Wall Street también se apunta al rebote y el Dow Jones sube un 1,69%: ¿es el fin de la corrección?

El Ibex sube un 1,36% y se queda al filo de los 9.800

La prima de riesgo baja a 69 puntos básicos

Ibex 35
Operadores de la Bolsa de Nueva York AFP

Borrón y cuenta nueva. Eso es lo que hicieron los inversores. Después de que el viernes las Bolsas firmaran su peor semana desde comienzos de 2016, el lunes las compras se abrieron paso en Asia y Europa al calor de las subidas registradas en la sesión previa por Wall Street. La Bolsa de EE UU, que actúa de faro guía para el resto de índices, ha acentuado su carácter de referencia en las últimas semanas. Como si de un efecto mariposa se tratara cualquier pequeño temblor que se produzca en Wall Street acaba repercutiendo en el resto de índices. El Dow Jones cerró con un alza del 1,7%, el Nasdaq avanzó un 1,5% y el S&P 500, un 1,39%.

Bajo esta premisa, ayer el Ibex 35 se movió al son del mercado estadounidense y concluyó con un alza del 1,36%. En esta subida contribuyeron todos los valores del selectivo, a excepción de Abertis y Cellnex que cedieron un 0,26% y un 0,18%, respectivamente. Aunque los mayores ascensos corrieron a cargo de Mediaset (4,42%), destaca el buen comportamiento registrado por Inditex. El grupo textil, que a lo largo de la jornada llegó a anotarse un 3%, concluyó con una avance del 1,57% gracias al apoyo recibido por Deutsche Bank. El departamento de análisis del banco revisa al alza su recomendación, que pasa de mantener a comprar, y eleva el precio objetivo a los 32,5 euros por acción. Este espaldarazo permite a la cotizada poner freno a la sangría que impera desde el 26 de enero.

IBEX 35 9.507,00 -0,25%

Pero las recomendaciones del día no quedaron ahí. Endesa repuntó un 3,25%, convirtiéndose en el segundo valor que más subió del selectivo, solo superado por Mediaset (4,42%), después de que JP Morgan mejorase su visión sobre el valor y aconseje sobreponderar desde infraponderar. Los ascensos registrados por la empresa que preside Borja Prado sirvieron de motor al resto de las utilities, un sector que en las últimas semanas se había visto lastrado por la reforma que planea el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Al igual que el Ibex 35, el resto de Bolsas europeas siguieron la misma estela alcista, aupadas por Wall Street. El Euro Stoxx lideró los avances con un alza del 1,5%, seguido por el Dax alemán (1,45%), el Cac francés (1,2%), el FTSE británico (1,19%) y el Mib italiano. Dos horas después del cierre de los mercados europeos, el Dow Jones rebota un 2%, el S&P 500, 1,7% y el tecnológico Nasdaq, un 1,66% con la vista puesta en el plan de infraestructuras que presentará el viernes la Administración Trump y que está valorado en 1,5 billones de dólares. Y todo ello sin dejar de lado la volatilidad.

Las firmas de análisis ya lo apuntaban en sus estrategias para 2018 que los inversores tendrían que decir adiós a la baja volatilidad de los últimos tiempos y empezar a acostumbrarse a un entorno de mercado menos complaciente. De momento, el incremento de la volatilidad —el índice VIX se sitúa en el entorno de los 30 puntos— ha trastocado el buen desempeño que venía registrando la renta variable. Pero los descensos registrados la última semana son vistos por los analistas como una corrección lógica después de la sobrecompra a la que estaban sometidas las Bolsas. Cualquier excusa era buena para acelerar el proceso y las expectativas de una retirada de los estímulos más rápida de lo previsto ante el repunte de la inflación en EE UU ha servido de acicate. El miércoles se conocerá la tasa de precios en la primera economía del mundo y servirá para corroborar si la inflación salarial es un hecho aislado o si por el contrario el mercado debe empezar a convivir con unos precios más elevados. En Link Securities señalan que los descensos de la renta variable ha provocado un caída en las probabilidades que los inversores están otorgando a próximas subidas de interés en EE UU, desde un 79% hasta un 72% para marzo.

Estabilidad en el mercado de deuda

Renta fija. La estabilidad regresa al mercado de deuda. La rentabilidad de la deuda de EE UU a 10 años permanece estable en el 2,86% mientras la alemana se sitúa en el 0,75% y la española, en el 1,48%. Por su parte, la prima de riesgo cierra al filo de los 70 puntos básicos.

Mercado de divisas. Después de un inicio de año marcado por los máximos del euro, los inversores pliegan velas. La divisa europea, que ayer registraba ascensos cercanos al 0,2%, ha pasado en las últimas semanas de los 1,25 dólares a los 1,22. La fortaleza de la divisa estadounidense juega en contra de las materias primas. El Brent es un ejemplo y cae de los 70 dólares a los 63 actuales.

Normas