ING liquida la rentabilidad de su Cuenta Naranja

Comunica a sus clientes que desde el 1 de agosto baja la remuneración del 0,05% al 0,01%

Los tipos de interés al cero han llevado a la entidad a eliminar progresivamente las ventajas de su producto estrella

ING
Fachada de una oficina de ING.

ING ha dado el golpe de gracia al que en otro tiempo fue su producto estrella. La entidad ha comunicado a sus clientes que a partir del próximo 1 de agosto la rentabilidad de la Cuenta Naranja se reducirá del 0,05% al 0,01%. Un movimiento que termina por liquidar el atractivo de una cuenta de ahorro que en su mejor momento llegó a ofrecer un 5%, cuando todo el sector practicaba los extratipos. Pero, desde que los tipos oficiales de interés de la zona euro se situaron en el 0% en marzo de 2016, muchas entidades iniciaron un proceso de ajuste de las remuneraciones que ha llevado los tipos medios de las cuentas a la vista a mínimos históricos -el 0,04%, según el Banco de España-.

Desde ING explican en una misiva que “año tras año los tipos de interés han seguido bajando situándose incluso en negativo, lo que ha hecho que vayamos ajustando la remuneración de la cuenta hasta llegar a este momento”. Así, tras varias revisiones a la baja, el interés que ofrece a los clientes pasará a ser prácticamente testimonial. La entidad ha ido eliminando progresivamente las ventajas de su famosa Cuenta Naranja, con la que se hizo un importante hueco en el mercado y captaba clientes.

Suprimió la bonificación del 2% de los recibos domiciliados en la cuenta en enero de 2017, fecha en la que la remuneración pasó del 0,2% al 0,10%. Poco después, en noviembre de ese mismo año, el interés se recortó a la mitad, hasta el 0,05%. Y solo un mes antes había tomado una decisión que daba un giro radical a su estrategia: acabar con el Depósito Naranja que ofrecía una rentabilidad extra durante los primeros meses a los clientes que abrieran la Cuenta Naranja.

ING señala, no obstante, que Cuenta Naranja seguirá sin tener comisiones y permitirá, como siempre, disponer totalmente del dinero. La entidad de origen holandés recuerda que dispone de otras alternativas, como los fondos de inversión, con los que se puede conseguir "un extra de rentabilidad", indica.

La estrategia del banco naranja en España ha cambiado por completo. Si bien en sus comienzos conseguía ofrecer rentabilidades más altas que sus competidores gracias al ahorro de costes por no tener oficinas físicas, el contexto de tipos bajos ha ido erosionando su vocación de banco para los ahorradores. También recientemente ha comunicado que elimina su servicio de adeudos directos, a través del cual los clientes podían solicitar solicitar el dinero que tuvieran en otras entidades sin tener que hacer una transferencia clásica. Ahora, ING se centra en la Cuenta Nómina, que devuelve el 3% en gasolineras a cambio de domiciliar nóminas de cualquier importe.

El escaparate de cuentas de ahorro en España ha perdido atractivo en los últimos meses. También Wizink va a aplicar un recorte a la remuneración de su cuenta del 0,5% al 0,30%.

Remuneraciones al alza fuera de España

Aunque los tipos de interés se sitúan en el 0% en toda la zona euro, no toda la banca sigue la misma tendencia. Fuera de España hay bancos que lejos de rebajar las remuneraciones, las están subiendo. La entidad noruega Monobank, a la que los ahorradores españoles pueden acceder a través de la plataforma Raisin, acaba de aumentar el interés de su cuenta de ahorro del 0,45% al 0,60%. Se requiere una inversión mínima de 5.000 euros y hasta un máximo de 100.000 euros. El producto se encuentra protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos de Noruega.

La liquidación de intereses es mensual. No permite ingresos o retiradas de efectivo parciales.

Normas