Consejos para ganar en Bolsa, deuda y fondos con la fortaleza del dólar

Su subida sirve de motor a la Bolsa europea

Los costes de cobertura se comen la rentabilidad de la deuda de EE UU

Euro

Como si de una estrella de rock se tratara los focos están puestos en las últimas semanas en el mercado de divisas. Después de que a comienzos de año el euro tocase máximos de 2014 en su cruce frente al dólar, en las últimas semanas el billete verde empieza a recuperar músculo. A cierre del viernes la moneda europea marcaba un nuevo mínimo anual al cerrar en los 1,17 dólares. Si hace unos meses la gran preocupación era cómo esquivar los envites de la divisa única, ahora muchos se afanan por sacar partido de su debilidad y aprovechar la racha alcista del dólar.

Renta variable. La fortaleza del billete verde juega a favor de la Bolsa europea. En los tres primeros meses del año uno de los factores que han lastrado la evolución de buena parte de las cotizadas españolas, ha sido la robustez del euro. A diferencia de la economía estadounidense, la europea es mucho más dependiente de las exportaciones y esto tiene su reflejo en los índices. "Las empresas europeas exportadoras no vieron con buenos ojos la fortaleza del euro, por lo que una mayor debilidad de la divisa comunitaria es una buena noticia para ellas" afirma Victoria Torre, analista de Self Bank.

Con la vista puesta en las cotizadas que podrían exprimir al máximo el rally del dólar Ignacio Cantos, de atl Capital, apunta a ACS, Santander o Iberdrola en términos brutos. Si se atiende a los beneficios, Sergio Puente, analista de XTB señala a Acerinox, Grifols o Viscofan, tres compañías que generan más del 50% de su ebitda en la primera economía del mundo.

En los últimos meses la exposición de estas cotizadas a la primera economía del mundo era vista como un lastre, algo que cobraba un especial protagonismo en las cuentas de resultados debilitadas por el impacto negativo del efecto divisa. Sin embargo, si se mantiene la actual fortaleza del dólar en los próximos meses, estas firmas verán incrementados sus ingresos al convertir los dólares a euros.

Eso sí, no todo son ventajas. Cantos advierte que al igual que los ingresos, parte de la deuda de estas firmas está denominada en dólares y empiezan a sufrir el encarecimiento de los costes de financiación. Victoria Torre, de Self Bank, avisa de que la fortaleza del dólar puede pasar factura a las divisas emergentes, como las latinomaericanas región en la que compañías como Telefónica o Santander tienen una fuerte presencia. La experta añade que si se pone la mirada en la compañías fuera de nuestras fronteras, la fortaleza del dólar beneficiará a empresas estadounidenses importadoras y a las que tienen una buena parte de su estructura de gastos en el extranjero como American Eagle Outfitters o CarMax.

Deuda. En un entorno de subida de las rentabilidades en EE UU –el bono a diez años está en el 3,1% y las letras a tres meses, en el 1,9%– los inversores empiezan a mirar con buenos ojos su deuda y más si se tiene en cuenta que en la zona euro las políticas ultralaxas del BCE mantienen los tipos del mercado secundario próximos a su mínimo histórico. A las rentabilidades se suma el retorno extra que se puede obtener de la subida del dólar. No obstante, Cantos fija el 3,3% como el nivel de entrada en el bono americano. “Si al 3,3% se añade el cupón, el retorno asciende al 3,7%”, afirma. Si el euro se recupera y aún así el inversor opta por tomar posiciones en la deuda estadounidense desde XTB aconsejan emplear coberturas para eliminar el riesgo divisa. En la actualidad los costes de estos instrumentos se sitúan próximos al 3%, máximos de cuatro años. Es decir, se comen la rentabilidad de la deuda americana.

Fondos. Otra opción es recurrir a los fondos de inversión. A pesar de la recuperación de las rentabilidades en el mercado secundario de deuda estadounidense al calor del proceso de normalización monetaria, los vehículos de inversión que mayores retornos ofrecen en lo que va de año son los que concentran el grueso de su inversión en acciones de cotizadas estadounidenses de pequeña capitalización. Según Morningstar, Heptagon Fund Driehaus US Micro Cap Equity Fund, UBS Equity Fund Small Caps USA y JPMorgan Funds US Small Cap Growth lideran el ranking de fondos con mejor desempeño en el año, con rentabilidades de entre el 19% y el 12,74%.

Estos vehículos están denominados en dólares por lo que a las subidas de las cotizadas se suma la revalorización obtenida con la conversión en el caso de que el impacto del efecto divisa sea positivo, algo que no ocurrió en 2017. Los inversores europeos que dirigieron su dinero a la Bolsa estadounidense y no cubrieron la divisa vieron cómo mermaban de manera significativa sus retornos.

Normas