Los notarios certifican que más de la mitad de casas se siguen comprando al contado

La cuantía media de los préstamos se sitúa en el 75,6% del valor de tasación del inmueble, lo que respeta los criterios de prudencia

Marzo cerró con una caída de las compraventas y precios con subidas muy suaves

Viviendas de nueva construcción en Tres Cantos (Madrid).
Viviendas de nueva construcción en Tres Cantos (Madrid).

La actividad del mercado inmobiliario en marzo volvió a registrar cifras positivas, si bien estas fueron más moderadas. La celebración de la Semana Santa durante dicho mes fue decisiva a la hora de contabilizar las transacciones. La estadística del Consejo General del Notariado publicada este miércoles constata que en marzo se vendieron un total de 50.299 viviendas, una cifra que representa un descenso del 2,7% sobre el mismo mes de 2017, cuando la Semana Santa se celebró en abril. Se trata de la primera caída en dos años, si bien no puede considerarse como un punto de inflexión cuando la razón fundamental hay que buscarla en el calendario. De hecho, si se comparan los datos de forma desestacionalizada, la venta de viviendas arroja una mejora del 3,1% anual.

Entretanto, los precios experimentaron una suave subida del 0,4% anual al situarse en un promedio de 1.353 euros por metro cuadrado. Por lo que respecta a la actividad hipotecaria, los préstamos con este tipo de garantía para adquirir una casa se incrementaron un 2,3% anual, hasta alcanzar un total de 23.147 créditos. Su cuantía media experimentó también un ligero repunte del 1,7% y alcanzó los 134.623 euros.

Con estas cifras, los notarios concluyen que más de la mitad de las casas que se siguen vendiendo lo hacen al contado, mientras solo el 46% tiene que ser financiada mediante una hipoteca. Además, otro de los datos que se conocen a partir de la información contenida en las escrituras es el porcentaje del valor de la casa que suelen hipotecar los compradores. El promedio se sitúa en media en el 75,6%, por lo que se respeta la máxima de prudencia impuesta por el Banco de España al sector financiero, por la que no se debe, en términos generales, conceder más del 80% del valor de tasación del inmueble.

Con estos parámetros, suave repunte de precios, retroceso de las compraventas (aunque sea por una cuestión meramente estacional) y más del doble de transacciones que de hipotecas los expertos sostienen que son cifras que avalan la inexistencia de una burbuja y certifican que, por ahora, la mejora del mercado se produce en términos sostenibles y sanos.

Por tipo de vivienda, la venta de pisos registró un decremento interanual del 3,4% (un 1,7% en la serie corregida por estacionalidad) y la de pisos de precio libre, un 2,7%.

Este retroceso de las transacciones de pisos libres se debió tanto a la caída de las ventas de pisos de segunda mano (-1,8%) como a la de pisos nuevos (-12,7%). Por su parte, la venta de viviendas unifamiliares se mostró estable (0,0%).

Por último, los préstamos destinados a la construcción mostraron en marzo una caída interanual del 7,9%, hasta sumar un total de 585 préstamos. La cuantía promedio de los mismos fue de 557.502 euros, recogiendo así una mejora interanual del 29%. Por su parte, la cuantía media de los préstamos para la construcción de una vivienda se redujo un 3,6%, hasta los 272.975 euros (466 operaciones).

Normas