Banco Madrid subasta sus últimas oficinas para tratar de compensar a los acreedores

La administración concursal ofrece 17 inmuebles tasados en 29 millones de euros

Los interesados podrán inscribirse para pujar desde el 15 de noviembre sin precio mínimo

banco madrid Ampliar foto

La administración concursal de Banco Madrid está a punto de poner en marcha una de las últimas fases de su plan de liquidación: la venta del último paquete de inmuebles de la firma, un lote clave para reducir las previsibles pérdidas que encaran los acreedores de la que fuera filial española de Banca Privada de Andora (BPA).

Se trata, principalmente, de una quincena de oficinas de la entidad situadas en las más destacadas zonas nobles de ciudades como Madrid, Barcelona, Valladolid, Valencia o Marbella. A partir del próximo 15 de noviembre, los interesados podrán pujar por ellas sin precio mínimo de salida.

Hasta marzo de 2015, en estos locales se atendía a algunos de los más exigentes clientes de banca privada del país. Las investigaciones judiciales en marcha apuntan, sin embargo, que presuntamente también pudo haber operaciones de blanqueo de capitales como las que Estados Unidos denunció haber detectado en la matriz andorrana. El escándalo llevó a la intervención de ambas y, en el caso de Banco Madrid, la fuga de clientes desembocó en la orden judicial de liquidar la entidad.

Desde entonces, la administración concursal que ejercen las firmas Legal y Económico y Data Concursal viene trabajando en tratar de compensar a los acreedores. Hasta la fecha han cobrado aproximadamente el 50% de los cerca de 400

Los inmuebles ya se intentaron adjudicar en dos ocasiones anteriores. En una primera fase se trató de subastar todo el paquete, pero no hubo postores. En la segunda, se estableció un precio mínimo de salida y aunque se adjudicaron varios locales, restan 17 inmuebles, tasados en 29 millones de euros, en manos de la administración concursal. En esta tercera y última fase, los inmuebles se subastan sin un precio mínimo de salida. Cualquier puede pujar por ellos pagando un depósito inicial de unos 1.000 euros.

Desde la administración concursal estiman que el proceso permitirá a los interesados hacerse con algunos de estos inmuebles con descuentos de entre el 10% y el 15% de su valor de tasación. Este va desde los 7,6 millones de euros de la oficina con 19 plazas de garaje que se ofrece en el centro de Madrid a los 275.674 euros que cuesta la única vivienda del lote, un adosado en Torrelodones. Eso sí, en interés de los acreedores, se intentará dejar fuera las pujas a precios de derribo, acudiendo al juez si es necesario, advierten.

Los interesados tendrán 10 días hábiles para inscribirse a través de su web, desde el 15 de noviembre, en un aplicativo informático que permitirá hacer pujas anónimas bajo control notarial y sin intervención de la administración concursal. Del 14 de diciembre al 12 de enero podrán visitar los inmuebles y requerir la información que estimen oportuna para formalizar su oferta a mediados de enero.

Una vez culminada esta fase, tan solo quedarán un lote de créditos y algunos flecos para concluir la liquidación de Banco Madrid.

Normas