Política

Sánchez y Torra abren la puerta al unísono a una etapa de diálogo

El político catalán pide colaboración a los empresarios del Círculo de Economía, pero rehúye sus preguntas

Celebra la propuesta de este lobby de elevar el Estatut a rango constitucional y reconocer a Cataluña como "comunidad nacional"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera, durante las jornadas económicas organizadas en Sitges.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera, durante las jornadas económicas organizadas en Sitges. EFE

Saben quien soy y qué pienso. Defiendo lo que voté el 1 de octubre, que Cataluña se constituya como un Estado independiente en forma de república”. Así se presentó ayer el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ante los empresarios y directivos del Círculo de Economía. Cumplió la tradición que dice que es el jefe del Ejecutivo catalán quien inaugura las jornadas económicas que cada año este importante lobby organiza en Sitges.

 Torra apeló repetidamente al diálogo, aunque no hizo referencia a lo que sucedía en Madrid, donde se debatía la moción de censura presentada por Pedro Sánchez. Tras su discurso,no hubo turno de preguntas de los asistentes, algo que rompe con la tradición de estas jornadas. El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, señaló que fue una petición del propio Torra.

Sánchez desde Madrid y, Torra desde Sitges, hicieron referencias al diálogo. El líder del PSOE, que acusó al dirigente catalán de racista, se mostró abierto a iniciar contactos con el recien formado Gobierno catalán. Torra también lanzó un discurso conciliador. “Ha llegado la hora de que la política vuelva a la política. Independentistas y no independentistas, defienden lo que creen que es mejor. ¿No les parece que debemos trabajar juntos?”, dijo. Torra señaló que para que exista diálogo debe haber voluntad por ambas partes. También sacó a relucir los agravios recurrentes del nacionalismo catalán: déficit fiscal, olvido del corredor mediterráneo o una inversión pública en Cataluña por debajo de su peso económico.

Durante su intervención, Torra lanzó también reproches a los empresarios y directivos allí presentes. Sugirió que no se habían involucrado en la búsqueda de soluciones. Y por eso celebró especialmente la propuesta que el Círculo de Economía emitió el pasado lunes. Este organismo, que reúne a empresarios y académicos catalanes, pidió un nuevo Estatuto que tenga rango constitucional y que sea refrendado a través de una votación.

El Círculo de Economía exige que la Generalitat respete el principio de legalidad y también pide al Ejecutivo central que tenga otra actitud ante las reivindicaciones de parte de la ciudadanía catalana. Por ejemplo, propone que Cataluña sea reconocida como una “comunidad nacional”. Torra señaló que las propuestas de los empresarios y académicos puede ser un buen punto de partida, pero rogó que se trasladen esas recomendaciones también a los representantes del Gobierno. Estaba previsto que este sábado cerrara las jornadas el presidente del Gobierno. En la agenda, aún aparecía Mariano Rajoy.

Normas