deseo sexual y la excitación de la mujer en dos meses de terapia mediante la segregación de testosteronas de forma endógena, a diferencia de los parches hormonales exógenos, en circunstancias de menopausia o posparto).

Y en reumatología, ofrece Pronolis, un ácido hialurónico de alta densidad que disminuye el dolor ligado a la artrosis a corto y largo plazo, hasta 6 y 12 meses, según los ensayos clínicos presentados en un congreso europeo en junio por el doctor Jordi Monfort, jefe del servicio de reumatología del Hospital del Mar.

Una firma en expansión

La compañía, con sede en Castelldefels y filiales en Francia y Portugal, está en pleno proceso de expansión. Para la comercialización de Papilocare, en concreto, ha cerrado hace poco un acuerdo con la biotecnológica japonesa Shionogi para su distribución en Italia, y otros dos este año con la farmacéutica Mi­trhra, para su venta en Bélgica y Holanda, y la húngara Gedeon Richter, para ocho países de Europa del Este.

Financiados por la Seguridad Social

La compañía Procare Health fabrica, además, medicamentos para tratar la osteoporosis, una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos y que afecta más a la mujer. Uno de ellos es Micaldeos, el único fármaco en el mercado con calcio y una alta densidad de vitamina D, “antes era al revés”, señala el consejero delegado de la empresa. Este fármaco está financiado por la Seguridad Social.

Siguiendo esta línea, la empresa quiere adentrarse en el campo de la fertilidad y estudia nuevos desarrollos en artrosis. Además, están en conversaciones con otros laboratorios para vender Papilocare y Libicare en México, Canadá, Inglaterra, Alemania y China, “que nos da muchas opciones de internacionalización”.

Ahora, su meta es desembarcar a principios de 2019 en EE UU, “un mercado muy potente para Papilocare. Hemos empezado el proceso con la FDA [agencia del medicamento] para estudiar su lanzamiento”, avanza. La compañía, con 85 trabajadores (65 en España), espera cerrar 2018 con una facturación de 10 millones.

Ginecología y reumatología, dos negocios en alza

Yann Gaslain, consejero delegado de la empresa.
Yann Gaslain, consejero delegado de la empresa.

Para Yann Gaslain, consejero delegado de Procare Health, la ginecología y la reumatología son dos unidades de negocio sanitarias con grandes perspectivas de crecimiento en los próximos años.

En el primer caso, por el envejecimiento de la población y el auge de la práctica deportiva (la fiebre del running), que puede gastar las articulaciones, puntualiza. Y en el segundo, por la búsqueda de tratamientos más naturales en el colectivo femenino, añade. “Lo que sabemos es que el mercado de las hormonas ha bajado un 50% en los últimos años, y es lo que puede explicar también el incremento de las ventas de Procare este año y el pasado. Hay una necesidad de mercado”, argumenta.

Gaslain, con experiencia también en el campo de la sexualidad femenina debido a su paso por Procter & Gamble, recuerda que hace 10 años, estando en la multinacional, lanzaron el primer Viagra para la mujer menopáusica, que era un parche de testosterona y que, por los riesgos hormonales, el producto fue un fracaso.

“Con Libicare, los ginecólogos dicen que por fin tenemos algo. El tema ha dejado de ser, además, un tabú. Antes la paciente no lo expresaba, el médico tenía que hacer la pregunta, pero ahora la mujer lo aborda de forma natural”.

Normas