Pastor recoge el Gumersindo de Azcárate a las Cortes: "la Transición fue ejemplar"

María Emilia Adán: "la Constitución trajo paz y libertad"

La ministra Delgado desvela que su abuelo fue registrador

Ana Pastor, en el centro, posa con el galardón acompañada de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y la decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, junto a representantes de las Cortes Generales.
Ana Pastor, en el centro, posa con el galardón acompañada de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y la decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, junto a representantes de las Cortes Generales.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, recogió ayer el Premio Gumersindo Azcárate 2018 que el Colegio de Registradores ha concedido a las Cortes Generales en reconocimiento a cuarenta años de libertad, democracia y Estado de Derecho. "Los diputados de las Cortes constituyentes se han hecho acreedores de la gratitud y el reconocimiento de la Nación. Supieron poner la reconciliación por encima de los intereses personales e ideológicos; la Transición fue ejemplar", subrayó Pastor, que recibió el galardón de las manos de la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado.

Delgado, en su primer acto oficial como ministra, desveló que, entre otras razones, le hacía especial ilusión participar en la entrega del premio porque su abuelo fue registrador de la propiedad. "Todos podemos reconocer el progreso y el desarrollo político y social que trajo la Carta Magna", aseveró; "las Cortes representan a la ciudadanía, nos representan a todos, por eso yo hablo de nuestro Congreso y nuestro Senado". La sucesora de Rafael Catalá subrayó "como señas de identidad" de la época, "la tolerancia, la justicia y la libertad", unos valores que "nadie encarna mejor que las Cortes Generales".

La decana de los Registradores, María Emilia Adán, por su parte, subrayó que el galardón pretende rendir homenaje a "los que fueron capaces de hacer política con letras grandes", una "historia de éxito" que se debió a la capacidad de los responsables políticos de la Transición "de llegar a acuerdos". Asimismo, reivindicó el "compromiso de los registradores con el orden constitucional" y defendió "el respeto a la ley" como "garantía de convivencia".

Adán también reivindicó que la Carta Magna garantiza la seguridad jurídica que "en su vertiente preventiva, cuenta con la Institución Registral para hacerla efectiva”. Y, además, remarcó que los registradores también son "un instrumento para el desarrollo material de otros preceptos constitucionales", como el contenido social de la propiedad, dotar de transparencia a las empresas e, incluso, el principio de igualdad, "al permitir el acceso a la información de todos los ciudadanos”.

Normas