Un grupo chino lanza una opa sobre la portuguesa EDP por 11.850 millones

China Three Gorges, primer accionista de EDP, ofrece 3,26 euros por acción por la energética y 7,73 euros por su filial de renovables

Ofrece una prima del 4,8% respecto a la cotización de este viernes

EDP

El grupo China Three Gorges ha lanzado una oferta pública de adquisición de acciones (opa) sobre el grupo luso EDP a un precio de 3,26 euros por acción sobre EDP y de 7,73 euros por título sobre EDP Renováveis, su filial de renovables.

La oferta supone una prima del 17,9% en relación con el precio medio de la matriz de los últimos seis meses y del 4,8% respecto al precio del viernes, tras concluir ar a 3,11 euros por título. Además, implica valorar el 100% del grupo energético por 11.849 millones.

EDP cae en el año en curso un 5%. Su filial Renováveis finalizó el viernes a 7,84 euros por acción, por lo que el precio ofrecido en la opa sobrevenida, condicionada a que triunfe la propuesta sobre la matriz, se sitúa por debajo. El grupo chino valora la compañía de energías renovables en unos 6.800 millones de euros.

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) portuguesa suspendió la cotización de la energética así como de su filial de renovables, el viernes, ante los rumores de la operación.

El lanzamiento de la opa se produce en un momento en el que el Estado chino ya posee una participación del 28,25% en EDP a través del grupo que lanza la opa con un 23,3%. Por lo que el desembolso efectivo máximo del comprador será de unos 9.100 millones de euros por el 76,7% restante.

El Gobierno portugués se pronunció al respecto de la operación, asegurando que no tiene nada que objetar. “China ha sido un buen inversor en EDP y en otros sectores... Lo importante es que los accionistas reflexionen sobre el proyecto. Dejemos que funcione el mercado”, subrayó el primer ministro luso, Antonio Costa.

Asimismo, la opa llega en un contexto protagonizado por movimientos corporativos entre los grandes grupos del sector europeos y donde ya se había especulado en el mercado sobre que la eléctrica portuguesa podría llegar a ser parte del mismo. De hecho, el pasado mes de marzo, en Alemania, Eon y RWE alcanzaron un acuerdo, que implica la transformación de la primera en una empresa dedicada al negocio de redes y distribución al cliente minorista, mientras que RWE se transforma en un líder de las energías renovables.

El segundo mayor accionista de EDP es el fondo estadounidense Capital Group (12%), seguido de la sociedad de cartera española Oppidum Capital (7,19%) y la también estadounidense BlackRock (5%). La composición accionarial de la eléctrica presidida por António Mexia incluye también a Mubadala Investment Company (4,06%), BCP (2,44%), Sonatrach (2,38%), Qatar Investment Authority (2,27%) y Norges Bank (2,75%).

Esta noticia surge justo un día después de que EDP, antiguo propietario de Hicrocantábrico, informara sobre los resultados del primer trimestre de 2018, en los que se apuntó una reducción de las ganancias de un 23%, hasta 166 millones de euros. Asimismo, el resultado bruto de explotación (ebitda) de la compañía se situó en 893 millones de euros, un 12% menos.

Gas Natural

El expresidente de Gas Natural Fenosa Isidro Fainé mantuvo en la recta final de su mandato contactos para promover una fusión con EDP y crear un gigante energético ibérico, pero la iniciativa no prosperó y los contactos no llegaron a desembocar en una negociación formal.
Según fuentes empresariales, la renovación de António Mexia en la presidencia complicó una posible fusión del grupo portugués y Gas Natural Fenosa. El pasado verano, Fainé llegó a mantener contactos personales con Mexia y el accionista chino con este fin. El valor en Bolsa de Gas Natural es casi el doble que el de EDP. Sin embargo, fuentes del mercado siempre han mantenido que los accionistas chinos son los que tenían la última palabra en cualquier operación de fusión.

El sector eléctrico se encuentra en estos momentos viviendo momentos de concentración a escala internacional. Prueba de ello es la brasileña Eletropaulo, pretendida actualmente por la italiana Enel y la española Iberdrola.

La rocambolesca batalla por el control de Eletropaulo sigue sumando capítulos. Después de que Iberdrola, a través de su filial brasileña, Neoenergia, instara un arbitraje contra la distribuidora eléctrica de São Paulo por el incumplimiento del acuerdo que ambas empresas firmaron el 16 de abril relativo a una ampliación de capital, la compañía comunicó esta semana al regulador de la Bolsa brasileño su intención de continuar con la opa que mantiene por su control.

En un hecho relevante, la filial de Iberdrola comunicó que “mantiene absolutamente inalterado su interés en la adquisición de acciones de Eletropaulo, incluso según lo previsto en el acuerdo de inversión [el antes citado], y que los términos y condiciones de su oferta siguen siendo las mismas que las comunicadas el pasado 7 de mayo”. Todo ello, a pesar del procedimiento arbitral que la compañía instó este lunes “para defender los derechos derivados del acuerdo”.

Mexia, recién reelegido

Hidrocantábrico. EDP acordó el pasado mes de enero la composición de sus miembros para el trienio 2018-2020. En ella figuraba la renovación del presidente de la energética portuguesa, António Mexia, para los próximos tres años. El consejero delegado de EDP España (antigua Hidrocantábrico), Miguel Stilwell, figura como consejero financiero. Con ello, el principal accionista de EDP, la china Three Gorges, volvió a depositar su confianza en Mexia, un veterano en la presidencia, a pesar de que el Estado portugués ya no tiene ninguna participación de su antigua energética pública. En el accionariado siguen figurando las españolas Liberbank y Grupo Masaveu (a través del fondo Oppidum Capital), con un 7,2%. Un 35% es capital flotante.

Normas