Los motivos para invertir en banca (y cómo hacerlo)

El entorno de tipos al alza elevará los beneficios y la retribución en efectivo al accionista

La mayor rentabilidad de la deuda refuerza el potencial alcista de los bancos

Dividendos banca pulsa en la foto

El caramelo del dividendo sigue siendo una razón poderosa a la hora de decidir el destino de las inversiones y tradicionalmente el sector financiero fue uno de los más generosos con los accionistas. Sin embargo, en los últimos años y con tal de no dejar de retribuir a sus inversores, gran parte de las entidades bancarias han optado por premiar la fidelidad de los accionistas con la fórmula del scrip dividend o dividendo elección. De esta manera, no se dejaba de pagar a los inversores al tiempo que se protegían los ratios de capital al no pagar en metálico.

Los pagos en dividendos en acciones mediante la fórmula de scrip dividend realizados por las cotizadas españolas, sobre todo en banca y energía han sido bastante relevantes durante una década. Según datos del Servicio de Estudios de Bolsas y Mercados Españales BME, estos llegaron a alcanzar un 41% del total en 2013, un 30% en 2014 y el 35% en 2015. No obstante ya el año pasado bajaron a un 22% del total para situarse en noviembre de 2017 cerca del 14%, el mismo peso que en 2011. Y es que ya en 2017, ni Caixabank ni Sabadell emplearon esta forma de pago al accionista.

Durante los años de tipos cero impuestos por el Banco Central Europeo, y de intenso recorte del crédito en los bancos españoles, las entidades han sufrido el deterioro de sus márgenes de negocio y de sus beneficios, una situación que comenzará a cambiar a la vista de la subida de rentabilidades de la deuda que, aunque aún no tiene efecto en las cuentas de resultados, sí va a servir para elevar las ganancias futuras.

“El mejor contexto económico y de tipos de interés al alza, colocan a la banca española en una buena posición de cara a los próximos años. Por tanto, es previsible que la banca cotizada pueda elevar su capacidad para incrementar sus dividendos en este mejor contexto pues, en los últimos años, ha venido mejorando sus ratios de capital y adecuándolos a la nueva regulación”, explica Patricia García, socia-fundadora de MacroYield.

“La coyuntura de tipos cero parece estar cercana a su finalización y eso sin duda va a suponer un balón de oxígeno para el sector bancario en general y para algunos grandes actores en particular. Por lo tanto, su cuenta de resultados que hasta ahora ha estado muy penalizada por esta situación va a ir permitiendo poco a poco que muchas entidades bancarias puedan volver a tener un guiño con sus accionistas”, explica Eduardo Bolinches, de Activtrade.

Un informe de AlphaValue desvela que los bancos europeos están listos para superar en 2019 el punto más alto en distribución de dividendos desde el máximo que marcaron en 2007. “No es una expectativa demasiado exigente, ya que han duplicado su base de capital a 1,45 billones de euros durante este período”.

Aun así desde MacroYield, Patricia García, matiza que hay algunos retos a los que se enfrenta la banca española y que le impedirán beneficiarse completamente de este mejor contexto. En primer lugar, está el riesgo ante el nuevo entorno regulatorio, “aunque entendemos que este riesgo se ha moderado con la publicación de las nuevas normas de Basilea III”, explica. En segundo lugar, la experta apunta al “proceso de desapalancamiento todavía en marcha y que coloca a la banca tradicional en desventaja frente al nuevo entorno de competencia fintech”. Por último apunta a los nuevos costes que tendrá que asumir para enfrentarse al proceso de digitalización de la banca.

Los bancos europeos están listos para superar en 2019 el punto más alto en distribución de dividendos desde el máximo que marcaron en 2007

Entre los bancos españoles, Eduardo Bolinches, analista de Activtrade, considera que BBVA y Santander son los que se encuentran mejor posicionados para aumentar el dividendo. “De hecho, y después de los descensos de los últimos días presentan ya una rentabilidad por dividendo muy interesante. Más allá del selectivo español, tenemos el caso de Intesa Sanpaolo, un banco que consideramos que también podría revisar al alza su remuneración al accionista” agrega el experto. Intesa tiene una rentabilidad por dividendo estimada para 2019 del 6,77%, una de las más altas del sectorial de bancos del Stoxx 600. según las previsiones de FactSet facilitadas por Link Securities.

Apenas presente en las carteras de los gestores y analistas en 2017, la banca es uno de los sectores más recomendados para este ejercicio aunque hay algunos gestores que aún son prudentes a la hora de recomendar bancos teniendo en cuenta que las subidas de tipos en la zona euro se esperan para finales de 2019 y que, mientras tanto, el euríbor sigue bajo mínimos. Bancos con un perfil más hipotecario como Unicaja y Bankia serían de hecho los más beneficiados una vez que comience la subida de tipos.

La banca cotizada arrancó el año con muy buen pie en Bolsa dejando a estos valores sin potencial en algunos casos. Sin embargo, la corrección de principios de febrero volvió a destapar el recorrido de estos valores. Tras presentar los resultados de 2017, algunas casas de análisis han mejorado su valoración sobre el sector en general y, sobre todo en algún valor en particular. Para Goldman Sachs los valores con más recorrido en Bolsa son Banco Santander, para el que ven un potencial al alza del 17% y Unicaja, que saltó al parqué el pasado año.

Normas