Valores para hacer frente a la volatilidad de las materias primas

Las compañías reaccionan a la mejora económica pero también a golpe del tuit de Donald Trump

Los expertos prevén una corrección del Brent hasta los 60 dólares por barril

valores volatilidad pulsa en la foto

Un comienzo de año entretenido. Así es como definen muchos analistas lo acontecido con la revolución que experimentan en las últimas semanas las materias primas. Moverse en este nuevo escenario no es sencillo ya sea invirtiendo directamente en estos activos o vía Bolsa. Si por algo se caracterizan los valores vinculados a la evolución de las materias primas es por su elevada volatilidad, moviéndose a golpe de noticias o, en los últimos tiempos, del tuit de Trump.

Dentro del amplio universo de las commodities un lugar destacado es el que ocupa el crudo, que se sitúa en máximos de noviembre de 2014. Los expertos alertan de que en los precios actuales no son sostenibles y esperan una caída hasta el entorno de los 60 dólares por barril con la entrada en funcionamiento de los fracking y los recortes de la OPEP.

Acerinox: fuerte exposición a EE UU como ventaja

Una de las cotizadas sobre las que más influyen los vaivenes de las materias primas es Acerinox. La compañía celebró las medidas proteccionistas de Donald Trump contra los fabricantes chinos con ascensos, que se vieron prolongados con las sanciones de EE UU a empresas rusas por las injerencias de Moscú en las elecciones presidenciales así como el apoyo al régimen sirio. Tras la euforia compradora, los inversores han optado por la recogida de beneficios, pero esto no le impide seguir manteniendo un saldo positivo en el año. A las iniciativas aranceralarias habría que sumar un ingrediente más que contribuye al buen desempeño en Bolsa: la rebaja de impuestos acometida por Donald Trump y de la que Acerinox puede sacar buena partida, pues EE UU es una de las principales fuentes de negocio de la compañía. El fabricante de acero inoxidable genera cerca del 60% de su ebitda en la primera economía del mundo. Las medidas anunciadas le permitirán incrementar la producción en la planta de Kentucky y la expulsión del mercado de los competidores asiáticos facilitarían elevar los precios de sus productos. Además en Banco Sabadell añaden que la política arancelaria podría paralizar la joint venture de Allegheny y Tsingshan, la principal amaneza para Acerinox.

“Los débiles resultados del primer trimestre (caída del 41% del beneficio) se deben a que el inicio del año pasado fue muy bueno”, afirma Eva del Barrio, analista de Bankinter. La experta señala que pese a este tropiezo las perspectivas para este 2018 siguen siendo positivas gracias a la fortaleza del ciclo y a la recuperación de los precios. “Es razonable esperar un crecimiento del ebitda del 8%, como recogemos en nuestras estimaciones”, apuntan desde Bankinter. “La recuperación de los precios se ve apoyada por el crecimiento de la demanda global”, defiende del Barrio. Un poco más optimistas se muestran los analistas de Sabadell que prevén que se matengan los dobles dígitos de 2017 y al cierre de año registre un incremento del 10%.

ArcelorMittal: una firma muy volátil en el corto plazo

El desempeño de ArcelorMittal está muy vinculado a los precios del hierro y el acero. El principal handicap de la compañía es la volatilidad y prueba de ello es el reciente comportamiento de la firma. Como apunta Sabadell en su informe, los simple comentarios de las medidas proteccionistas de EE UU (la Administración Trump ha impuesto tasas del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio) permitieron a la acción subir con fuerza. Sin embargo, las dudas posteriores ligadas a la hipotética guerra comercial entre Washington y Pekín le han llevado a corregir un 8,9% desde máximos. “Vemos esto injustificado tras las exenciones a México, Canadá, Brasil y Europa”, apuntan los expertos de la entidad catalana.

Uno de los principales temores de los analistas hasta el momento era la posibilidad de que los aranceles se extendieran al resto de mercados emergentes, región en la que ArcelorMittal tiene una notable presencia y que le permite exportar el excedente de oferta. Uno de ellos es Brasil, país que como afirma Eva del Barrio juega un papel destacado en la cuenta de resultados de la compañía. El próximo 11 de mayo la firma desfilará por la pasarela de resultados y en Sabadell prevén unas cifras positivas “con una evolución favorable en todas sus divisiones y especialmente en América del Norte (supone el 20% del ebitda), Brasil (11%) y el negocio de minas (16%)”. “La acción descuenta un ebitda recurrente de 7.300 millones de dólares, un 14% por debajo del registrado en 2017 y un 18% inferior al estimado para 2018, algo que aprovecharíamos para entrar”, añaden.

Íñigo Recio, de GVC Gaesco, le otorga un potencial del 18,7%, hasta los 33 euros por acción. “Uno de los principales catalizadores es el desenlace final de la compra de Ilva (es la mayor fábrica en Europa y la decisión corresponde al Ministerio de Industria italiano) y las desinversiones que haga la compañía”, añade. En el lado de los riesgos en Sabadell apuntan a la caída del mineral del hierro.

Repsol: a la espera del plan estratégico en junio

El crudo ocupa un lugar destacado en los ascensos de las materias primas. El Brent se anota un 11,5% en lo que va de año y se sitúa al borde los máximos de noviembre de 2014. El oro negro se mueve impulsado por la tensión geopolítica y por los datos de inventarios en EE UU. A ello se suman los temores que han surgido en las últimas jornadas que apuntan a la posibilidad de que Donald Trump revoque el acuerdo firmado entre las potencias occidentales e Irán y excluya el crudo iraní del mercado. Además, el magnate estadounidense no ha dudado en acusar a la OPEP de inflar los precios del petróleo.

