Bruselas multa con 997 millones a Qualcomm por comprar el uso exclusivo de sus chips en Apple

Argumenta que ha llevado a cabo prácticas anticompetitivas contra sus rivales

Es la tercera multa más alta que impone la Comisión Europea a una empresa individual por esta razón

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, cuenta las razones de la multa a Qualcomm en una rueda de prensa.
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, cuenta las razones de la multa a Qualcomm en una rueda de prensa.
Madrid / Bruselas

La Comisión Europea ha impuesto una multa de 997 millones de euros a Qualcomm por abuso de posición dominante en el mercado de los chips de módem al exigir exclusividad a su cliente Apple a cambio del pago de cantidades “significativas” de dinero”, algo ilegal bajo las normas de la Unión Europea.

La comisaria europea de Competencia Margrethe Vestager detalló este miércoles en rueda de prensa que ambas compañías sellaron un acuerdo en 2011 en virtud del cual Qualcomm se comprometió a hacer “pagos significativos” a Apple para que esta empresa usara exclusivamente sus chips para dispositivos móviles 4G (LTE) en los iPhones y iPads. El contrato estuvo en vigor hasta 2016. Según Vestager, Qualcomm transfirió durante esos años miles de millones de dólares a la compañía de la manzana “para que esta no se aprovisionara de sus competidores”. “Estos pagos no eran simple reducción de precio, se hacían a condición de que Apple utilizara solo los chipset de Qualcomm”, insistió la comisaria.

Además, el acuerdo obligaba a la empresa de Tim Cook a devolver una “gran parte” de esas trasferencias si tomaba la decisión de cambiar de proveedor de chips. La comisaria europea detalló que documentos internos de Apple demuestran que la compañía consideró cambiar su proveedor de chips y cerrar un nuevo acuerdo con Intel, algo que finalmente no hizo por los términos de su contrato con Qualcomm. Apple empezó a comprar chips a Intel en septiembre de 2016, cuando el contrato estaba cerca de expirar.

“El comportamiento de Qualcomm ha privado a los consumidores y a otras empresas de los beneficios de una competencia efectiva, principalmente más posibilidades de elección e innovación (...). Qualcomm ha excluido a su competencia del mercado durante más de cinco años”, insistió Vestager, que destacó que esta compañía es el primer fabricante del mundo de chips para dispositivos móviles 4G (LTE) y Apple representa un tercio de la demanda de este tipo de componente.

La tercera mayor multa de Bruselas

La multa impuesta a Qualcomm –cuya cuota de mercado en los chips para dispositivos móviles 4G (LTE) ascendió a más del 90% durante la mayor parte del periodo investigado, según Bruselas– representa el 4,9% de su facturación de 2017. Se trata de la tercera mayor multa impuesta por Bruselas a una compañía individual por abusos monopolísticos. Solo es superada por las que impusieron a Google, que ascendió a 2.420 millones, y la que recibió Intel, que fue de 1.060 millones. El buscador fue multado por abusar de su dominio en el mercado europeo de las búsquedas en internet para apoderarse también del mercado de comparación de precios online (un servicio llamado Google Shopping). En el caso de Intel, la sanción fue por abusar de su posición dominante para expulsar a su principal rival, AMD, del mercado de microprocesadores.

El vicepresidente ejecutivo de Qualcomm, Don Rosenberg, ha asegurado hoy que están seguros de que el acuerdo “no ha violado las normas de competencia de la UE o afectado negativamente a la competencia o consumidores europeos”. “Apelaremos inmediatamente al Tribunal General de la UE”. Qualcomm añadió que “la decisión de Bruselas no está relacionada con su negocio de licencias y no supone un impacto en las operaciones en curso”.

Bruselas abrió la investigación a Qualcomm en julio de 2015 y en septiembre de ese mismo año envió un pliego de cargos a la compañía informando de sus sospechas preliminares. En un segundo pliego de cargos, el Ejecutivo comunitario también acusó a la compañía de implicarse en una práctica de precios predatoria, pero esta investigación está todavía en curso. Según este segundo pliego, Qualcomm vendió entre 2009 y 2011 una cantidad de chips UMTS por debajo del conste de producción a dos de sus clientes con la intención de forzar la salida de Icera del mercado, en un momento en el que su competidora representaba una amenaza creciente.

Apple también tiene varias demandas interpuestas contra Qualcomm por el pago de royalties. La compañía de la manzana ha acusado a su proveedor tecnológico de cobrar de más por los chips que utiliza en el iPhone.

La multa apenas se ha dejado notar este miércoles en bolsa. Las acciones de Qualcomm caen a media sesión un 1,2%. El gigante de los chips móviles, que tiene actualmente una cuota del 42% del mercado de procesadores para smartphones gracias a sus chips Snapdragon, según Strategy Analytics, está en mitad de una opa lanzada sobre la compañía por Broadcom. Este fabricante estadounidense ofreció el pasado noviembre 130.000 millones de dólares por Qualcomm, la mayor opa del sector tecnológico.

Normas