Las bases socialistas aprueban la gran coalición con Merkel

El voto del SPD despeja el camino para el cuarto mandato de la canciller

Macron confía en impulsar la reforma de la zona euro con el nuevo ejecutivo alemán

El líder del SPD y alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz (izq.), y la líder del partido en el Bundestag, Andrea Nahles (dch.),  durante el recuento de votos en el referéndum sobre la gran coalición celebrado entre las bases. (AP PhotoMarkus Schreiber)
El líder del SPD y alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz (izq.), y la líder del partido en el Bundestag, Andrea Nahles (dch.), durante el recuento de votos en el referéndum sobre la gran coalición celebrado entre las bases. (AP Photo/Markus Schreiber)

Luz verde al cuarto mandato de Angela Merkel como canciller de Alemania. El referéndum celebrado entre las bases del Partido Socialdemócrata (SPD) se ha decantado por la gran coalición con los conservadores liderados por Merkel (CDU/CSU) con un 66% de votos a favor.

El resultado, anunciado a las 9:30 horas de este domingo en la sede del SPD en Berlín, arroja un considerable apoyo a la coalición con Merkel, logrado con una elevada participación del 78% entre los más de 460.000 afiliados del partido socialdemócrata. El rechazo del acuerdo podría haber abocado a unas nuevas elecciones, potencialmente letales para un SPD que registra las intenciones de voto más bajas de su historia, incluso por detrás del ultraderechista AfD.

La victoria del sí a la grosse koalition (groko) permitirá poner fin a cinco meses de incertidumbre política en Berlín y de parálisis en las reformas de la zona euro auspiciadas por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El comisario europeo de Economía, el socialista francés Pierre Moscovici, celebró de inmediato la victoria del sí a la gran coalición. "Felicito a mis amigos del SPD por su voto decisivo y responsable. Alemania está ahora lista para comprometerse con una Europa más fuerte", señaló Moscovici en un tuit.

Bruselas confía en que el nuevo ejecutivo alemán esté operativo este mismo mes de marzo, lo que permitiría impulsar la remodelación de la zona euro en la próxima cumbre europea de junio. Berlín y París han aproximado posiciones en los últimos meses. Y aunque persisten las diferencias, Merkel y Macron parecen dispuestos a sentar las bases para medidas como una línea presupuestaria de la zona euro, una transformación del fondo de rescate e, incluso, una armonización del impuesto de sociedades a nivel bilateral con vocación de extenderla después a otros socios de la Unión Monetaria.

El reparto de carteras en el nuevo ejecutivo de Merkel favorece las intenciones de Macron. Los socialistas asumirán el ministerio de Finanzas, ocupado durante la anterior legislatura por el conservador Wolfgang Schäuble. Schäuble frenó, aguó o boicoteó todas las reformas de la zona euro planteadas en los últimos años y fue uno de los principales responsables de la política de austeridad impuesta a la periferia de la zona euro.

El acuerdo de coalición entre CDU/CSU y SPD preconiza "un nuevo comienzo para Europa". Y aboga, incluso, por aumentar la aportación de Alemania al presupuesto europeo (ya es el primer contribuyente).

"Me gusta mucho el capítulo europeo [del acuerdo]", valoró el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras conocerse el pasado febrero el acuerdo alcanzado por Merkel y el entonces líder del SPD, Martin Schulz. El texto, de 177 páginas, cita hasta 312 veces la palabra Europa, en una señal clara del sello europeísta impuesto por Schulz, que fue eurodiputado durante 20 años y presidente del Parlamento Europeo durante cinco.

El último obstáculo

  • El referéndum de las bases socialistas (SPD) era el último obstáculo para la formación de un nuevo Gobierno en Alemania. La canciller alemana podrá iniciar su cuarto mandato, el tercero en el que tiene que recurrir a una gran coalición con su principal rival político.
  • En la consulta se habían inscrito 463.000 afiliados del SPD. Han participado más de 363.000 (78,39%). El Sí se ha impuesto con 239.000 votos (66%) frente a los 123.000 del No (34%).
Normas