MásMóvil cierra la refinanciación de su deuda bancaria con un crédito sindicado de 831 millones

La firma cifra en 14 millones el ahorro anual

Amplía en 100 millones las partidas para inversiones

MasMóvil
Página web de MasMóvi.

Nuevo movimiento de MásMóvil en los mercados financieros. La operadora ha anunciado este martes que ha finalizado la refinanciación del saldo vivo de su crédito senior sindicado originalmente suscrito en octubre del 2016 y refinanciado por primera vez en diciembre de 2017. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la teleco indica que ha alcanzado el crédito senior sindicado un importe de 831 millones de euros.

La operadora, además, indica que ha vuelto a mejorar las condiciones de su financiación senior, “mejorando la eficiencia de su estructura de capital”. De esta forma, MásMóvil ha reducido los costes de financiación en más de 100 puntos básicos, con un ahorro anual en gasto financiero de alrededor de 14 millones de euros, ya que mediante un nuevo tramo de financiación senior se ha cancelado el préstamo junior suscrito en 2016 que implicaba un coste financiero cercano al 15% anual.

MásMóvil también ha aumentado el importe de financiación destinado a programas de inversión en infraestructuras de telecomunicaciones fija y móvil por un importe de alrededor de 100 millones de euros, en un momento de apuesta por el despliegue de fibra y ante las próximas subastas de espectro 4G. “Se flexibilizan determinadas condiciones del contrato de financiación, actualmente establecidas bajo el SFA, más allá incluso de las logradas en el anterior proceso de refinanciación de diciembre de 2017, y se extiende ligeramente la duración media de la deuda del grupo”, dice la operadora.

La compañía ha señalado que el proceso de sindicación general ha resultado en una sobresuscripción de los fondos adicionales en torno al 33%. Esta operación de financiación ha estado asegurada y coordinada por Banco Santander, BNP Paribas y Société Générale, y ha contado con la participación en el sindicato final de un total de 21 entidades, 13 de ellas internacionales y ocho nacionales: BBVA, CACIB, Commerzbank, HSBC, ING, La Caixa, Mizuho Bank y Natwest como Mandated Lead Arrangers; Allied Irish Banks, Natixis, y Raiffeisen Bank International como Lead Arrangers; Banco de Crédito Cooperativo, Bankinter, Barclays, Citi, Liberbank, Sabadell y Unicaja como Arrangers.

Con este movimiento, la operadora parece haber vuelto a obtener el respaldo de la banca para su proyecto. Las acciones de MásMóvil han sufrido un retroceso en los últimos días, dentro de la oleada de bajadas que sufren las bolsas. Los títulos, no obstante, todavía acumulan una revalorización del 18% desde principios de año.

En términos operativos, la compañía registró un récord en la captación de clientes en el primer trimestre del año, con 400.000 altas netas sumadas en el citado periodo entre móvil postpago y banda ancha fija, la mitad de la cifra prevista para el conjunto del año. De ellos, 257.000 correspondieron a clientes de postpago móvil y 143.000 de banda ancha fija. Al cierre del primer trimestre, MásMóvil contaba con casi seis millones de líneas, un 27% más que el año pasado.

La compañía registró un resultado neto positivo de ocho millones de euros, y un beneficio neto ajustado de 27 millones. La firma alcanzó un Ebidta en el primer trimestre del año de 75 millones, un 65% más que el mismo período del año pasado. El margen de Ebitda recurrente se situó en el 22%, frente al 15% del primer trimestre del año anterior.

Los ingresos totales durante el primer trimestre fueron de 338 millones de euros, un 14% más que el mismo periodo del año pasado. Los ingresos por servicios aumentaron un 16%, hasta los 265 millones.

Normas