México en ruinas... arqueológicas

Descubrimos los sitios arqueológicos de Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Pirámide del Adivino, en Uxmal (Yucatán)
Pirámide del Adivino, en Uxmal (Yucatán).

Guerreros, astrónomos, matématicos, ingenieros, curanderos y adivinos, los mayas ocuparon un vasto territorio de más de 350.000 km2 a lo largo del sureste de México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador durante más de 3.500 años a. de C. y se extinguieron prácticamente con la llegada de los españoles en el siglo XV. Hoy apenas quedan 60 grupos étnicos y los sitios arqueológicos que aún perduran dan cuenta de su esplendor. La ruta maya es uno de los destinos turísticos más especiales de México.

Un itinerario que podrá trazar a su medida través de cinco estados de México: Quintana Roo, Campeche, Yucatán y parte de Chiapas y Tabasco. Los mayas no fueron un grupo homogéneo, sino un conjunto de etnias con distintas lenguas, costumbres y formas de vida como irá descubriendo a través de sus antiguas ciudades.

Nuestro recorrido se centra en algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes de los tres primeros estados que abren este reportaje y necesitará invertir, al menos, entre diez y quince días. Una ruta emocionante, salpicada de grandes sorpresas, llena de energía –ya descubrirá por qué–, y larga por la distancia que separa unos sitios de otros.

Una buena opción para evitar el cansancio es combinar las visitas a los yacimientos con estancias de una o dos noches en los espectaculares hoteles que hay en la zona. Hoteles boutique o antiguas haciendas coloniales convertidas en resorts de ensueño, en espectaculares entornos o frente a maravillosas playas, que aportarán un plus experiencial a su viaje.

La mejor forma de empezar nuestra ruta es desde Cancún, que enlaza México y España con numerosas frecuencias aéreas. Desde allí puede alquilar un coche y emprender el recorrido a su aire por carreteras buenas, seguras y bien señalizadas. En el camino haga un alto para visitar las bonitas ciudades coloniales de Mérida, Campeche y Valladolid. ¿Nos siguen? Más información en Visitmexico.com.

Chichén Itzá (Yucatán): Belleza y singularidad sobre una monumental planicie

La gran pirámide de Kukulcán en el recinto arqueológico de Chichén Itzá.
La gran pirámide de Kukulcán en el recinto arqueológico de Chichén Itzá.

A 116 km de la bella ciudad colonial de Mérida emerge sobre una enorme planicie la espectacular pirámide de Kukulcán –serpiente emplumada– de 30 m de altura y con escaleras en sus cuatro lados –aunque ya no está permitido subir a ella–. Es el símbolo de la monumental Chichén Itzá, enseguida quedará atrapado por una inexplicable energía. El recinto que se puede visitar ocupa una superficie de 6,5 km2, aunque toda la zona arqueológica ocupa otros 15 km2. Chichén Itzá es uno de los vestigios mayas –con influencia tolteca–más grandiosos y mejor conservados y eso atrae a miles de turistas, lo que hace que su recorrido resulte un tanto incómodo.

En la zona central, cerca de la gran pirámide está el impresionante Juego de Pelota –168 m de largo por 70 m de ancho–, el mayor de Mesoamérica; en el extremo sur está el templo de los Jaguares y El Caracol, un observatorio astronómico. Detrás de Kukulcán, el templo de los Guerreros. Información en Yucatan.travel.

Dónde dormir. Andaz Mayakobá Resort Riviera Maya. Un exclusivo hotel en la costa caribeña al norte de Playa del Carmen, rodeado de tranquilas lagunas y abundante vegetación que puede explorar a través de sus senderos naturales. Inspirador, vibrante, libre de barreras y lleno de detalles personalizados para sus huéspedes basados en la cultura mexicana. Reservas en Andazmayakoba.com.

Un detalle. La recepción tiene un cenote artificial (pozo de agua) para realizar un ritual maya de bienvenida.

Uxmal (Yucatán): Entre pájaros y tortugas inmune al paso del tiempo

Las torres de la catedral de San Ildefonso, en Mérida, asoman a través de un edificio colonial.
Las torres de la catedral de San Ildefonso, en Mérida, asoman a través de un edificio colonial.

Junto con Chichén Itzá fue una de la capitales prehispánicas más importantes, pero presenta notables diferencias con aquella. A unos 75 km del sur de Mérida, Uxmal ocupa un valle alargado y de espesa vegetación que tapizó algunos de sus antiguas edificaciones y que aumenta su espectacularidad. El nombre de Uxmal significa la tres veces construida pero no hay evidencias de que esto sucediera realmente. Entre sus edificios más destacados sobresale la pirámide del Adivino a la entrada del yacimiento, llama la atención por su planta semielíptica, su altura –unos 30 m– y la empinadísima escalinata de la parte este que conduce hasta el templo superior. La fachada principal, que da al oeste, está flanqueada por dos grandes máscaras del dios Chac.

El Cuadrángulo de las Monjas –que los españoles creyeron sin ninguna base que era la residencia de las sacerdotisas mayas–, el Palacio del Gobernador –uno de los mejores exponentes de la arquitectura maya–, la Casa de las Tortugas –por las esculturas que la decoran– y El Palomar son otros edificios destacados. Más información en Yucatan.travel.

Dónde dormir. Hotel boutique Rosas & Xocolate. Situado en el centro histórico de Mérida en el emblemático Paseo de Montejo. Cuenta solo con 17 bonitas habitaciones y suites, un galardonado spa y un coqueto restaurante con una reconocida y deliciosa gastronomía.

No se resistirá a un baño bajo las estrellas en una tina privada al aire libre. Reservas en Rosasandxocolate.com.

