Banco Madrid logra 25 millones subastando sus últimos 17 inmuebles

La administración concursal ultima un nuevo pago a los acreedores

La liquidación cumple tres años y encara su fase final de venta de crédito

banco madrid pulsa en la foto

A punto de cumplirse tres años desde la intervención de Banco Madrid, la administración concursal acaba de completar un paso culminante de su liquidación con la venta de su último paquete de inmuebles. Las firmas encargadas de gestionar el fin de la filial de Banca Privada de Andorra (BPA), Legal y Económico y Data Concursal, han logrado obtener 25 millones de euros con la subasta de 17 inmuebles del grupo. Unos ingresos con los que se preparan para hacer un nuevo pago a los acreedores que hasta la fecha habían recibido ya cerca del 50% de su deuda.

Fuentes cercanas a la administración concursal consideran que la operación ha sido un éxito dado que el monto obtenido ronda el valor de tasación de los inmuebles, que había descendido algo desde los 29 millones en que se habían valorado en la anterior revisión. Sobre todo teniendo en cuenta que este era el tercer intento de liquidación del ladrillo de Banco Madrid y que en esta ocasión no había un precio mínimo de salida en la puja.

Inicialmente, los administradores trataron de vender en bloque todos los inmuebles de Banco Madrid a un único comprador pero la subasta quedó desierta. La segunda vez, en la que se establecía un precio mínimo de puja, tan solo se saldaron algunos activos. En esta tercera ronda, abierta a cualquiera que hiciera un depósito inicial de 1.000 euros y sin precio mínimo, se han vendido los 17 inmuebles restantes. Se trataba básicamente de las oficinas de Banco Madrid en la capital española (excepto su sede, que es de BPA), Barcelona, Valencia o Marbella, y de una vivienda, un adosado situado en Torrelodones.

Los compradores han sido de todo tipo, desde empresas de compraventa de inmuebles a familias de particulares que se han unido para hacerse con alguno de los locales. Aunque se han recibido “ofertas de derribo”, la concurrencia ha sido alta y la subasta se ha saldado a “precios razonables”, según fuentes del proceso.

Cumplido el objetivo de venderlos con descuentos contenidos, de alrededor del 10% al 15% del último valor estimado, la administración concursal se prepara ahora para hacer un nuevo ingreso a los acreedores. Aunque hasta la fecha ya han recuperado cerca de la mitad de los 400 millones de deuda reconocida, gracias a la venta de la gestora y otros activos, es difícil que acaben recuperando el 100%.El banco ya solo tiene pendiente vender algunos créditos, si bien este tipo de carteras, que se ofrecerán solo a entidades financieras y fondos especializados, suele saldarse con descuentos mucho más importantes.

El objetivo de la administración concursal es cerrar este año la venta de todos los activos de Banco Madrid, aunque el concurso podría tardar más en quedar definitivamente cerrado, pues quedaría pendiente el balance final, entre otras gestiones, y las liquidaciones bancarias son un caso atípico sujeto a supervisión.

Finalmente, está por ver en qué queda la investigación penal abierta. Banco Madrid fue intervenida por el Banco de España el 10 de marzo de 2015, horas después de que el Gobierno de Andorra hiciera lo mismo con su matriz, BPA, que había sido acusada por el Gobierno de EE UU de blanquear dinero para redes internacionales del crimen organizado, incluyendo a mafias chinas y rusas.

En el caso de Banco Madrid, la Fiscalía anunció una investigación en paralelo por las alertas del servicio de prevención de blanqueo (Sepblac). El proceso ha sido lento, sigue en fase de investigación (ver despiece) y no está claro si acabará en un juicio penal.

Aunque el concurso ha sido declarado no culpable, y se entiende que la entidad fue liquidada por la fuga de clientes que propició el escándalo, fuentes del caso aducen que una condena de la cúpula de la entidad podría revertir los términos de la liquidación haciendo responsable a sus gestores del agujero generado. 

Normas