Los universitarios quieren un salario fijo y vivir en España

Los estudiantes aspiran a un sueldo de 1.254 euros mensuales

El monitor Merco Talento Universitario establece cuáles son las empresas favoritas

Varios estudiantes, en la biblioteca María Zambrano de la Universidad Complutense de Madrid.
Varios estudiantes, en la biblioteca María Zambrano de la Universidad Complutense de Madrid. Getty Images

Las nuevas generaciones de empleados no quieren un salario fijo. Valoran más el desarrollo profesional que la estabilidad laboral. No tienen inconveniente en vivir fuera de su país para tener un empleo. Estos aspectos, y muchos más, suenan con fuerza desde hace unos años en los debates, foros y conferencias relacionados con el reclutamiento de profesionales y con la retención del talento. Sin embargo, no parece que este cambio de tendencia sea tan categórico como muchos afirman. Al menos, tal y como se desprende de la primera edición del Monitor Merco Talento Universitario en España, elaborado por Merco y PeopleMatters y presentado hoy en Madrid.

La herramienta recoge, por un lado, cuáles son las 100 empresas más atractivas para los universitarios, y por otro, cuáles son las compañías en las que todos los jóvenes, sean estudiantes o no, querrían trabajar. Además, pretende aportar información sobre las prioridades de los universitarios con respecto al trabajo de sus sueños, así como otros detalles relacionados con los métodos de búsqueda de empleo y con las opiniones que los estudiantes tienen de sus respectivas universidades. Así, según el estudio, que ha recopilado el sentir de cerca de 9.000 personas, los universitarios españoles tienen claro que prefieren contar con un sueldo fijo en su primer empleo, y en su mayoría dan la espalda a cualquier tipo de retribución variable. “Aspiran a percibir un salario de 1.254 euros mensuales netos al incorporarse al mercado laboral”, ha explicado Manuel Sevillano, director general de Merco.

Además, lejos de lo que suele asegurarse, la mayoría de universitarios, en un 60%, “valoran como factores de elección de empresas en las que trabajar una buena retribución y beneficios”. Otras preferencias, relacionadas con la calidad de vida, la flexibilidad y el teletrabajo, también son demandadas por el 60% de la muestra. Con esto, el 39% valora también positivamente aquellos grupos que ofrecen a sus empleados formación, desarrollo profesional, reconocimiento y retos laborales y profesionales. Todos estos detalles, por lo tanto, son los que en muchas ocasiones determinan la elección de una u otra empresa.

“Las empresas tenemos que tener claro que, al igual que elegimos a nuestros candidatos, estos también nos seleccionan a nosotros”, recuerda la directora de recursos humanos de Microsoft, Luisa Izquierdo. “Y además juegan con ventaja, porque de ellos depende que les podamos conocer, ellos mueven primero”, apunta el director de selección de Santander, Manuel Jiménez. No queda otra, hay que tener en cuenta las necesidades y las exigencias de los nuevos profesionales, para amoldar las compañías a lo que reclaman y desean.

Por eso, en relación con el salario que solicitan estos trabajadores, “tenemos que entender que no quieren cobrar mucho para trabajar poco, porque la mayoría de los jóvenes son serios y se esfuerzan en sus puestos por aprender y hacerlo bien. En cuanto a la flexibilidad, tampoco quieren escatimar esfuerzos y trabajar lo menos posible. Simplemente quieren tener el poder de controlar su vida y elegir los horarios que mejor les viene”, continuó Izquierdo. También prefieren, según se extrae del citado estudio, trabajar en equipo y en un entorno de estabilidad. Eligen las compañías grandes frente a las pymes, preferiblemente multinacionales extranjeras con presencia en España, y no les importa viajar por trabajo, siempre y cuando puedan residir en su país de origen.

No son las únicas exigencias de este colectivo. De hecho, muchos de estos puntos, a día de hoy, siguen entendiéndose como debilidades de los empleadores, ya que siguen estando lejos de cumplirse. Los universitarios consideran una debilidad la calidad de vida que ofrecen a sus profesionales, el comportamiento ético y responsable que tienen y los retos laborales y profesionales. Por eso, tal y como ilustra Manuel Jiménez, una de las tácticas que pueden explotar las empresas es poner en valor, precisamente, su contribución a la sociedad. “En nuestro caso, como entidad financiera, hacemos más fácil y cómoda la vida de los clientes. Y eso tenemos que aprovecharlo. Los jóvenes quieren saber que lo que hacen en su trabajo sirve para algo más que el desarrollo de su propia carrera profesional”.

Las empresas favoritas

El estudio muestra cuáles son las 100 empresas favoritas entre los jóvenes, independientemente de los estudios que cursen.

Universitarios. Las preferidas son Google, Inditex, Amazon, Apple, Mercedes Benz, Santander, Microsoft, Mercadona, CocaCola y BBVA.

Total de jóvenes. Las elegidas son Inditex, BBVA, Repsol, Google, Santander, Telefónica, Mercadona, Gas Natural Fenosa, Nestlé y Amazon.

Normas