Edzná (Campeche): La ciudad a la sombra de los cinco pisos sobre el suelo

Restos de una tumba maya con adornos de jade en el Museo Arqueológico de Campeche, en el Fuerte San Miguel.
Restos de una tumba maya con adornos de jade en el Museo Arqueológico de Campeche, en el Fuerte San Miguel.

A solo 50 km del centro histórico de Campeche está la Casa de los Itzaes, es la ciudad precolombina de Edzná, fundada en el año 600 a. de C. Un recinto de unos 25 km2 que podrá recorrer sin dificultades ya que la antigua ciudad se descubre ante sus ojos sin obstáculos. Anchas calzadas de piedra le llevarán hasta el conjunto de la Gran Acrópolis, donde podrá contar hasta nueve templos.

Edzná se inunda fácilmente con las lluvias, lo que obligó a los mayas a construir una increíble y pionera red de canales para recoger el agua, almacenarla y distribuirla que ha llegado hasta nuestros días. La imagen más popular del recinto es la pirámide de los cinco pisos, un majestuoso edificio de estructura rectangular. Le llamará mucho la atención la acústica de la gran plaza, diseñada para que el gobernante pudiera ser escuchado por todos. Otra de las construcciones bien conservadas es la que alberga el tradicional Juego de Pelota, dos estructuras paralelas de piedra con gradas. Información en Campeche.travel.

Dónde dormir. Chablé Resort & Spa, considerado el mejor hotel del mundo en 2017. Un hotel de lujo en la localidad de Chocholá (Yucatán), levantado con exquisito gusto y diseño sobre una antigua hacienda. Cada suite dispone de absoluta privacidad y piscina privada.

 Imprescindible su spa, rodeado por un antiguo cenote –pozos de agua dulce sagrados– y la experiencia de vivir un auténtico tratamiento tal y como lo practicaban los antiguos chamanes. Reservas en Chableresort.com.

Calakmul (Campeche): Una joya de piedra engullida y oculta por la selva

Panorámica de la ciudad de Calakmul, rodeada por la selva con el edificio de la Estructura VII al fondo.
Panorámica de la ciudad de Calakmul, rodeada por la selva con el edificio de la Estructura VII al fondo.

Una espesa vegetación ha escondido y ha cobijado durante siglos Calakmul, el reino de Kaan (serpiente). A 300 km de Campeche, necesitará tres o cuatro horas de coche desde esta bonita ciudad hasta acceder a esta maravillosa reserva de la biosfera. Le sugerimos madrugar y llegar allí a primera hora de la mañana para deleitarse por el camino con la desbordante selva que rodea el sitio, entre el vuelo de las mariposas, el murmullo de los pájaros y el sigiloso y fugaz paso de pumas y jaguares, que con suerte verá.

La ciudad ocupa unos 70 km2 aunque no todo está abierto al público, necesitará unas cuatro horas para hacerse una idea exacta de la magnitud de uno de los asentamientos mayas más importantes y uno de los reinos más poderosos. Imprescindible llegar a la Gran Plaza, lugar de encuentro de las élites políticas, religiosas y sociales, y desde allí encaramarse a la Estructura II –una de las pocas pirámides que aún se pueden subir–. El esfuerzo valdrá la pena por el espectáculo que se divisa desde arriba: un interminable mar verde de vegetación donde sobresalen otras estructuras de piedra. Sentirá un escalofrío y entenderá el porqué de la magia de este lugar. Más información en Campeche.travel.

Dónde dormir. Hacienda Puerta Campeche. Una antigua y preciosa hacienda del siglo XVII, en el centro de la ciudad, totalmente restaurada y solo 15 habitaciones.

Un plus. Descubra rincones secretos, leyendas y hasta fantasmas. Reservas en Puertacampeche.com.

Tulum (Quintana Roo): La majestuosa fortaleza asomada al borde del abismo

Restos de la fortaleza de Tulum sobre la llamada playa de las ruinas, en la Riviera Maya.
Restos de la fortaleza de Tulum sobre la llamada playa de las ruinas, en la Riviera Maya.

Tulum, en la turística Riviera Maya, a 131 km al sur de Cancún, es uno de los sitios más famosos de México y también de los más concurridos. A la belleza de las ruinas se une un entorno paradisiaco. Es la única ciudad maya construida sobre un acantilado. El porqué es un enigma y un misterio es también la desaparición de sus habitantes. Allí no encontrará pirámides, pero sí los restos de un castillo, templos y otros edificios de piedra cobijados entre palmeras que se mecen suavemente por el viento.

Si quiere evitar las multitudes, le aconsejamos madrugar y acudir a la fortaleza a primera hora –casi todos los sitios arqueológicos abren a las ocho de la mañana–, también evitará, además de los turistas, las horas de más calor. Si el tiempo lo permite, espere el atardecer dándose un baño en la cercana playa de las ruinas o Playa Paraíso. La puesta del sol, con su halo rosa sobre las ruinas hasta fundirse con el verde esmeralda del Caribe, resulta una visión difícil de olvidar. Más información en Rivieramaya.com.

Dónde dormir. Rosewood Mayacobá –la ciudad del agua, en lengua indígena–. No en vano este hotel de lujo, excepcional y refinado, está rodeado de 13 canales artificiales –aunque el agua es natural–, lagunas de azul intenso, manglares y formidables playas vírgenes de arena blanca. A las suites y villas se puede acceder en barco. Servicio de mayordomo 24 horas.

Le encantará el campo de golf, sede de uno de los torneos de la PGA. Reservas en Rosewoodhotels.com.

Normas