Fondos para esquivar el riesgo de volatilidad en vacaciones

Durante todo el año la cartera debe estar en consonancia con el perfil de riesgo y horizonte temporal del inversor

El principal objetivo estos meses es defenderse de los vaivenes bursátiles

Fondos inversión

Si tiene claros los objetivos de inversión y su perfil de riesgo y que estos están reflejados en una cartera bien diseñada acorde también al horizonte temporal, no debería temer al verano. Sin embargo, las emociones forman parte del inversor particular, por eso recogemos aquí algunas recomendaciones para que los posibles vaivenes del valor de sus inversiones no le impidan disfrutar de las vacaciones.

Tal y como comenta Josep Bayarri, director de productos, análisis e inversiones de Arquia Banca, a pesar que desde el inicio de la recuperación en 2009 hemos vivido una etapa caracterizada por una bajísima volatilidad, justo en los meses de verano ha sido cuando hemos vivido las peores experiencias, “por lo tanto, parece recomendable disponer de una cartera de fondos que nos permita relajarnos y disfrutar del merecido descanso veraniego.

En los últimos años, con poca volatilidad en el mercado, los veranos han concentrado las peores experiencias

Esto no significa necesariamente reducir significativamente el perfil de riesgo de las carteras, puesto que la reducción del volumen en las Bolsas en verano puede exagerar los movimientos a la baja…y también al alza”. Para este entorno, Bayarri cree que un fondo multiestrategia adaptado a su perfil sería la opción más recomendable.

Y es que en un momento de incertidumbre y de tensión en los mercados financieros como el actual (guerra comercial, normalización de las políticas monetarias, endeudamiento mundial, datos económicos que pierden fuelle en algunas áreas geográficas, etc.), “es conveniente no descuidar nuestro patrimonio, ni siquiera en vacaciones. Los mercados nunca descansan”, advierte Isabel Sánchez, analista financiera de Profim, del grupo Arquia.

La reducción del volumen en época estival puede exagerar los movimientos a la baja… y al alza

Josep Bayarri (Arquia Banca)

Para tratar de “sostener” esos posibles sobresaltos en un perfil moderado lo mejor es, según esta experta, “tener una cartera correctamente diversificada, invertir el patrimonio en fondos que realicen una gestión flexible y activa y que, además, en la medida de lo posible, tengan entre sus objetivos la preservación de capital”.

Ahí apuesta por “productos con orientación de retorno absoluto que hayan demostrado su capacidad para sortear situaciones de mercado adversas, por ejemplo el Renta 4 Pegasus o Penta Inversión, ambos gestionados por profesionales españoles con una larga y probada trayectoria”.

Apostamos por fondos de retorno absoluto capaces de sortear situaciones adversas

Isabel Sánchez (profim)

Para un perfil de mayor riesgo, algunos fondos mixtos flexibles, “sobre todo aquellos orientados a la renta variable, ya que en estos momentos el mayor riesgo está en la renta fija”, apunta Sánchez, apostando por Pictet-Multi Asset Global Opps P Eur o AXAWF Global Optimal Income A EUR.

Por su parte, Rafael Ciruelos, socio de Diaphanum, recomienda no hacer cambios drásticos ni de reducción ni de aumento de riesgo, pero que “si hay inversores que no quieren llevarse sustos, tradicionalmente hay dos alternativas: monetarios o renta fija a corto, pero en estos momentos los fondos monetarios suponen perder algo de dinero (0,40% al año) y los fondos con renta fija a corto plazo no presentan unas perspectivas mejores. No obstante, somos medianamente positivos y para los clientes recomendaríamos seguir en Bolsa, si bien con un peso similar entre renta variable europea y de EE UU.”

Somos medianamente positivos y para los clientes recomendaríamos seguir en Bolsa

Rafael Ciruelos (Diaphanum)

El inversor que haya planificado sus inversiones teniendo en cuenta el plazo en el que necesitará ese dinero debería poder irse de vacaciones sin preocuparse de lo que pase en verano, si aun así los vaivenes de mercado le van a estropear su merecido descanso estival, descansar bien puede ser más importante que cualquier dinero que pueda dejar de ganar, así que lo más seguro es irse a fondos monetarios.

