Rose Ouahba (Carmignac): “La prima de riesgo ha caído mucho y muy rápido. Podemos estar ante una toma de beneficios”

Abre la puerta a que el menor riesgo político suponga más mejoras de notas a España

En el sector financiero, opta por los cocos y no la deuda sénior ‘non preferred’

Rose Ouahba, responsable de renta fija de Carmignac.
Rose Ouahba, responsable de renta fija de Carmignac.

En las imponentes oficinas de Carmignac en la Plaza Vendôme de París –uno de los enclaves con más sedes de bancos, gestoras de fondos y tiendas de lujo del planeta– Rose Ouahba atiende a CincoDías , coincidiendo con la presentación anual de las perspectivas de la gestora a sus clientes. Y, como responsable del área de renta fija, desgrana las claves para salvar el reto de ofrecer rentabilidad en un contexto de tipos cero y sin asumir grandes riesgos.

En su presentación de perspectivas para 2018 apostaron claramente por la deuda española junto a la italiana, ¿significa esto que ven desvanecerse el riesgo político por la crisis en Cataluña?

En España vimos la oportunidad para tomar posiciones en las elecciones catalanas. Es cierto que los independentistas tienen la mayoría de los parlamentarios, pero no de votos y tampoco tienen un candidato. Les va a ser difícil retomar el camino independentista. Nuestra apuesta es que tratarán de abrir negociaciones para conseguir más autonomía en lugar de intentar conseguir la independencia total. Esto provoca que no preveamos un gran impacto a nivel económico, aunque dependerá de los escenarios.

Y en el caso de que vuelva la tensión del mes de octubre, ¿esto puede modificar su opinión sobre la deuda española?

Quizás. Entramos en la deuda española con la prima de riesgo en los 140 puntos y ahora está en torno a los 70. Ha caído mucho de forma muy rápida y sugiere que podemos estar cerca de una toma de beneficios. Si vemos un rebrote de las tensiones independentistas, esto sí podría cambiar porque, por ejemplo, reactivaría el traslado de sedes de las empresas catalanas. El impacto en el futuro dependerá de los diferentes escenarios en los que se juegue.

¿Esperan que más agencias de rating sigan a Fitch y suban la nota a España en 2018?

Es posible. La decisión de Fitch de subir la nota fue muy positiva. En marzo será el turno de S&P y si también mejora el rating, abrirá el camino a que otros inversores extranjeros, como los japoneses, entren en los bonos españoles. El entorno macro es muy positivo para ello, junto a la disminución del riesgo político.

¿Qué opina del resto de países periféricos?

Las mayores posiciones de nuestro fondo están primero en Italia, segundo en España y después Portugal y Grecia. En Italia, pese a la celebración de elecciones, creemos que hay una buena oportunidad para los próximos de tres a seis meses una vez que el Movimiento Cinco Estrellas ha dejado de abogar por la salida del euro. Grecia también es interesante porque en agosto de este año terminará el programa de ayudas sin haber dispuesto de todo el dinero y sin grandes vencimientos de deuda hasta el año 2020. Portugal ha sido una de nuestras apuestas del año pasado, pero ahora hemos reducido nuestra exposición y tomado beneficios.

¿Qué movimientos esperan del Banco Central Europeo en los próximos meses?

Creemos que por el momento seguirá tratando de calmar al mercado. No esperamos grandes cambios en su discurso al menos hasta marzo. Entonces revisará sus previsiones y preveemos que Mario Draghi aprovechará este momento para variar el discurso. Pensamos que puede eliminar la puerta abierta a incrementar las compras de deuda si es necesario. Por otro lado, la frase de que “mantendrá el QE durante el tiempo necesario hasta que la inflación llegue al 2%” la deberá modificar. Vinculará ahora el alza en los precios a las subidas de tipos y no al programa de compras de deuda.

Entonces, ¿llegará la primera subida de tipos en 2019?

Sí. Pensamos que probablemente lo anuncie en el primer trimestre de 2019, aunque el mercado descuenta que los tipos sigan a cero hasta finales de ese año. No estamos muy seguros de en cuánto. La cuestión es si subirá los tipos hasta el 0,25% o hasta el 0,1%. Este asunto marcará la discusión en política monetaria a partir de la seguna mitad del año. No creemos que antes de subir el precio del dinero lo haga con la tasa de depósitos. Pensamos que lo hará a la par.

¿Les resulta interesante la nueva deuda emitida por la banca como colchón anticrisis?

Nos inclinamos por los cocos, que se encuentran fuera de la compras del Banco Central Europeo. En 2012 decidimos adquirir este tipo de bonos en bancos con un nivel de riesgo aceptable y buena rentabilidad como BBVA, Santander, Unicredit o Intesa San Paolo. No nos parecen tan interesantes los nuevos bonos sénior non preferred. Pensamos que la exposición al riesgo no es tan buena y no ofrecen tanto atractivo.

Normas