Banca

El Frob dice que es una “buena posibilidad tener la baza de retrasar” el plazo de venta de Bankia

Buscaría ampliar la privatización más allá de 2019 para maximizar el precio

Asegura que es posible vender la entidad a otro banco, pero mantiene que no hay nada sobre esta posibilidad

El Frob dice que es una “buena posibilidad tener la baza de retrasar” el plazo de venta de Bankia

El FROB no quiere malvender Bankia. Es por ello, por lo que el presidente del FROB, Jaime Ponce, considera una “buena posibilidad” ampliar el plazo de privatización de Bankia más allá de finales de 2019 con el objetivo de maximizar la recuperación de las ayudas concedidas a la entidad, que ascendieron a 22.424 millones de euros. El FROB controla casi el 61% del capital de la entidad bancaria que acaba de absorber a BMN.

Su posición, que es la del Gobierno ya que el FROB depende de Economía, contrasta con la del presidente de BBVA, Francisco González, quien considera que no se recuperarán las ayudas concedidas a las cajas de ahorros en general (en total se inyectó de forma directa 41.000 millones de dinero público), y a Bankia en particular, que recibió 22.424 millones de euros. Por lo tanto, reclama su privatización sin tener como condicionante que suba la acción.

También contrasta con la de los gestores de Bankia. Su consejero delegado, José Sevilla, explicó en la presentación de resultados del banco hace una semana y media, que había suficiente tiempo para privatizar la entidad antes de finales de 2019, y reiteró que “hay apetito” de los fondos por comprar títulos de la firma financiera.

Ponce explicó que “es una buena posibilidad tener esa baza de que el Gobierno amplíe el plazo, ya lo ha hecho una vez, aunque nuestro trabajo es cumplir el mandato legal, que es de dos años”.
Bankia cotiza en la actualidad por debajo de los 4 euros, por lo que su capitalización suma en estos momentos 11.860 millones de euros. El día 12 se cumplen dos meses de la venta de un paquete del 7% de la entidad, y la idea era colocar otro paquete superior en las próximas semanas, coincidiendo más o menos con la presentación del plan estratégico del banco el 27 de febrero, pero parece que esta posiblidad se va esfumando.

El presidente del organismo nacional de resolución, que lamenta que la valoración de mercado actual de Bankia es muy inferior al de hace unas semanas, defendió que la estrategia de privatización de la entidad es “similar” a la que han seguido otros Gobiernos europeos. A través de ventas aceleradas de paquetes accionariales, el FROB ingresó en 2014 un total de 1.304 millones de euros por el 7,5% y 818 millones de euros por otro 7% a finales de 2017.

En cualquier caso, Ponce no descarta otras estrategias de desinversión, como la venta “por goteo” de las acciones de la entidad en el mercado, posibilidad condicionada por la liquidez y que recordó que ha sido empleada por Reino Unido en algunas ocasiones, o la colocación de grandes paquetes accionariales, mecanismo que implicaría un mayor descuento. “Estudiamos todas las opciones, es nuestro trabajo”, ha asegurado Ponce. Pero parece que la opción que más le gusta es la llevada a cabo hasta ahora, colocaciones aceleradas de paquetes entre varios inversores institucionales.

El presidente del FROB incluso consideró “factible” vender Bankia a otra entidad, si bien aseguró que esta posibilidad no está ahora mismo encima de la mesa. “No hay nada absolutamente de esto actualmente”, señaló. Pone así fin a los rumores que apuntan desde hace tiempo al interés de algún gran banco por Bankia. “Cuando vamos al mercado lo que esperamos es el menor descuento posible, un buen momento de mercado y maximizar el volumen, pero sin perder precio, que es nuestro objetivo fundamental”, concluyó.

Descartó que la publicación del escenario positivo de 1.300 millones de euros en el informe de valoración elaborado por Deloitte en el marco de la resolución de Banco Popular vaya a incrementar la litigiosidad del proceso y cree que el dato “no altera nada”. “Creo que no aumenta sustancialmente la litigiosidad o el apetito por litigar”, señaló, y considera “razonable” que las medidas adoptadas por el FROB generen litigiosidad, dada su “gravedad”. “La presentación de ese escenario positivo, que no hicimos publico porque nos tenemos que atener a escenarios prudentes, creo que no altera nada”, agregó en declaraciones a los medios tras la clausura de un evento celebrado en Madrid.

Este informe ofrecía una valoración de Popular que oscilaba entre 1.300 millones de euros y 8.000 millones de euros con un escenario central de 2.000 millones, si bien la cifra positiva no fue facilitada por las autoridades en el momento de la resolución. Ponce, además, aseguró ser “consciente” de la severidad de las medidas aplicadas en la resolución de Popular, si bien ha defendido que el mandato del FROB, que era defender el interés público, autoriza a la institución a “hacer lo que hizo”.

“Reconozco que amortizar capital, amortizar deuda y resolver un banco en una noche puede estar sometido a una alta litigiosidad y lo asumo con absoluta normalidad y con la mejor disposición a colaborar con la Justicia”, señaló. Ponce, además, reiteró que está convencido de que la defensa del interés público, autorizó la intervención y posterior venta de Popular. “Reconocemos que las medidas adoptadas son severas”, pero “defendemos un interés público del que estamos convencidos que nos autoriza a hacer lo que hicimos”.

Críticas de accionistas mexicanos al informe de Deloitte

Jaime Ponce afirmó que el FROB reconoce que las medidas adoptadas en Popular “son severas ”, pero “defendemos un interés público del que estamos convencidos que nos autoriza a hacer lo que hicimos”. Ponce se expresó así en declaraciones a los medios de comunicación después de clausurar una jornada sobre resolución bancaria organizada por el FROB.
Sobre las quejas que han presentado algunos fondos de inversión a la Junta Unica de esolución (JUR), por invitar a los potenciales compradores de Banco Popular a ofrecer prácticamente “nada” por la entidad.

Los fondos calculan queperdieron en total 850 millones de euros con la resolución de Popular –que fue vendido a Santander por un euro– después de que la JUR publicara un informe de la consultora Deloitte, que valoró la entidad de cara a su venta, y que estimó que en el mejor escenario el valor era de 1.300 millones de euros.

En este sentido, Ponce ha asegurado ese escenario positivo “no cambia nada”, y que “vender un banco en una noche puede estar sometido a una enorme legitiosidad” que asume “con normalidad y disposición de colaborar con la justicia”.

Además de los grandes fondos, según un representante del Mexican Investor Group mantiene que “los documentos recientemente publicados por la JUR confirman que la resolución de Banco Popular no cumplía con los requisitos del reglamento JUR y la legislación de la UE”.

Normas