Pero la verdad es que yo no lo recomiendo, porque luego ¿cuándo volvería a entrar en los fondos con el nivel de riesgo que le permita obtener la rentabilidad necesaria al menos para no descapitalizarse por la inflación?”, se pregunta Marta Díaz-Bajo, directora del análisis de fondos de Atl Capital.

Una buena idea es buscar productos que no estén correlacionados o que aprovechen las caídas para ganar

De cara a tener fondos de inversión en cartera con los que sufrir menos durante el periodo estival, Joaquín López, del departamento de análisis de Aspain 11 Eafi, opina que habría que elegir aquellos que no estén muy correlacionados con la renta variable o que lleven a cabo estrategias de cobertura de volatilidad.

“Dentro de este tipo de fondos se podrían buscar los denominados de gestión alternativa de volatilidad, en cuya estrategia prima invertir en productos que se revaloricen ante subidas de volatilidad en el mercado. Entre estos, el Amundi Absolute Volatility World Equities SU-C”.

Si los vaivenes le van a estropear el descanso, lo más seguro es irse a monetarios, pero no lo recomiendo

Marta Díaz-Bajo (Alt Capital)

Para el caso de fondos de inversión que estén menos descorrelacionados con los mercados, “buscaríamos principalmente en la categoría de gestión alternativa denominada market neutral, cuyo objetivo es descorrelacionarse de lo que hagan las acciones. Para un inversor minorista, Black­Rock Americas Diversified Equity Absolute Return A2”.

En cuanto a Fidelity, recomiendan “aquellos fondos que estén bien diversificados a nivel global y que sean muy flexibles para aprovechar todas las oportunidades, pues es la mejor estrategia para combatir la volatilidad”. Y mencionan en especial el Fidelity Funds Global Multi Asset Income Fund.

Buscaríamos principalmente en la categoría de gestión alternativa ‘market neutral’

Joaquín López (Aspain 11 EAFI)

Asimismo Amílcar Barrios, analista de inversiones de Tressis, aclara que al hablar de una cartera de fondos “no se puede pensar en un plazo tan sumamente corto como lo que aquí entendemos como verano”.

Dicho eso, prefiere estar fuera de los clásicos fondos de inversión de renta fija a corto plazo “mientras sigan vigentes las amenazas precisamente sobre esta clase de activo”, pero sí optan por productos de renta fija con más duración, “pero global y que sean realmente flexibles para poder aprovechar un entorno potencialmente volátil en esta clase de activo”.

Prefiero estar fuera de los fondos de renta fija a corto plazo mientras sigan las amenazas

Ailcar Barrios (Tressis)

Y dentro de las posibilidades de menor riesgo, “entraríamos en alternativas de gestión alternativa mercado neutral de renta variable. Creemos necesario seguir invertidos en acciones de forma estructural aun con la siempre presente amenaza de agosto de por medio; quizás reducir el peso de Bolsa, pero no eliminarla”.

Recomendaciones

Elegir bien. “La experiencia y la teoría de carteras nos previenen contra la toma de decisiones a corto plazo para nuestras carteras. Por tanto, yo haría una recomendación de fondo para los lectores que es la siguiente: no construyan un portafolio que tengan la necesidad de revisar todos los días. En ese caso, probablemente estarán invertidos con un perfil de riesgo superior al que realmente necesitan”, advierte Carlos Fernández, profesor del máster en Gestión de Carteras del IEB. 

Consejo. Contar con asesoramiento financiero, recuerdan desde Profim, nos permitirá, en cualquier momento, tomar decisiones de inversión de manera ágil, sobre todo si el entorno se complica y aumenta la volatilidad, aprovechando la ventaja del traspaso entre fondos de inversión (diferimiento fiscal).

Profesionales. Desde Trea AM, Eduardo Ripollés, su director de relación con los inversores, así como desarrollo de negocio, insiste en que “si un inversor tiene su cartera estructurada a largo plazo, el verano es un periodo más que no puede llevarnos a malas interpretaciones” y recomienda “paciencia y confianza en las carteras de sus fondos y las decisiones de sus gestores. Son ellos los que tienen que tomar las decisiones tácticas, en el corto plazo, en el caso de que sean necesarias”. De todas formas, Ripollés observa que para un perfil conservador las caídas en los mercados de renta fija durante este año “son una oportunidad de entrar a valoraciones más atractivas”.

Normas