Los precios del oro negro se convierten en gasolina para las revalorizaciones de las petroleras y en España el gran exponente es Repsol. En el año se anota un 7,2%, subidas que se amplían al 14,95% desde los mínimos del año. Es decir, lejos quedan la crisis de comienzos de 2016 cuando los bajos precios del crudo hacían peligrar el negocio y el rating la compañía. Los analistas aplauden los esfuerzos acometidos, algo que tiene su reflejo en la cotización de la firma (15,8 euros por acción frente a los 7,6 de hace dos año). 

Con la vista puesta en los resultados del primer trimestre, en Sabadell esperan unas cifras más débiles a nivel operativo (caída del 6% del ebit) “que podrían generar una primera reacción negativa que aprovecharíamos para reforzar posiciones”, apuntan. Aunque no será hasta junio cuando la compañía presente su plan estratégico, los analistas seguirán muy de cerca las noticias referentes al destino de los fondos obtenidos por la venta de Gas Natural. En una conferencia con analistas la compañía ya apuntó que un tercio de lo recaudado se destinará a fondos al desarrollo de sus proyectos de exploración más relevantes; otro tercio a las posibles inversiones en gas ahora que ya no existen las restricciones de competencia que había cuando era accionista de la gasista y el otro tercio restante al crecimiento, ya sea orgánico o inorgánico, en fuentes alternativas.

Técnicas Reunidas: castigo por el retraso de sus proyectos

Además de las puramente petroleras existen otro tipo de compañías estrechamente vinculadas a los precio del crudo. Dentro del Ibex 35, Técnicas Reunidas es un buen ejemplo. La compañía, que en 2017 no atravesó uno de sus peores ejercicios con el lanzamiento de un profit warning en noviembre. Desde entonces las acciones se recuperan 16,76%.

“Un petróleo muy bajo hemos visto que influye con ciertos retrasos en las adjudicaciones de proyectos relevantes. Pensamos que estos niveles del petróleo por encima de 70 dólares pueden ayudar a que las inversiones en el sector se realicen a mejor ritmo”, afirma Íñigo Recio, analista de GVC Gaesco. Unas las razones que provocó la fuerte caída del beneficio en 2017 –del 54,3% hasta los 64 millones– fue el retraso de proyectos, lo que implica que no se alcanzarán niveles de carga de trabajo óptimos hasta la recta final de 2018. No ha ayudado a la evolución de la compañía en Bolsa el inicio del ejercicio. Según Recio “el año se inicia a un nivel bajo, afectado todavía por costes de inactividad, por el retraso en el inicio de los grandes proyectos”. Fruto de esto, desde la firma prevén que las cuentas del primer trimestre sigan recogiendo unos resultados flojos en donde el margen ebit siga siendo bajo.

En la presentación de resultados del cierre de 2018 Renta 4 señalaban que el mercado exigirá a la compañía “muestras de recuperación tanto en los niveles de adjudicaciones como sobre todo en el inicio de proyectos para recuperar la eficiencia en la estructura de costes y demostrar que la contracción de márgenes es un hecho temporal y no estructural”. El objetivo es recuperar la credibilidad después de dos profit warning en menos de dos años. El consenso de los analistas consultados por Reuters continúa mostrándose escéptico y limita el potencial al 1,3%. Esto viene acompañado de una recomendación de mantener títulos de la firma en cartera.

Internacional: BHP, la mejor posicionada

No solo las cotizadas españolas se han visto influidas por las subidas experimentadas por las materias primas. Los ascensos se han extendido al sector de la minería en general así como compañías siderúrgicas y petroleras. Dentro del grupo de mineras destacan firmas como Rio Tinto, vinculada a la evolución del hierro. Gracias a las subidas experimentadas por el valor en las últimas semanas desde los mínimos del año ha logrado entrar en positivo en el año. La cotizada forma parte de las empresas que integran el selectivo británico Ftse 100, un índice que en el año se sitúa a la cola de Europa con caídas del 2,36%. El consenso de los analistas consultados por Reuters se muestra optimista con el devenir de la compañía en Bolsa y le otorga un potencial del 5,3%.

No podía faltar en la lista BHP Billiton, compañía que según recuerda Société Générale en un informe, está estrechamente vinculada a la evolución del precio del níquel –material que según algunos analistas ha subido de manera artificial– y el cobre. Según las estimaciones del banco francés, se espera que las ganancias del cobre representen cerca del 30% del ebitda en 2019, frente al 15% o menos de su competidos Rio Tinto. En términos de mineral de hierro y carbón, en Société Générale prevén que sus aportaciones al resultado de explotación alcancen el 45%. Société destaca que, en comparación con algunos de sus competidores, BHP Billiton tiene una exposición favorable al cobre, el níquel y el petróleo, lo que le permitirá obtener unos mejores rendimientos. En el año BHP se anota un 0,89%.

Otro representante del sector de las materias primas es Antofagasta, aunque en su caso, pese a las recientes subidas no lograr desprenderse de las pérdidas en lo que va de año y retrocede un 5,1%. Los analistas creen que la corrección sufrida por la compañía aún no ha finalizado y prevén una caída adicional del 4,37%. A pesar de todo, el consenso no es tan drástico con las recomendaciones y aconsejan mantener en cartera.

Normas