La empresa que se rifan los centros comerciales para resucitar su actividad

Urban Planet instala atracciones de ocio en este tipo de superficies

Prevé una veintena de aperturas con los principales operadores en 2018

Atracción instalada en el centro comercial Plaza Norte 2, en San Sebastián de los Reyes (Madrid)
Atracción instalada en el centro comercial Plaza Norte 2, en San Sebastián de los Reyes (Madrid)

El formato de centro comercial ubicado a las afueras de los núcleos urbanos, y que en un mismo espacio reúne todo tipo de establecimientos de compras y ocio, está a la búsqueda casi desesperada de nuevas fórmulas que revitalicen su actividad. El cambio de hábitos de los consumidores, que ya prefieren pasar su tiempo de ocio sin tener que desplazarse en automóvil, junto al aumento del comercio electrónico, se están dejando notar en este tipo de centros. Según el índice de afluencia Shop­pertrack, los visitantes a los centros comerciales han caído un 0,4% en el último año, y un 1,8% en el mes de marzo respecto a febrero.

De esa situación hay terceros que ven una oportunidad de negocio. Uno de ellos es Urban Planet, empresa propiedad del fondo de inversión Daruan y que se encarga de instalar parques de ocio en este tipo de superficies comerciales y, dicen, no solo para niños. De momento, la fórmula parece funcionarles. Si en 2017 la compañía facturó cuatro millones de euros, para este año prevén situarse entre los 23 y los 25 millones y un ebitda de 3, gracias a la veintena de contratos que ya tienen firmados con algunos de los principales operadores del sector: Sambil, LAR, Immochan, CBRE Global Investors o Heron Investments han acudido a ellos para revitalizar sus centros en toda España. Esta semana llegarán al centro comercial El Ventanal de la Sierra de Colmenar Viejo, propiedad de Immochan. A partir de ahí, Urban Park abrirá en un centro cada diez días hasta julio. Después del verano vendrá la segunda oleada, con 14 aperturas. Además, ya tienen contratos firmados para 2019, 2020 y 2021 con centros comerciales en proceso de construcción.

Según los datos que han obtenido a partir de los parques de ocio ya instalados, cuatro el año pasado, el tráfico en ellos ha crecido un 12% desde que se instalaron. “No existían alternativas de ocio de calidad enfocadas a las necesidades del público actual”, afirma su director general, Carlos García, quien durante años estuvo al frente de los parques infantiles Gymkana. “El público de hoy demanda una renovación constante de la oferta, quiere convertir su tiempo libre en ocio… De ahí que nuestro modelo esté teniendo éxito”.

Sambil, LAR, CBRE Global Investors o Immochan han firmado con ellos para amenizar sus centros comerciales

Y este consiste en diseñar, fabricar e instalar atracciones que pueden encajar en espacios a partir de 1.000 metros cuadrados. Trampolines, simuladores de surf, túneles de viento, esferas a 35 metros de altura conectadas por pasarelas y que finalizan en un tobogán gigante… Desde finales de 2017, estas se fabrican en una planta de Elche donde trabajan 12 personas. “No teníamos la garantía, por nuestro ritmo de crecimiento, de que un proveedor externo nos entregara las atracciones en condiciones”, dice García, quien constata que “los centros comerciales están muy preocupados por dotarse de actividades de ocio y ser un punto de encuentro y no solo de compras. Están invirtiendo mucho dinero”. El precio de sus instalaciones de gran tamaño parte del millón de euros.

El retail clásico es su entorno natural. Gómez no descarta a largo plazo la apertura de un parque de ocio propio, pero reconoce que la infraestructura existente en los centros comerciales, a nivel de aparcamientos, servicios o seguridad les beneficia. De cara al futuro, las expectativas de la empresa no son bajas. Empezando por la expansión internacional. Este año abrirán dos centros en Portugal, en Setúbal y Lisboa. Aunque el foco lo tienen en América Latina. Sobre todo en Argentina, Chile, Perú y Colombia. “Queremos abrir en cada país una media de cinco a diez centros de golpe para colocarnos como empresa líder de ocio en cada país”, dice Carlos García. Este afirma que, hasta ahora, el crecimiento se ha financiado con fondos propios. Si todo va como tienen previsto, la actividad en los nuevos centros les permitirá elevar su facturación hasta los 100 millones. Será entonces cuando buscarán nueva inversión para seguir creciendo. “La empresa ya es autosuficiente. Cuando tengamos un mayor nivel de ingresos, no descartamos salir a cotizar al MAB para tener socios inversores que nos den más apoyo económico”.

Sin temor a otra crisis del consumo

Confianza. Si existe un área donde las crisis económicas se dejen sentir, esa es la del consumo. Así lo demostraron las últimas recesiones sufridas en España, de las que el retail no se escapó. En Urban Planet, en cambio, no temen que su crecimiento pueda verse afectado en el caso de que la confianza de los consumidores se resienta. “El retail es el sector que más factura. Además, un fuerte de nuestra actividad es la celebración de cumpleaños. Hoy, a nivel global, todo el mundo celebra sus cumpleaños fuera de casa, en la medida de sus posibilidades. Es algo que tenemos muy claro y que va a seguir creciendo”.

Normas