Banco Madrid opta a recibir cinco millones como afectado por la manipulación del líbor

La administración concursal tiene 9 días para reclamar una compensación

Un bufete se ofrece a pagar el 20% de lo que recupere por gestionar el cobro

banco madrid

El sonado escándalo de manipulación de tasas de cambio y tipos de interés, como el líbor, acabó con una quincena de las principales entidades financieras del planeta consignando 2.310 millones de dólares (unos 1.873 millones de euros) para compensar a los afectados por el presunto fraude en el mercado de divisas. Banco Madrid, que se encuentra en las últimas fases del proceso de liquidación abierto tras la intervención de su matriz, Banca Privada de Andorra (BPA), tendría derecho a una parte de estas indemnizaciones. Un monto que tiene apenas unos días para reclamar y que le permitiría elevar la suma que recibirán sus acreedores.

En concreto, según las estimaciones del bufete Cigarrán Abogados, Banco Madrid tiene derecho a recuperar unos cinco millones de euros por las pérdidas sufridas en transacciones con moneda extranjera.

Estas compensaciones están disponibles para todos los afectados, principalmente bancos, gracias a que la reclamación fue realizada a través de una class action, una demanda colectiva del derecho estadounidense que permite a todos los perjudicados cobrar sin necesidad de haberse personado judicialmente en la causa.

Ante las investigaciones abiertas por las autoridades de EE UU, Reino Unido o Suiza en torno al escándalo de manipulación del mercado de divisas, 15 grandes bancos negaron su participación pero accedieron a saldar el asunto depositando diferentes importes, en función de su presunto grado de participación en el caso, para indemnizar a los afectados. Se trata de Bank of Tokyo, Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JPMorgan, Morgan Stanley, RBC, RBS, Société Générale, Standard Chartered y UBS.

El pasado noviembre, juzgado de Nueva York que atiende el asunto dio hasta el 22 de marzo para que todos los potenciales beneficiarios reclamen su dinero justificando documentalmente las operaciones monetarias que se habrían visto afectadas en el periodo judicializado, de 2013 a 2015.

Banco Madrid fue intervenido en marzo de ese último año, a raíz de una denuncia por blanqueo de capitales contra su matriz, BPA. Tras la fuga de depositantes sufrida en los primeros días, el juez decretó el concurso de acreedores. Los administradores concursales Legal y Económico y Data Concursal han ido vendiendo desde entonces los activos disponibles, como la gestora de Banco Madrid o sus inmuebles.

Tras adelantar a los acreedores cerca del 50% de los casi 400 millones de deuda reconocida, los gestores ultiman un nuevo pago y estudian la venta de los últimos paquetes de créditos disponibles. El escándalo de las divisas abre ahora la puerta a encontrar una nueva fuente de ingresos.

Así lo exponen desde el bufete Cigarrán Abogados, especializado en class action, que ha presentado una oferta ante el juzgado de lo Contencioso número 1 de Madrid por el que propone hacerse con los derechos de cobro de la indemnización por el 20% de su valor a cambio de adelantar el dinero para la liquidación y ocuparse de toda la gestión legal de la compensación.

Normas